El crowdlending una alternativa para la financiación de empresas

El crowdlending una alternativa para la financiación de empresas

En el post de hoy vamos a hablar de una figura novedosa en la financiación alternativa de las empresas, el crowdlending. Sabéis que tradicionalmente las empresas han buscado financiación en entidades financieras, mediante préstamos, avales, etc. pero en los últimos años ha sido necesario buscar métodos de financiación más rápidos y con menos trámites que los bancos.

¿Qué es el Crowdlending?

El Crowdlending consiste en la financiación alternativa, ya sea de una empresa o de un particular, de manera que se consiga con pequeñas inversiones el monto total para hacerlo realidad. Se ha posicionado en el mercado como una buena alternativa a los métodos de financiación tradicional. Es por ello que cada vez esta figura está creciendo rápidamente en el mercado. Fundamentalmente podemos hablar de dos tipos de Crowdlending:

  • P2B lending: en estos caso el prestatario es una empresa
  • P2P lending: cuando el prestatario es un particular

¿Cómo funciona el Crowdlending?

El crowdlending consiste en buscar financiación mediante particulares como hemos dicho, sin intermediación de las entidades financieras, los inversores a cambio obtendrán una rentabilidad por el dinero que han prestado. EL auge y crecimiento de figuras como esta han hecho necesario su regulación, en España a través de la Ley 5/2015 de 27 de abril de fomento de la financiación empresarial. Esta Ley ha establecido dos tipos de inversores:

  • Inversores no acreditados: se trata de aquellos inversores que tienen su capacidad de inversión limitada a 3.000.-Euros por inversión, y 10.000.-Euros a final del año en todas las plataformas de Crowdlending juntas. Suele tratarse de los particulares que quieren invertir una pequeña cantidad de dinero en un proyecto.
  • Inversores acreditados: son aquellos inversores sin límite de inversión y que generalmente actúan con un ánimo de lucro superior que los anteriores. Muchas entidades financieras entran en plataformas de Crowdlending y rebajan sus exigencias a la hora de conceder créditos ya que han visto en las mismas una buena oportunidad de negocio.

Entre todos estos inversores se ha creado un ránking para las personas que buscan financiación sepan cual es la calidad del préstamos que van a hacerle. Se trata de una clasificación que medirá la solvencia de las empresas que solicitan dinero a través del crowdlending, clasificándolas de la A a la C o del 1 al 10, de manera que los inversores puedan medir el riesgo de invertir en las mismas, y en cual podrán sacar más rentabilidad.

Tipos de financiación posible en el Crowdlending

  • Mediante préstamos: en España existen plataformas de crowdlending como ECrowd! que financia a empresas y particulares en forma de préstamos. Funcionan como un banco pero a pequeña escala, de manera que se establecen más o menos los mismos pactos que en un préstamo bancario pero a pequeña escala, consiguiendo el dinero para un proyecto de manera mucho más rápida.
  • Financiación mediante donaciones; en este tipo de financiación alternativa en la que los inversores no buscan dinero a cambio sino financiar proyectos, muchas veces solidarios y para la ciencia, como en la investigación de ciertas enfermedades.
  • Y por último, se establece un tipo de financiación en la que los inversores son recompensados con un objeto a cambio, por ejemplo, si se busca por parte de un emprendedor abrir una empresa de cupcakes se ofrecerán descuentos en la compra de los mismos, e incluso se reglaran por parte del nuevo empresario a cambio de la inversión realizada. Es decir, se busca ayudar por parte de los inversores a cambio de ser beneficiados en los productos del negocio.

En los tres casos expuestos el resultado es el mismo, ayudar a las empresas y particulares con sus proyectos, ya sea mediante una recompensa económica, ya sea beneficiándoles con los productos de nuestra empresa.

En definitiva, cuando hablamos de Crowdlending estamos refiriéndonos a un modelo alternativo de financiación a los bancos que permitirán a los particulares y empresas conseguir dinero para sus proyectos de manera más rápida, y en general con menos intereses que en una entidad financiera. Este tipo de financiación consigue además un trato más cercano con el inversor, ya que muchas veces se beneficiará de los productos de nuestro negocio. A pesar de todas las ventajas que os hemos ido explicando es importante que sepáis que los inversores deben intentar conocer la posible solvencia del proyecto si quieren sacar rentabilidad del mismo, y en el otro lado, los emprendedores deben cumplir con los plazos de pago ya que en caso de incumplimiento pueden tener más complicado pactar un aplazamiento al no tratarse de un banco. En este punto final del post nos gustaría preguntaros lectores, ¿acudirías a un sistema alternativo de financiación?  Tanto en caso afirmativo como negativo ¿creéis que es más inseguro para los inversores financiar proyectos mediante Crowdlending? 

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera