Claves para desarollar apps para niños
26/09/2016

Claves para desarollar apps para niños

Desarrollo de apps

Hoy vengo con un tema que rara vez he tratado, ya que normalmente siempre atendemos a necesidades de profesional a profesional, quedándonos en un ámbito más laboral y con intención de mejorar como empresario independiente, autónomo o como queramos nombrarlo. Y tiene sentido, en realidad, debido a que siempre estamos mirando temario relacionado con marketing u otras ramas parecidas, pese a estar en el entorno TIC. Pero hoy es diferente, ya que hoy vamos a pensar qué deberíamos tener en cuenta a la hora de hacer una app para los más pequeños. Así que vamos allá.

Apps para niños, un desafío no tan pequeño

Lo primero que debemos plantearnos es la edad del target. ¿Obvio? Espero que si porqué es lo que va a determinar todo el proyecto; pero vamos a suponer que nos dedicaremos a atender a niños propiamente dicho, personas pequeñas de temprana edad, nada de adolescentes. Hagamos un ejercicio de reflexión: ¿qué suele ser lo que capta la atención de estas criaturas? Colores llamativos que despierten su curiosidad es lo que me viene a la mente, y aunque no sea un experto en niños, podemos coincidir que a nivel de usabilidad sería una facilidad para ellos indicarles lo que les pueda interesar aprovechando esto. Pues bien, aparte de esto, también necesitaremos simplicidad y animaciones. Si os fijáis, normalmente las apps dedicadas a niños suelen estar relacionadas con personajes de dibujos animados y suelen ser muy simples (las apps) en el sentido de que no debemos tener ningún problema en mostrar a un personaje de caricatura al lado de un botón claro. Os animo a buscar “childs apps” en Google y comprobaréis a qué me refiero.

Pero claro, no todo es muñecos en movimiento y botones para miopes, ¿verdad? Aparte de tener clara la diferencia a nivel usable entre un adulto y un niño, debemos tratar de crear algo que a ellos les pueda interesar, como un “juego” simplista o aplicaciones educacionales. Vamos a centrarnos en las educacionales, que parecen ser las que tienen más tirada, y para ello debemos comprender el cambio en la tecnología y como ha afectado en nuestro día a día. Hace más de veinte años, cuando yo era pequeño, existían unos ordenadores que vendían como juguetes, ya que al fin y al cabo eran programas muy simples para despertar la mente a los niños. Estos programas incluían operaciones matemáticas muy sencillas, como sumas y restas, búsqueda de palabras en una sopa de letras o tareas de relación de objetos. Todo esto ensamblado en una estructura de plástico similar a un ordenador portátil debido a que era el auge de estas máquinas, después de los años 80, y los hijos querían asemejarse a los padres, etc. Pese a que se siguen fabricando, estos aparatos están claramente desfasados y carece de sentido seguir comercializandolos. Y aquí entra el papel de las aplicaciones móviles.

Las aplicaciones han sido una respuesta barata a problemas que han surgido con la evolución de la tecnología y, si lo pensamos bien, este era uno: qué es más fácil, ¿comprar un aparato más a tu hijo que lo usará durante...meses, o descargarte una aplicación en tu tableta y dársela para que se entretenga? Si nos fijamos aquí estamos cubriendo dos problemas: el coste de fabricación por parte del desarrollo, y el gasto que supone para el target, sobretodo si a éste se lo tratamos de vender como una alternativa más barata (gratuita con anuncios). De repente hemos pasado de tratar de hacer una aplicación para niños sin saber qué rumbo tomar a darnos cuenta de que estas mismas aplicaciones son la evolución de unos juguetes ya existentes, y nosotros tenemos la clave: en vez de tener teclado se trata de una pantalla grande con botones llamativos y adaptados a las pequeñas manos torpes de estas personas en miniatura. En vez de ser en blanco y negro, la tecnología nos ha permitido añadir animaciones fluidas y colores. Y es que el target infantil no deja de ser otro tipo de target al cual hay que atender, y en este caso no sólo debemos usar lo que les pueda llamar la atención, también debemos pensar en la parte parental, lo cual nos lleva al último punto.

El control parental es la tercera fase que debemos tener en cuenta y comprender que es necesaria. Tanto iOS como Android, por defecto en el sistema operativo, llevan dicho control, pero no debemos dar por supuesto, nunca, que el usuario va a conocer las posibilidades de su aparato electrónico. De hecho está demostrado que una gran parte de la sociedad, por mucha tecnología que tengan a su alcance, siguen sin estar educados tecnologicamente, lo cual es un problema del cual debemos curarnos en salud, y una de esas curas es desarrollando nuestro propio control parental, el cual con una simple contraseña al abrir la app es más que suficiente.

Hacer aplicaciones, siempre lo digo, no es tarea fácil y mucho menos cuando queremos atender a un público en una franja de edad que dejamos hace muchos años, y que tampoco éramos muy conscientes. De modo que no dudéis en consultar profesionales a lo largo del desarrollo que os ayude a entender esas pequeñas mentes en pleno desarrollo y, así, poder crear el mejor soporte digital que puedan llegar a tener, porqué, si no lo hacemos unos cuantos, ¿quién lo va a hacer? Debemos cuidar estas jóvenes generaciones y la tecnología es el mejor método para llegar a ellos.

Curso relacionado: Curso de Desarrollo de Aplicaciones para Móviles

Comparte en:

Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones informáticas en la Salle de Barcelona. Trabaja actualmente como desarrollador de aplicaciones para móviles, especialidad en videojuegos.

El auge de la tecnología beacon en las apps
25/03/2020
Jordi Mula

El auge de la tecnología beacon en las apps

El posicionamiento, la ubicación y la geolocalización son elementos cada vez más integrados en el desarrollo de aplicaciones. La geolocalización en exterior es un ...

¿Qué debe aportar el cliente para desarrollar una app?
27/02/2020
Jordi Mula

¿Qué debe aportar el cliente para desarrollar una app?

En muchas ocasiones el cliente por desconocimiento no sabe qué datos o elementos debe proporcionarnos para poder generar ese plan de asesoramiento inicial, vamos a ve...

Que es una game jam y que se puede esperar de una sesión
13/02/2020
Jordi Mula

Que es una game jam y que se puede esperar de una sesión

El mes pasado fue la Global Game Jam, y con motivo de este evento internacional que se da lugar en diferentes países y en diferentes sedes, vamos a hablar un poco sob...