El auge de la financiación alternativa

El auge de la financiación alternativa

Quizá hayáis oído hablar de esta figura, más conocida como shadow banking. Si no es así, debéis saber que se refiere a aquel tipo de financiación en la que no intervienen las entidades financieras tradicionales en lo que se refiere a prestar dinero, sino que por el contrario, se trata de entidades o particulares que prestan dinero a las empresas sin tener que pasar a pedir un crédito al banco.

Normalmente cuando hablamos de financiación alternativa hacemos referencia a empresas que necesitan financiación a corto plazo y, es por eso, que acuden a instituciones privadas independientes donde normalmente es más sencillo conseguir efectivo.

Ventajas e inconvenientes de la financiación alternativa

financiación alternativa

Como cualquier producto financiero, la financiación alternativa tiene sus puntos fuertes pero también sus desventajas. Así pues, en primer lugar voy a explicaros cuáles son las posibles cosas buenas de la misma:

Ventajas

Normalmente, la principal característica que atrae a las empresas de este tipo de financiación es la rapidez con el que son concedidos los créditos. Cuando pedimos dinero en una entidad financiera, hay que pasar por diferentes trámites burocráticos que alargan el proceso. Es por ello, que este tipo de entidades, al ofrecer rapidez, atraen a empresas con necesidades de liquidez inmediata.

Una segunda ventaja de este tipo de créditos es la flexibilidad, de manera que una empresa no deberá preocuparse de los plazos o de cuánto tiempo va a tardar a tener el dinero en la cuenta, ya que es una manera de conseguir el dinero mucho más rápida.

Inconvenientes

Pero, como todo en lo que al mundo de la empresa se refiere, la financiación alternativa no puede tener solo ventajas sino que también debemos hacer referencia a una serie de aspectos  negativos:

El principal problema que presenta es la falta de regulación. Una cosa buena de las entidades financieras tradicionales, es que están más reguladas y podemos recurrir ante varios organismos para impugnar sus actos sin que nos perjudiquen. En el caso de la financiación alternativa, es muy diferente. Al haber una falta de regulación, es más probable que tengamos problemas si hay casos de fraude. Una falta de regulación, puede llevarnos a situaciones en que nos encontremos desamparados en casos de fraude, engaños…

Tipos de financiación alternativa

Hemos llegado al punto en que debemos hablar sobre algunos tipos de financiación no tradicionales:

1- Business Angels 

En primer lugar, debemos hacer referencia a una figura fundamental en cuanto se refiere a financiación no bancaria, los llamados Business Angels. Este tipo de inversores empezaron a nacer en EEUU. Se trata de personas que invierten en empresas que están naciendo y necesitan crecer, como start ups, inviertiendo para ello su propio dinero con la finalidad de ganar dinero en un futuro. Son inversores propios que ofrecen su capital para ayudar a las empresas a crecer.

2- Crowdfunding 

El Crowdfunding. Cuando hablamos de crowfunding o micromecenazgo estamos haciendo referencia a la financiación entre particulares. Normalmente, cuando una empresa necesita financiación para un proyecto, expone el mismo, normalmente online, y pide una cantidad de dinero en los que diversos particulares pueden poner una pequeña parte de la misma.

3- Crowdinvesting

Otra manera de financiación alternativa es el Crowdinvesting. En este modelo, los inversores van a obtener una participación en la empresa que están financiando, de manera que, si la empresa crece y consigue hacerse un sitio en el mercado, conseguirá recuperar la inversión y a su vez, ganar dinero. Este tipo de financiación también es conocida como peer to peer, de manera que pequeños inversores invierten en empresas que necesitan dinero para que en un futuro puedan sacarles rentabilidad. El problema puede venir dado por los tipos de interés que pueden llegar a cobrar estos particulares, ya que no se trata de un mercado regulado como el de las entidades financieras tradicionales.

4- Crowdlending

El Crowdlending. En esta figura, los inversores alternativos conceden un préstamo a las empresas que necesitan una inversión, con la condición de que les aporte una garantía personal.

Como podéis observar, hay muchas maneras de financiarse hoy en día. Sobre todo con las nuevas tecnologías y el mundo digital en el que vivimos pero, aun así, es muy importante que tengáis en cuenta que al ser un mercado alternativo de financiación, no estaréis protegidos si hay incumplimientos. Es por ello que, tanto si sois asesores de empresa como si necesitáis financiación, debéis intentar pensar en todos los contras con los que podéis toparos si pedís dinero a entidades no financieras o a particulares.

¿Creéis que la financiación alternativa es el futuro de las PYMES y las START UP?

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera.