Cómo ser gestor patrimonial

Cómo ser gestor patrimonial

Los diferentes tipos de gestores patrimoniales se encuentran entre los perfiles profesionales más demandados: descubre cómo ser gestor patrimonial en Deusto Formación.

Si quieres administrar patrimonios personales, familiares o empresariales, uno de los principales requisitos es contar con una formación académica adecuada. En este artículo te explicaremos los requerimientos más importantes para ser gestor patrimonial. Además, te orientaremos para encontrar el curso de Asesoría Fiscal y Tributaria hecho a tu medida.

¡Descubre cómo ser gestor patrimonial!

La gestión del patrimonio es fundamental para las empresas y las personas físicas. Por esta razón, en muchas ocasiones, se demandan profesionales especializados para las tareas relacionadas con la gestión patrimonial en todo tipo de ámbitos y sectores. 

Los conocimientos legales, económicos y técnicos de un gestor patrimonial permiten optimizar los recursos, así como sacar todo el beneficio posible de los bienes y las propiedades.

El gestor patrimonial es el profesional de las finanzas que administra el patrimonio, que puede ser tangible o intangible.

El gestor patrimonial necesita una serie de habilidades y conocimientos financieros especializados: solo así puede realizar un análisis concreto de la situación patrimonial de las sociedades, familias o personas físicas.

Para cumplir los objetivos del cliente, administrar sus inversiones, mantener su patrimonio estable y dirigir la gestión de los bienes de las empresas, el gestor de patrimonio necesita contar con una titulación adecuada y actualizada. Contacta con Deusto Formación para obtener más información sobre el Curso Superior de Asesoría Fiscal y Tributaria, ¡una formación imprescindible para ejercer la profesión!

 ¿Sabes qué es el patrimonio? Te lo contamos

La definición de patrimonio no es algo sencillo, así que vamos a empezar explicando las diferencias entre los dos tipos de patrimonios:

  • Patrimonio tangible: posiblemente piensas en bienes muebles e inmuebles. Esto es correcto, son los bienes físicos o materiales de los que la empresa o la familia es propietaria. Este patrimonio está a nombre del propietario en el Registro de la Propiedad.  No obstante, los bienes muebles no se inscriben en el Registro de la Propiedad. Un ejemplo de este último serían los coches u otro tipo de vehículos.
  • Patrimonio intangible: estas son las propiedades no físicas de las empresas. Los ejemplos más claros son las marcas comerciales y las patentes de inventos. Como ya sabrás, estas tienen un valor económico importantísimo en el mercado.

Ahora que hemos aprendido a distinguir entre los principales tipos de patrimonio, podemos desarrollar con mayor facilidad la definición de patrimonio.

El patrimonio son los bienes en propiedad de una persona física, empresa o institución, como la Iglesia o el Estado, por citar dos ejemplos. Estos bienes tienen un valor económico en el mercado, que se actualiza regularmente. Mientras tanto, el patrimonio familiar también puede tener la acepción del conjunto de bienes adquiridos o repartidos en una herencia.

¿Cuáles son las funciones de un gestor patrimonial?

La principal función del gestor patrimonial es desarrollar una estrategia de inversión en base al patrimonio del cliente. Esta depende de las características de la empresa, las circunstancias económicas y factores internos o externos. Sin embargo, en líneas generales, podemos enumerar las principales tareas del gestor patrimonial.

  • Realizar la planificación patrimonial: esta función es compleja y engloba diferentes aspectos, partiendo desde el balance del cliente -es decir, el conjunto del patrimonio que posee- hasta el plan a seguir para aumentarlo.
  • Cumplir los objetivos del cliente: una de las principales funciones, por no decir la prioritaria, es conseguir los objetivos financieros, que son vitales para las empresas y personas físicas.
  • Elaborar el plan de gestión patrimonial: en este punto el gestor patrimonial define las estrategias que permiten a la empresa o cliente conseguir sus objetivos financieros.

Vamos a enumerar los aspectos básicos a desarrollar para una correcta gestión patrimonial:

  • Balance del cliente
  • Objetivos del cliente
  • Plan financiero personalizado

Siguiendo los puntos anteriores, el gestor patrimonial puede realizar los ajustes necesarios, según las condiciones del mercado y las necesidades del cliente. 

Requisitos para ser gestor patrimonial: ¿cuáles son?

Es obvio que para desarrollar unas funciones tan especializadas y concretas se necesita cumplir con una serie de requisitos. Vamos a ver cuáles son los más importantes:

  • Perfil diverso: este profesional tiene que saber manejar programas informáticos, es decir, poseer habilidades ofimáticas, pero también organizativas para trabajar con los datos de los diferentes programas en los diferentes programas.
  • Comprender el comportamiento del ser humano: son frecuentes las reuniones con clientes, empresas, jefes, etc. Por lo que el gestor patrimonial necesita don de gentes. Es primordial la vocación para saber adaptarse y orientar a las personas o empresas según sus características.
  • Entender el valor del patrimonio: los bienes tangibles e intangibles de las empresas son muy sensibles e importantes. Es importante aprender a trabajar con información confidencial o privada. 
  • Formación para ejercer la profesión: el gestor de patrimonios maneja datos personales, activos económicos de los clientes y administra su patrimonio financiero. Por esta razón es de importancia capital que cuente con los estudios adecuados para entender la realidad financiera y fiscal.

Centrándonos en el último punto, una formación online sobre el sector financiero es tu mejor opción, ya que te permite seguir desarrollando tu carrera profesional o compatibilizar tu vida personal con los estudios.

¿Cómo ser gestor patrimonial? Especialízate con Deusto Formación

Existen diferentes requisitos para ser un profesional de las finanzas, pero como gestor patrimonial el más importante para ejercer es contar con una titulación. Las empresas y personas físicas necesitan gestores patrimoniales con conocimientos actualizados.

La realización de nuestro Curso de Asesoría Fiscal y Tributaria culmina con la obtención de dos títulos: un diploma propio de Deusto Formación y un título acreditativo de la Fundación General de la Universidad de Salamanca.

Esta formación online incluye un temario, organizado en trece módulos formativos, en el que aprenderás todo lo que necesitas conocer para ejercer la profesión de gestor patrimonial. Dispondrás de 200 horas de carga lectiva para profundizar en las gestiones tributarias y fiscales.

Además, el Curso de Asesoría Fiscal y Tributaria cuenta con un Servicio de prácticas, lo que te permite especializarte en el sector. También podrás mejorar tu currículum  trabajando en las empresas del sector gracias a la Bolsa de empleo, en colaboración con Randstad.

Por último, esta formación está avalada por Sage, empresa de software líder en gestión empresarial enfocada a la mejora de la gestión de las pymes, autónomos y asesorías gracias a la utilización de software especializado.

¡Desarrolla tus habilidades y conviértete en gestor patrimonial!