28204

Claves para controlar las comisiones de tu banco

Claves para controlar las comisiones de tu banco

En el post de hoy vamos a hablar de cómo podéis evitar las temidas comisiones bancarias, es muy importante tenerlas en cuenta, tanto a la hora de tener una cuenta bancaria abierta como a la de abrir un crédito.

¿Qué son las comisiones bancarias?

El Banco de España las define de la siguiente forma; se trata de cantidades de dinero a pagar como gasto y que deben responder a servicios efectivamente prestados. En ningún caso puede cobrarse por servicios por los que el cliente no haya su consentimiento o contratado. Añade además el Banco de España que se deberá informar personalmente y por anticipado al cliente del coste del servicio.

Una vez hemos definido que son las comisiones vamos a decir en qué productos bancarios podemos encontrarlas, y cómo podemos controlarlas e incluso evitarlas.

Comisiones en los créditos bancarios

Uno de los productos bancarios típicos en los que podemos encontrar comisiones son los créditos bancarios, hay tres momentos claves en los que vamos a toparnos con este incremento del precio de nuestro crédito: al inicio y al final, pero también si realizamos alguna modificación en el mismo. Por lo que respecta a las comisiones del principio y el final del crédito, poco podemos hacer excepto intentar pactar unas buenas condiciones con nuestros bancos. Pero lo que si podemos controlar son las comisiones por modificación del créditos, a veces debemos plantearnos si nos sale a cuenta amortizar de manera adelantada parte de, por ejemplo, nuestra hipoteca; si ello conlleva el pago de grandes comisiones deberemos plantearnos si cumplir con los tempos de nuestro crédito.

Los préstamos personales

Los préstamos personales son aquellos en que el solicitante responde de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros. Normalmente son créditos de pequeño importe para comprar bienes, como un ordenador, un móvil o un coche. El problema de estos créditos suelen ser precisamente las altas comisiones, es por ello que cuando estemos valorando la idea de solicitar un crédito personal debemos intentar pagarlo en el menor tiempo posible, ya que cuanto más alarguemos su plazo de pago más comisiones vamos a tener que soportar.

Los depósitos a la vista, a plazo y de ahorro

Por tener cuentas corrientes en el banco también nos cobran comisiones que debemos saber que existen, estas son más difíciles de evitar porque son las comisiones que nos cobran las entidades financieras por depositar nuestro dinero en ellas, en concreto:

  • Por la custodia del dinero, como ya hemos dicho por guardarnos el dinero los bancos nos cobran por su gestión.
  • El mantenimiento de  nuestras cuentas.
  • El servicio de caja que nos ofrecen, es decir cuándo vamos a renovar una tarjeta, a sacar dinero, o a realizar alguna consulta relacionada con nuestra cuenta.
  • El derecho a ordenar cargos y abonos en nuestra cuenta.
  • La emisión de extractos y liquidaciones de las mismas.

La única posibilidad que tendríamos aquí de evitar las comisiones es hablando con nuestro banco para que no las abone, normalmente esto sucede con los clientes que han fidelizado con el paso del tiempo.

Las tarjetas

Este es otro de los servicios en los cuales las entidades financieras nos cobran por tener, y por eso debemos tener cuidado, ya que todos tenemos al menos una tarjeta de crédito o débito en nuestro bolsillos. ¿Por qué se cobran las comisiones en las tarjetas bancarias?

  • Por renovar y poseer las mismas, sucede como en las cuentas bancarias podemos pactarlo con los bancos, pero son muy difíciles de evitar.
  • Comisión por realizar transferencias, normalmente estas las podremos evitar si realizamos los pagos mediante banca online, ya que tenemos una serie de transferencias gratuitas.
  • Sacar dinero en otra entidad, esto debemos tenerlo muy en cuenta al marcharnos al extranjero, ya que para sacar dinero seguramente nos cobrarán comisión.

Los número rojos

Muchas veces no es posible evitar quedarse en números rojos en la cuenta, pero si prevemos que esto puede sucedernos es importante ir a hablar con nuestra entidad financiera, ya que por quedarnos en el llamado “descubierto”, pagaremos comisiones, y a veces por un euro de descubierto podemos llegar a pagar hasta 20.-Euros de comisión. Es por ello que debéis intentar evitar quedaros en negativo en vuestras cuentas, ya que si sumamos la comisión nuestros números rojos aumentarán.

Como veis, hay muchos factores a tener en cuenta para no tener que asumir las comisiones por los productos bancarios, algunas de ellas no podremos evitarlas, pero esperamos que gracias al post de hoy podáis eludir el pago de algunas de ellas, ya que son bastante indeseables al causarnos un gasto muchas veces innecesario.

En cuanto a vosotros lectores, ¿creéis que son justas las comisiones que se nos cobran por los servicios bancarios? ¿Se os ocurre algún otro producto bancario en el que nos cobren comisión y como poder evitarla?

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera

Diplomado en ciencias empresariales, estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especializado en funciones de control y gestión financiera y contable.