10 consejos de finanzas para afrontar la cuesta de enero
10/01/2019

10 consejos de finanzas para afrontar la cuesta de enero

Finanzas

Después de la vorágine de las Navidades, llega la temida cuesta de enero. Hoy veremos cómo equilibrar nuestras finanzas y afrontar uno de los meses más difíciles del año, financieramente hablando, para las economías domésticas. 

Enero es un mes de propósitos. Uno de los que no fallan es el deseo de mejorar nuestras finanzas, después del particular caos que suponen las fiestas navideñas, caracterizadas por excesos culinarios, festivos y económicos. A continuación, veremos 10 recomendaciones interesantes para sanear nuestras finanzas:

 

1. Conoce tu punto de partida. Analiza en qué estado están tus finanzas después de las fiestas navideñas. Cuánto gastaste, cuánto te pasaste de presupuesto, cuántos cargos de la tarjeta de crédito te quedan por llegar. Así mismo, planifica y analiza cuál será tu plan de tesorería de los próximos meses: los cobros y los pagos ineludibles que tendrás. Utiliza la clasificación que se explica en los siguientes puntos.   

 

2. Procura no comprometer más del 35% de tu renta en gastos fijos (hipoteca o alquiler, préstamos de compras que hayas hecho, etc.). 

 

3. Clasifica tus gastos en función de si son gastos básicos, intermedios o superiores. Básicos serían aquellos de vivienda, suministros y alimentación. Intermedios serían aquellos “básicos plus”, como tarifas de móvil y sus gigas para navegar por internet de manera itinerante, algunas compras más de capricho de supermercado, etc. Y los superiores serían aquellos gastos más superfluos, de los cuales podrías prescindir perfectamente. Aquellos relacionados con viajes, ocio, restauración, etc.

4. Empieza por los gastos más superfluos. Sé consciente de cuánto te gastas en ellos y redúcelos. No se trata de que elimines de un plumazo todo el ocio de tu vida. Se trata de reducirlos y de reconducir algunos de tus hábitos. Algunos ejemplos: vete a comprar siempre con una lista de necesidades y no a comprar por comprar sin objetivos claros. Cocina más en casa, lleva el tapper a la oficina y apuesta por un menú barato y saludable.

Contabiliza cuánto te gastas en tomar esos dos cafés de fuera de casa al día (te hacemos un ejemplo: dos cortados al día son 2,40 euros; contando 365 días al año implican 876 euros al año). Visita más la biblioteca, donde además de libros, suelen tener unas buenas filmotecas para llevarte gratuitamente. Averigua los días en los que los museos de tu zona son gratuitos. Decídete a hacer deporte al aire libre y no a pagar mes tras mes un gimnasio que casi no pisas. 

 

5. Continua por los gastos intermedios. Fíjate en los suministros no básicos como el teléfono o internet y en los gastos bancarios, entre otros. Estudia bien las ofertas de telefonía y escoge la más barata que cubra tus necesidades, revisa las comisiones que te cobra el banco, analiza alternativas de seguros de casa, automóvil, vida, etc. 

 

6. Acaba con los gastos básicos. Reflexiona sobre si puedes ahorrar en esta partida con algunos cambios de hábitos: llevar una lista clara de productos al supermercado para evitar compras por impulso, utilizar lo descuentos, revisar tu potencia de la luz u horarios, analiza si tus electrodomésticos son los más eficientes en cuanto a consumo, etc. Un gasto básico suele ser el transporte. En general, suele ser más económico moverse con transporte público. O bien andando o en bicicleta, sistemas que, además, llevan consigo una mejora en tu salud cardiovascular. Si no es posible, valora sistemas tipo Car Sharing de la economía colaborativa.

En esta línea también podríamos recomendarte consumir de manera más responsable. Eso puede significar: que consumas productos locales o de kilómetro cero, que evites productos de fuera de temporada (más caros y con más huella ecológica puesto que suelen venir de fuera) o bien que consumas lo que necesites evitando la sobreabundancia. 

 

7. Si ya tienes los gastos bajo control, tu objetivo es ahorrar el 10% de lo que ingresas. Cada vez que cobres la nómina, pasa el 10% a otra cuenta y tócala sólo en caso de emergencia. 

 

8. Mantén una saludable vida con tu entidad financiera. Vigila tu endeudamiento y, por otro lado, negocia mejores condiciones para tus ahorros. Aunque actualmente la remuneración de tus excedentes es baja siempre puedes conseguir algunas décimas con el simple hecho de saber las mejores ofertas de ahorro de los competidores de tu entidad financiera. 

 

9. Busca nuevas rentas, con algún pequeño pluriempleo: una pequeña contabilidad que llevar, unas clases particulares, unos niños a los que cuidar, etc. 

 

10. Y, por último, utiliza algún sistema de control de gastos. Hay múltiples apps que te facilitan este control. Además, si eres de los de papel y boli puedes utilizar la libreta Kakebo, un modelo japonés para gestionar la economía doméstica.

 

Aplicando estas recomendaciones seguro que equilibras tus finanzas y empiezas este 2019 con buen plan de ahorro. ¡Adelante! 

 

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera

Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta
05/04/2019

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta

La primavera nos trae, año tras año, la no tan agradable tarea de confeccionar nuestra declaración de la renta. Hoy veremos qué debes tener en cuenta a la hora de ...

7 consejos para organizar tus finanzas personales
08/03/2019
Susana Chamorro

7 consejos para organizar tus finanzas personales

A menudo prestamos mucha atención a la organización de las finanzas empresariales, pero las finanzas personales también deben gestionarse si queremos gozar de una b...

Guía básica para invertir en bolsa
25/02/2019

Guía básica para invertir en bolsa

En la guía básica de hoy veremos 10 aspectos clave para invertir en bolsa si somos principiantes.