Mostrar más resultados
41996

Ataques de denegación de servicio: qué debes saber

Ataques de denegación de servicio: qué debes saber

Escrito por Andrea Pérez Mosquera

Según recientes estudios, los ciberataques se redujeron levemente en 2022. Sin embargo, las cifras todavía superan los 16 millones de ciberataques registrados en todo el mundo. La seguridad en la red sigue siendo un campo de batalla en constante evolución, y uno de los elementos más temidos son los conocidos como “ataque de denegación de servicio”. En el artículo de hoy vamos a profundizar en sus características, tipos y métodos de prevención.

Aprende las mejores técnicas para hacer frente a todo tipo de ataques digitales con el Curso de Ciberseguridad, una formación de Deusto Formación de metodología flexible y adaptada 100% a ti. ¡Conoce todos los detalles sobre el curso y conviértete en experto en ciberseguridad!

¿Qué son los ataques de denegación de servicio? Características

Si alguna vez te ha pasado que has tenido problemas para cargar un sitio web concreto, has perdido la conexión de repente en la misma o has detectado un rendimiento inusual en el tiempo de carga, es posible que hayas estado frente a un caso de ataque de denegación de servicio. Estos son, por norma general, sus síntomas indicativos más habituales.

Pero, ¿en qué consiste realmente este tipo de ataque? El ataque de denegación de servicio es un tipo de amenaza que busca colapsar o agotar los recursos de un sistema, servicio o red para impedir su normal funcionamiento. El resultado suele ser que, ante la inundación de solicitudes maliciosas, el sistema empiece a denegar también los servicios de los usuarios legítimos, impidiéndoles el acceso de manera temporal o incluso permanente.

Los ataques de denegación de servicio suelen diferenciarse por algunas características tan distintivitas y peligrosas, como son:

  • En estos ataques, los recursos del sistema objetivo se ven abrumados por un volumen masivo de solicitudes o tráfico falso. Se produce, por tanto, una sobrecarga de recursos.
  • Los atacantes inundan la red objetivo con una cantidad abrumadora de datos, consumiendo todo el ancho de banda disponible.
  • Para realizar este tipo de ataques se emplean diversos métodos, desde inundaciones de paquetes (denominados flooding) hasta la explotación de vulnerabilidades específicas, suplantaciones de identidad, SMURF o SACKPanic, entre otros.

El mayor ataque de denegación de servicio registrado en la historia se produjo en 2018, en el seno de GitHub, una plataforma de desarrollo colaborativo. Esta fue el blanco de un ataque que llegó a un pico de hasta 1.35 terabits por segundo.

Tipos de ataques de denegación de servicios: DoS y DDoS

Existen dos variedades principales de ataques de denegación de servicio, cuya principal diferencia radica en el número de conexiones que intervienen en el ataque. Estos son: DoS (Denegación de Servicio) y DDoS (Ataque Distribuido de Denegación de Servicio).

Veamos, a continuación, sus características específicas. ¡Toma nota!

Ataque de denegación de servicio DoS

En un ataque DoS, un único origen lanza una avalancha de solicitudes maliciosas con el objetivo de sobrecargar los recursos del objetivo. Esto puede llevar a la inaccesibilidad temporal, o incluso permanente, del servicio.

Por ejemplo, un atacante podría enviar una gran cantidad de solicitudes de conexión a un servidor web hasta que este se sature y no pueda atender a las solicitudes legítimas.

Ataque distribuido de denegación de servicio DDoS

En el caso de un DDoS, la amenaza proviene de múltiples fuentes, que trabajan de manera coordinada. Esta técnica hace que la defensa sea todavía más desafiante, porque la diversidad de orígenes dificulta la identificación y mitigación eficaz de los ataques.

Por ejemplo, imaginemos que un grupo de hackers utiliza una red de ordenadores comprometidos para enviar simultáneamente solicitudes masivas a un servicio online, como una plataforma de juegos. Esta acción abrumaría los servidores y afectaría la accesibilidad para los usuarios legítimos.

Medidas de prevención para evitar ataques de denegación de servicio

Los ataques DoS o DDoS tienden a ocurrir de forma inesperada y pueden darse en cualquier momento. No obstante, aplicando ciertas medidas y siguiendo una serie de prácticas de ciberseguridad, es posible garantizar que tanto usuarios individuales como empresas puedan defenderse con solidez de estos ataques.

Para ello, es preciso utilizar herramientas y protocolos innovadores, como son los siguientes:

  • Filtrado de tráfico. Al identificar y bloquear patrones de tráfico malicioso, el filtrado de tráfico reduce la carga sobre los recursos del sistema, permitiendo que el tráfico legítimo fluya sin obstáculos.
  • Configuración de firewalls. La configuración adecuada de firewalls puede ser un escudo eficiente contra estos ataques, al establecer reglas que limitan y monitorean el tráfico entrante. Esto ayuda a prevenir la inundación de la red con solicitudes maliciosas, protegiendo así la disponibilidad de los servicios.
  • Detección de anomalías. Implementar sistemas de detección de anomalías permite identificar patrones inusuales de tráfico, señalando posibles ataques en tiempo real. Empleando algoritmos avanzados, estos sistemas pueden adaptarse a cambios en el comportamiento del tráfico y activar respuestas automáticas.
  • Redes de entrega de contenido. Las redes de entrega de contenido o CDN distribuyen el contenido mediante una red de servidores geográficamente dispersos. Esto ayuda a mitigar la carga de tráfico en un servidor central.
  • Sistemas de respuesta automatizada. Automatizar la respuesta ante un ataque de denegación de servicio puede ser clave para minimizar el tiempo de inactividad. Configurar sistemas que activan contramedidas de forma automática frente a patrones maliciosos ayuda a ofrecer una respuesta rápida y eficaz sin intervención manual.

La prevención de ataques de denegación de servicios es esencial para garantizar la continuidad operativa de empresas cuya actividad depende sobre todo de su plataforma online para proporcionar servicios efectivos.

¡Especialízate en Ciberseguridad!

Según el Balance de Ciberseguridad 2022 elaborado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), en el año 2022 se registraron 118.820 incidentes de ciberseguridad. Datos como este evidencian la necesidad de continuar implementando medidas de seguridad digital accesibles para los ciudadanos y de contar con profesionales especializados en el ámbito de la ciberseguridad.

En Deusto Formación, puedes convertirte en uno de estos expertos tan demandados en el mercado de empleo a través del Curso Superior de Ciberseguridad. En sus 200 horas lectivas te formarás junto a docentes expertos y en activo, tendrás la oportunidad de mejorar tus competencias combinando teoría y práctica y podrás obtener certificados que avalen estas nuevas habilidades.

Al superar con éxito todos los módulos del curso, avalado por PUE Academy, recibirás dos títulos: un diploma de Deusto Formación y un título acreditativo de la Fundación General de la Universidad de Salamanca.

Videoclases semanales, un escape room educativo, videotutoriales, prácticas en empresas, módulo de formación en inglés… Conoce todos los recursos que tenemos a tu disposición solicitando más detalles en el formulario de contacto. ¡Especialízate en una de las áreas profesionales con más futuro!