Por qué cambiar de CAD a BIM
23/07/2018

Por qué cambiar de CAD a BIM

Bim, Autocad y Revit

En un  post anterior escribimos sobre si era el momento de hacer el cambio, en ésta ocasión insistiremos en las ventajas de hacerlo y su justificación.

Cambio de mentalidad

Cuando hago la introducción de un curso normalmente intento explicar que no solo se trata de aprender una herramienta sino que es un cambio profundo en la forma de trabajar, es precisamente por esto por lo que cuesta tanto dar el paso.  

Me gusta comparar el cambio como el que fue pasar de dibujar a mano para hacerlo con ordenador.

BIM incorpora dentro de su proceso muchos elementos CAD y son bastante compatibles y perfectamente sincronizables, por lo que si una parte del equipo prefiere no dar el paso podemos adaptar la forma de trabajar al método que mejor nos venga.  He conocido despachos que, manejando perfectamente herramientas BIM como Revit, no modelan en él hasta que no tienen definido en detalle el proyecto en CAD.

Para muchos, incluyéndome, esto podría significar repetir el trabajo,  pero para otros es la manera en la que hallan mayor eficiencia y si han establecido una metodología que funciona y es adecuada a sus necesidades y recursos pues no hay nada que reprochar. No existe una única manera de hacer un trabajo.

¿Qué es BIM?

A riesgo de sonar redundante, pero para la mayor comprensión de aquellos que nos leen por primera vez, tenemos que empezar por aquí.

BIM es la abreviación de los términos en inglés Building Information Modeling.   No existe una traducción oficial puesto que se utilizan sus siglas en inglés como término convencional,  pero se puede resumir en que es un Modelo Constructivo Informatizado, acotando que no sólo es informatizado porque está creado mediante un ordenador sino que, además del modelo geométrico, incorpora una cantidad de información que es lo que enriquece y potencia su utilidad.

Ventajas del uso de BIM.

Como ya comentamos en el post anterior, el cambio y la potencialidad no solo se dan en torno a la geometría y la representación sino que se centran en gran medida en la información que es capaz de contener y procesar un archivo BIM. Información que hará posible el uso del modelo no solo en el proceso de conceptualización y primeros diseños sino que puede ser de gran utilidad a la hora de controlar el mantenimiento de una infraestructura y de tener información real del estado de un inmueble.  Sincronizando la información espacial con la constructiva, económica, cronológica y todo lo que se pueda ingresar como dato a un modelo.

Si bien es cierto que Autocad puede ser utilizado como herramienta BIM en la medida en la que al modelo geométrico le incorporamos información constructiva.  La herramienta por excelencia para ello en la línea de Autodesk es Revit. Aparte también existen muchos otros programas como Allplan, Archicad, Rhino y otros incluso de código abierto y de divulgación gratuita.

En España, al menos, cuando se habla de BIM casi siempre es sinónimo de Revit.

¿Por qué hacer el cambio?

Hay muchas razones, pero para encarar de forma directa la cuestión, me atrevería a decir que no hay opción.  

La complejidad creciente de un proyecto no solo en la transversalidad disciplinaria sino en los reglamentos en cuanto a formato y documentación a presentar, demandan herramientas capaces de operar y sobretodo coordinar una gran cantidad de información proveniente de muchas fuentes.

Eso y el hecho de que ya hay normativas que exigen la presentación de proyectos en BIM, por lo que si bien es una elección personal, el no dar el paso significará tener siempre una limitación y una desventaja competitiva importante.

Es cierto que no seremos mejores profesionales por utilizar o no esta herramienta, pero es una realidad contundente la demanda que existe de ofertar nuestros servicios en este formato por lo que mientras antes lo hagamos mejor.  

Dicho esto, las demás ventajas pierden protagonismo, pero como he comenzado diciendo, de ello ya hemos hablado y continuaremos haciéndolo puesto que son muchas, destacaremos sí la eficiencia  en los ajustes sobre todo en etapas avanzadas del proyecto, la capacidad de trabajo cooperativo y la posibilidad analítica que puede tener el modelo que es inmensa por no decir infinita.

Como todo lo que nos viene impuesto, esta situación suele causar molestias y es muy comprensible. Hoy por un mismo proyecto tenemos más trabajo, más responsabilidad y los honorarios, si cambian es a la baja.  

Precisamente por esto, encontrar herramientas que nos permitan resolver y desarrollar nuestro trabajo de forma más coordinada y eficiente serán una ventaja.  Hay que decir que lograr los niveles de eficiencia deseados tomarán su tiempo y hay que considerar el cambio como una inversión, en la que en los primeros trabajos tardaremos incluso un poco más que lo que tardábamos habitualmente, pero es porque al principio, además de ir cogiendo pericia, debemos ir desarrollando elementos que nos servirán en el futuro y será allí cuando ahorremos mucho tiempo y energía.  Tal como nos pasó con nuestros primeros proyectos en CAD o como en todas nuestras primeras experiencias.

Curso relacionado: Curso Superior de Diseño Arquitectónico con Revit

Comparte en:

salidas laborales BIM
31/07/2020
Caterina Cuadros

Salidas profesionales de un experto en metodología Bim

La implantación de la metodología BIM, Building Information Modeling, en arquitectura es total a día de hoy. Por ello es una herramienta imprescindible para entrar ...

autocad
17/07/2020
Caterina Cuadros

Primeros pasos para empezar con AutoCAD

En el artículo de hoy vamos a aprender a dar los primeros pasos en AutoCAD, desde familiarizarnos con su interfaz a dominar todas sus herramientas.

autodesk inventor
08/07/2020
Susana Perdomo

Qué es y para qué sirve Autodesk Inventor en diseño de producto

Si tu pasión es el diseño de producto y mecánico no puedes dejar de utilizar el software de Autodesk Inventor, con sus opciones específicas preparadas para crear d...