Mobile Marketing: ¿cuándo y por qué crear una app?

Mobile Marketing: ¿cuándo y por qué crear una app?

Ya es un hecho que los dispositivos móviles han superado al ordenador en lo que respecta al tiempo que los usuarios dedican a conectarse a Internet.

Según un reciente informe de comScore, los dispositivos móviles son los más utilizados para navegar, ya que según los datos aportados por dicho informe, los usuarios destinan un 60% de su tiempo online a navegar a través de sus smartphones y tabletas. Este hecho refleja un aumento del 15% desde febrero del año anterior.

El estudio también extrae conclusiones sobre el uso de aplicaciones móviles (apps). Según el mismo estas registran un 51% del tiempo que los usuarios dedican al medio online.

Como vemos, hoy en día es imprescindible estar en la red, y que cualquier usuario pueda consultar información sobre nosotros a través de su dispositivo móvil, pero debido a la complejidad y coste que conlleva desarrollar una app, hoy nos hemos planteado ¿cuándo y por qué crear una app?

por qué crear una app

¿Por qué crear una app? Situaciones en las que tiene sentido hacerlo

Son varias las situaciones que hacen de una app la mejor opción. Si te encuentras en una de estas situaciones, crear una app tendrá sentido:

Interactividad / Gamificación: si necesitas aportar interactividad o desarrollar juegos, la mejor opción será una app.

– Uso frecuente / Necesidad de personalización: si tu público objetivo va a utilizarla de forma frecuente y personalizada, una aplicación móvil será la mejor solución.

– Cálculos o informes complejos – Si es necesario recoger muchos datos o realizar cálculos complejos, gráficos o informes, una app es más eficaz (por ejemplo: una aplicación bancaria o de inversión).

– Funcionalidad nativa o transformaciones – Cuando sea imprescindible acceder a la cámara o funciones específicas como el GPS, una aplicación será mucho más efectiva.

– Funcionamiento sin conexión. Una app será la opción en caso de que queramos proporcionar acceso al contenido necesidad de conexión a internet o realizar funciones sin conectarse a la red.

Un último consejo

Por último, y para acabar de responder a por qué crear una app, será necesario valorar si la aplicación móvil va a aportar algo respecto a otros proyectos como por ejemplo la web.

Recuerda que cuando el usuario se descarga la app de una empresa espera obtener una funcionalidad exclusiva, por eso, no tiene sentido hacer una aplicación que sea una copia de la web. Solo decídete a crearla si a través de ella vas a aportar diferencias importantes.