Consejos para integrar redes sociales en tu app
03/05/2017

Consejos para integrar redes sociales en tu app

Desarrollo de apps

Desde hace ya unos años las redes sociales han demostrado que llegaron para quedarse, dando sentido, entre otros factores, al uso de los smartphones, y no es de extrañar que a causa de ello los desarrolladores quieran integrarlas en sus servicios con las aplicaciones. La prueba está en que muchas de las apps permiten compartir nuestra actividad en las redes: cuando pedimos comida a domicilio o ponemos a la venta un producto en Internet a través de mercados de segunda mano. De todos modos debemos dar esta posibilidad al usuario con cabeza, ya que de lo contrario nos encontraremos con que esta actividad no es usada y es un recurso que hemos dedicado un tiempo y no nos aporta ningún beneficio. Vamos a ver como.

Redes sociales en las apps

Es primordial identificar qué clase de servicio estamos dando con nuestra aplicación y si es viable, o tiene sentido, integrar redes sociales. Algunas veces me he encontrado con apps que, por alguna razón, tratan de que haga login con Facebook, Twitter o Google Plus, destacando ese método por encima de un simple registro con un nombre de usuario y una contraseña. Si en ese momento vuestra reacción es la de “¿para qué?”, entonces la app está haciendo algo mal. Y de acuerdo, es posible que con el uso veamos el sentido, pero parte de la arquitectura de la información en este caso reside en que el usuario capte al vuelo el sentido de usar la red social como técnica de login. El servicio debe ser lo suficientemente interesante como para que acceda a ello, recordando que en las redes sociales tenemos publicada información personal y privada y no suele hacer mucha gracia que una app que no conocemos nos pida acceder a distintas partes de esta información. Esto es algo muy parecido al tema de los permisos: si una aplicación os pide permisos para acceder a partes del teléfono que no tienen relación con lo que ofrecen, sospechad. Por lo general no podemos esperar nada bueno de ello.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando el uso de las redes está justificado? Entonces las debemos presentar de un modo poco intrusivo, y, de hecho, debería ser una opción secundaria a todo el conjunto, es decir, que si quitamos ese factor, la app pueda vivir sin problemas. Aunque cueste de creer aún hay personas que no desean usar Facebook, la red social dominante en la actualidad, y debemos respetar ese deseo. La reacción que tendrán al descargar vuestra app y encontrarse que sin una cuenta en Facebook les es imposible usar vuestro servicio, lo van a descartar. Contará como descarga, si, pero no será un dato real. Por lo tanto vamos a tener siempre un login clásico a disposición del usuario. Por otro lado está la selección de la red a integrar, sin mencionar que esta última no hace falta ni que nos planteemos por qué debe estar.

Después de hablar sobre como gestionar las cuentas en la app debemos tratar la acción “share”, o compartir contenido. Recordad que hay módulos y plug-ins capaces de hacer esto, para varias plataformas de desarrollo, que os van a facilitar la integración. Tanto si trabajáis con código nativo o con frameworks híbridos, la comunidad tiene ejemplos de código que os serán de ayuda, y el icono para la acción “compartir” es un estándar, de modo que gran parte de vuestros usuarios reconocerán a nivel visual que deben dirigirse a dicho botón.

También debemos sugerir a los usuarios  la posibilidad de realizar la acción, reservando este proceso para los momentos en que ellos finalicen tareas. Un ejemplo es Just Eat, al terminar un pedido, que te sugiere si deseas compartirlo en las redes sociales. Esto da visibilidad a la app y al restaurante en cuestión. Pero durante todo el proceso no hemos molestado a la persona detrás de la pantalla, por lo que no la hemos interrumpido, y esto es la parte importante, ni antes ni durante, únicamente después, cuando ya ha finalizado el proceso.

En resumen, hemos visto que:

1.No debemos forzar el uso de las redes sociales para poder usar nuestro producto, ya que esto puede echar para atrás a futuros usuarios, proporcionando un método alternativo de login si necesitamos gestionarlos.

2.Sugerir la acción share únicamente después de que finalicen la tarea a la cual apunta nuestra app. De lo contrario, si le interrumpimos, generamos una sensación de molestia y esto es negativo para nosotros.

3.Existen módulos disponibles para integrar las redes, muy importante a nivel de desarrollo. Nos ahorra tiempo y nos proporciona eficiencia, ya que los módulos son probados y actualizados, y están disponibles en varias plataformas, tanto de ejecución (iOS o Android) como de desarrollo (Apache Cordova, Ionic, Appcelerator Titanium).

Curso relacionado: Curso Superior de Desarrollo de Aplicaciones para Móviles

 

Comparte en:

Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones informáticas en la Salle de Barcelona. Trabaja actualmente como desarrollador de aplicaciones para móviles, especialidad en videojuegos.

El auge de la tecnología beacon en las apps
25/03/2020
Jordi Mula

El auge de la tecnología beacon en las apps

El posicionamiento, la ubicación y la geolocalización son elementos cada vez más integrados en el desarrollo de aplicaciones. La geolocalización en exterior es un ...

¿Qué debe aportar el cliente para desarrollar una app?
27/02/2020
Jordi Mula

¿Qué debe aportar el cliente para desarrollar una app?

En muchas ocasiones el cliente por desconocimiento no sabe qué datos o elementos debe proporcionarnos para poder generar ese plan de asesoramiento inicial, vamos a ve...

Que es una game jam y que se puede esperar de una sesión
13/02/2020
Jordi Mula

Que es una game jam y que se puede esperar de una sesión

El mes pasado fue la Global Game Jam, y con motivo de este evento internacional que se da lugar en diferentes países y en diferentes sedes, vamos a hablar un poco sob...