Domótica en el hogar
12/11/2021

Domótica en el hogar: Ventajas y consejos

Diseño arquitectónico

En los últimos años las nuevas viviendas que se construyen incorporan mecanismos de domótica con la finalidad de facilitar la vida a las personas. Estas tecnologías no son exclusivas de las nuevas viviendas, por el contrario, se puede incorporar domótica a casi cualquier vivienda.

A continuación os daremos una serie de consejos sobre cómo empezar a domotizar nuestro hogar para tener una pauta de las primeras tecnologías a incorporar.

¿Qué es la domótica en el hogar?

Antes de entrar en materia, creo que es interesante aclarar el concepto de domótica, concepto que ya comentamos en un post anterior.

La domótica en el hogar es el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía, que aporta seguridad y confort, además de comunicación entre el usuario y el sistema que controla todas estas funciones.

Cada vez más este tipo de tecnologías se van perfeccionando e incorporado a los hogares. Estamos hablando desde un control de encendido y apagado de luces o calefacción, un sistema de aperturas y cierre de persianas automática yo cualquier otro sistema que permita controlar la energía, seguridad y confort en una vivienda.

¿Cómo empezar a instalar domótica en casa?

Ahora que ya tenemos claro qué es la domótica seguro que nos han entrado ganas de ponerla en práctica, pero esto tampoco debe hacerse a lo loco. Hay una serie de aspectos interesantes que debemos tener en cuenta antes de gastarnos el dinero en dispositivos.

Yo recomiendo que antes de nada definamos qué objetivo queremos alcanza con la domotización de nuestro hogar. Es importante saber que cosas queremos automatizar de nuestro día a día y que actualmente hacemos de manera manual.

Podemos pensar si queremos automatizar el riego de nuestro jardín, automatizar el encendido y apagado de la calefacción, realizar acciones a distancia como activar o desactivar la alarma. En fin, es fundamental saber hasta dónde queremos llegar.

Una vez tenemos todo esto bien claro, debemos investigar qué tipo sistemas hay en el mercado para conseguir nuestro objetivo, para ello, será necesario definir si queremos sistemas cableados o inalámbricos.

También es muy importante informarnos de los protocolos de comunicación que soportan los sistemas que queremos comprar y ver si son compatibles entre ellos. Esto es fundamental para garantizar el tener el control de todos los dispositivos desde una única consola.

Esta investigación nos puede llevar un tiempo e incluso agotarnos. Una opción es buscar asesoramiento técnico para que nos oriente en cuál es la mejor opción para el objetivo que nos hemos marcado.

En todo caso, hay algunos aspectos técnicos relevantes que debemos elegir de forma correcta como es el uso o no de tecnologías inalámbricas y el protocolo de comunicación entre dispositivos

Una vez definido el objetivo y elegidos los sistemas, solo queda poner en práctica nuestra idea de domotización de nuestro hogar y disfrutar de los beneficios que nos puede aportar.

Beneficios de una casa automatizada

Una casa automatizada aporta diversos beneficios a sus ocupantes más allá del confort que supone. Podemos destacar los siguientes beneficios:

  • Un de los principales beneficios es el ahorro energético. Gracias ala domótica y a los diversos señores que podamos tener, tendremos un mayor control del gasto energético encendiendo luces por ejemplo únicamente cuando sean necesarias o controlando de modo más eficiente la temperatura interior. Según cálculos, una casa automatizada puede ahorrar entre un 10% y un 30% del consumo energético de una casa convencional.

 

  • Otro de los grandes beneficios es el de la seguridad y protección. Mediante el uso de cámaras de videovigilancia inteligentes, sistemas de alarma o sensores de movimiento, podremos detectar cualquier incidente en el momento que ocurra y que se lance de manera automática una llamada a los servicios de emergencia. En este bloque también incluimos los dispositivos de control de incendios e inundaciones.

 

  • Un tercer beneficio es el tener el control centralizado de todos los dispositivos desde un único terminal o consola. Podemos gestionar toda nuestra domótica desde nuestro Smartphone mediante el uso de internet en cualquier lugar del mundo y, de modo remoto, activar o desactivar sistemas a nuestra conveniencia. Además, mediante un sistema de notificaciones, estaremos informados de cualquier incidente que pueda ocurrir en nuestro hogar y gestionarlo de forma inmediata.

 

  • También destacaría como beneficio la automatización de tareas rutinarias. Podemos programar nuestros sistemas para que ejecuten nuestras rutinas diarias, como puede ser programar el despertador, el encendido o apagado de luces, programar la climatización con antelación a nuestra llegada a casa y así cualquier otra rutina que se nos ocurra.

 

Como acabamos de ver, domotizar o automatizar nuestro hogar es una opción inteligente que nos puede aportar grandes beneficios pese a la inversión inicial a realizar. ¿Ya tienes algún sistema domótico en casa? ¿Nos cuentas tu experiencia?

Comparte en:

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la UPC. Más de 25 años de experiencia en el sector de la TIC. Con gran pasión por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías

tecnología en la arquitectura
20/10/2021

¿Cómo se aplica la tecnología en la arquitectura?

La tecnología en la arquitectura es el proceso de diseñar y construir soluciones tecnológicas guiadas por principios y pautas. Pero aun así, la definición carece ...

 programas de diseño interiores
06/09/2021

Ventajas de usar un programas de diseño interiores

¿Cuál es el mejor programa de diseño de interiores? Existen infinidad de posibilidades, pero siempre dependerá de tus necesidades. Hoy analizaremos las mejores pa...

Escalas en dibujo técnico
30/08/2021

¿Qué son las escalas en dibujo técnico?

Los dibujos a escala nos permiten representar con precisión sitios, espacios, edificios y detalles en un tamaño más pequeño o más práctico que el original. Vamos...