27975

¿Es siempre perjudicial para la empresa tener un fondo de maniobra negativo?

¿Es siempre perjudicial para la empresa tener un fondo de maniobra negativo?

Cuando hacemos referencia al fondo de maniobra hablamos de una magnitud que puede servir a la empresa para garantizar su supervivencia y, a su vez, puede aumentar su rentabilidad.

Para calcularlo, se debe restar el activo corriente y el pasivo corriente. El primero está formado por las existencias, la tesorería, los derechos de cobro a corto plazo y cualquier otro activo líquido y, el segundo, por las obligaciones que tienen las sociedades a corto plazo, recordando en este punto que el corto plazo está formado por todas aquellas deudas cuya obligación debe cumplirse en un plazo inferior a un año.

FONDO DE MANIOBRA = ACTIVO CORRIENTE – PASIVO CORRIENTE

Situaciones del fondo de maniobra

Así pues, si recapitulamos un poco podemos hablar de tres situaciones en las que nos podemos encontrar cuando trabajamos con el fondo de maniobra:

  1. Igual a cero: en estos casos la empresa se encuentra en principio en una situación de riesgo, ya que el activo corriente estará financiado con préstamos a largo plazo, de manera que la empresa en un primer momento no puede hacer frente a sus obligaciones de pago.
  2. Que arroje un resultado positivo: como hemos visto de manera tradicional, es la situación más ideal para las empresas, ya que podrá atender a sus obligaciones de pago a corto plazo.
  3. Fondo de maniobra negativo: en este caso, para la mayoría de las empresas, se trata de una situación perjudicial, ya que al no poder hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, significa que no tiene suficiente liquidez. Pero no es el caso de las grandes superficies que trabajan con dinero en efectivo al contado y, en cambio, pagan a sus proveedores más a largo plazo.

¿Es siempre perjudicial para la empresa tener un fondo de maniobra negativo?

¿Es siempre perjudicial para la empresa tener un fondo de maniobra negativo?

Aunque en este post vamos a hablar sobre la posibilidad de trabajar con un fondo de maniobra negativo, es importante que conozcáis las ventajas de cuando se encuentra en signo positivo.

Se entiende que una empresa tendrá su contabilidad saneada y mayor liquidez cuando mayor sea el fondo de maniobra. De manera tradicional se supone que cuando una empresa tiene un fondo de maniobra negativo no poseerá recursos suficientes para cumplir con sus obligaciones de pago inmediatas. Es decir, si una empresa tiene problemas de liquidez de manera inmediata, no podrá tampoco cumplir con las obligaciones a largo plazo.

Como hemos dicho, cuando una empresa tiene un fondo de maniobra negativo es una mala señal y debe intentar solucionar la situación para poder no acabar en banca rota. Pero a veces, trabajar con un fondo de maniobra negativo es posible ya que debemos atender al flujo de cobros y pagos de la empresa en concreto. Pensad en las grandes superficies como Carrefour o Mercadona. Este tipo de empresas venden al contado sus productos pero pagan a sus proveedores muy a largo plazo no significando esto que tengan problemas de liquidez. Este tipo de empresas saben que con su caja diaria podrán pagar a sus proveedores en un futuro sin tener ningún problema de liquidez.

Caso práctico de una empresa con fondo de maniobra negativo: Mercadona

Para que entendáis mejor el concepto, es importante que lo veáis de forma práctica. Es por ello, que vamos a hablar de un ejemplo que todos conocéis, siendo una gran superficie como lo es Mercadona.

Esta empresa, como muchas grandes superficies, trabaja con un fondo de maniobra negativo. Para ello, cuenta con un plazo de pago de sus clientes inmediato, siendo casi siempre los cobros en efectivo, de manera que siempre tiene efectivo en su tesorería. A su vez, tarda entre dos y cinco meses en pagar a sus proveedores, cosa que podría confundirnos y hacernos pensar que tiene problemas de liquidez, pero lo que consigue con este movimiento es diferir el pago de las deudas sabiendo que siempre dispondrá de efectivo de manera inmediata.

Así pues, como podéis comprobar, la ventaja de trabajar con un fondo de maniobra negativo viene dada por ensanchar el período entre cobros y pagos. Como el período de pago siempre es amplio en una empresa como Mercadona, se asegura tener liquidez para cualquier tipo de improviso que pueda surgir. Otra de las ventajas de esta empresa es que, gracias a tener tanta liquidez, puede autofinanciarse e invertir en proyectos de mejora tanto de sí misma como de su personal o de sus productos. Una empresa tan grande como esta, o como puede serlo Inditex o Carrefour, tiene perfectamente medida su contabilidad y puede controlar trabajar con un fondo de maniobra negativo, cosa que puede ser un peligro importante para empresas más pequeñas que no disponen de un plazo de pago de sus clientes tan rápido.

¿Sabíais las ventajas de trabajar con un fondo de maniobra negativo?

Curso relacionado: Curso Superior de Contabilidad Financiera

Xavi Navarro

Diplomado en ciencias empresariales, estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especializado en funciones de control y gestión financiera y contable.