¿Cómo bautizo mi startup? Consejos para crear un nombre de empresa

¿Cómo bautizo mi startup? Consejos para crear un nombre de empresa

Para las empresas, igual que para las personas, nuestro nombre nos hace únicos y nos da la identidad que nos permite que nos reconozcan y nos puedan llamar, interactuar con nosotros y recordar. Esta misma importancia se puede aplicar al mundo de la empresa y es uno de los elementos que generan muchos dilemas a la hora de crear una empresa. En el post de hoy, queremos repasar los aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta y que nos pueden ayudar a crear un nombre de empresa con éxito.

Técnicas para crear un nombre de empresa

crear un nombre de empresa Crear un nombre de empresa

En primer lugar, y derivado del plan de negocio, es importante que como emprendedores tengamos muy claro los valores y personalidad que queremos darle a la empresa. A partir de aquí, empezamos el proceso de crear un nombre de empresa que dé una identidad propia a nuestro negocio.

La primera premisa es la sonoridad. Es un aspecto fundamental pero que no siempre se cumple pero hay que encontrar un nombre que suene bien, que a su vez sea fácil de pronunciar y de recordar y que no preste confusiones con nombres similares de otras empresas. En ese sentido es clave analizar las empresas de la competencia, no solo para evitar que sean muy similares sino para que nos inspiren, por un lado, y para poder encontrar la manera de diferenciarnos. En el mundo global en el que vivimos, es importante elegir un nombre que pueda ser global, aunque de momento solo presemos centrarnos en un determinado mercado. Lo ideal es que el nombre no nos limite y que nos pueda acompañar en todas las fases de crecimiento.

Otra técnica que podemos utilizar es la de unir palabras. Se trata de que seamos creativos y bajo la premisa que acabamos de mencionar, encontremos propuestas de nombres sonoras y atractivas. Quizás esta técnica no nos permitirá generar el nombre final pero en cualquier caso nos ayudará en el proceso de lluvia de ideas y proceso creativo.

En combinación con las técnicas que ya hemos comentado para crear un nombre de empresa, nos puede ayudar hacer una lista de palabras clave que definan la actividad de la empresa, el sector, la proposición de valor que ofrecemos a nuestros clientes, los aspectos que nos diferencian del resto de empresas y nos hacen únicos, etc.

No olvidar el aspecto online

Finalmente, un aspecto que tenemos que analizar y tener en cuenta es la presencia online. Es importante ver qué presencia queremos tener en internet y qué posibilidades se nos presentan en función del nombre que decidamos. Un aspecto básico es la posibilidad de poder registrar un dominio en concreto o cómo se usan ciertos nombres en las redes sociales. Estos aspectos son fundamentales hoy en día y tienen que tener un peso importante en la decisión de qué nombre damos a nuestra compañía.