Consejos para crear un fondo de emergencias financiero

Consejos para crear un fondo de emergencias financiero

En el post de hoy vamos a explicaros como crear un fondo de emergencias financiero y porque es importante disponer del mismo, sobretodo en el momento en que nos encontramos ante un imprevisto en nuestra economía casera. Un fondo de emergencias financiero se crea con la idea de que no tengamos que solicitar un crédito, ni nos veamos con imprevistos financieros por culpa de un gasto con el que no contábamos. Es importante que tengamos conciencia y hagamos el esfuerzo de crear este ahorro, viéndolo como una seguridad para el futuro.

¿Qué es un fondo de emergencias financiero?

Como hemos dicho un fondo de emergencias es una herramienta muy útil en el momento que tengamos un imprevisto financiero podamos hacerle frente sin necesidad de solicitar un crédito a nuestra entidad financiera. Para ello, os vamos a intentar dar una serie de consejos para crear un fondo de emergencias financiero con éxito:

1. ¿Qué gastos fijos tenemos en nuestro hogar?

Para crear un fondo de emergencias financiero es importante que calculemos los gastos fijos que tenemos en nuestras casas para conocer de manera exacta qué dinero sale de nuestra economía cada mes. Por ejemplo, en los gastos fijos contabilizaremos la hipoteca, el coche, el supermercado, los suministros de agua, luz y gas, etc. Es decir, de manera casi exacta, sabremos cuánto dinero de nuestros sueldos deberemos invertir de forma fija. Muchas veces llegamos a final de mes justos por no ser conscientes del dinero que gastamos, es importante utilizar herramientas como hojas de cálculo, para que nos ayuden a entender en que se nos van los ingresos mensualmente.

2. ¿Cuántas personas viven en nuestro hogar?

Otra de las características que debemos tener en cuenta a la hora de crear el fondo de emergencias será cuantas personas somos en la unidad familiar. Es importante que el importe del fondo aumente de manera proporcional a los miembros que residan en un mismo hogar. Si por ejemplo, somos una familia con niños deberemos tener en cuenta que pueden surgir ciertos imprevistos, como por ejemplo, la colocación de una aparato dental. El dinero del fondo deberá aumentar teniendo en cuenta nuestra situación familiar.

3. ¿Cuál es nuestro sueldo?

El importe mensual que destinemos al fondo no solamente dependerá de los gastos fijos que tengamos mensualmente, sino que deberá modularse también en función del importe de nuestros sueldos. Si a final de mes solamente podemos destinar al fondo de emergencia 5.-Euros, no habrá problema, siempre que nos comprometamos a destinar esta cantidad de dinero a final de mes.

4. ¿Dónde guardar el dinero?

Es muy importante que no tengamos el dinero del fondo de emergencias en casa, ya que si no será muy tentador hacer uso del mismo para el ocio. Lo mejor será que creemos una cuenta corriente donde depositemos el dinero destinado al fondo de emergencias financiero, donde no lo tengamos tan al abasto para utilizarlo.

5. Cuidado con las inversiones

Es muy importante que el fondo para emergencias se conciba como un dinero que no debe tocarse, excepto para el caso de emergencias, es por ello que no debemos pensar en invertirlo, ni sacarle rentabilidad, sino que debemos de ser muy conscientes de para qué vamos a usarlo, como ya hemos dicho, tan solo en situaciones sobrevenidas en las que vayamos a necesitar el dinero.  Como hemos dicho es muy aconsejable que el dinero del fondo se deposite en una cuenta corriente, porque nos ofrece una serie de garantías:

  • Liquidez inmediata: si necesitamos el dinero para una situación de emergencias vamos a poder retirarlo sin problemas de manera inmediata, es por ello, que una cuenta corriente nos dará garantías de esta disponibilidad absoluta.
  • Seguridad: una cuenta nos ofrecerá también un lugar seguro, sin invertirlo no habrá riesgo de que lo perdamos en una mala operación bursátil. Aunque una cuenta corriente no vaya a proporcionarnos rentabilidad, es importante que no os centréis en la idea de sacarle beneficio al dinero del fondo, sobre todo cuando la cuantía del mismo vaya siendo cada vez más elevada. 

Como veis el fondo de emergencias financiero se ha concebido como un instrumento para intentar evitar sobresaltos en nuestras economías familiares. Muchas veces ante un imprevisto económico se suele recurrir a los créditos y préstamos personales, que a la larga va a ahogarnos mucho más con intereses bancarios, esto es mucho más tedioso y perjudicial para nuestro bolsillo que ir apartando un poco de dinero a final de mes para el fondo de emergencias financiero. Aunque a priori pueda pareceros un desembolso importante de dinero, es importante que lo veamos como una manera de evitar imprevistos y problemas financieros a futuro. En vuestro caso, ¿tenéis un fondo de emergencias en casa? ¿creéis que es importante disponer del mismo? .