El impuesto sobre sociedades: pagos a cuenta y gestión del impuesto

El impuesto sobre sociedades: pagos a cuenta y gestión del impuesto

En el post de hoy vamos a hablar de uno de los impuestos en España con el que deben lidiar las empresas, el Impuesto sobre Sociedades. Para ello, vamos a explicaros primero las principales características del impuesto, para posteriormente conocer los pagos a cuenta

¿En qué consiste el Impuesto de Sociedades en España?

Mediante el mismo se grava la obtención de la renta por parte de las empresas, sociedades y demás entidades jurídicas que residan en territorio español. Así pues, podemos extraer las siguientes características del mismo:

  • Tributo directo: grava la manifestación directa de la capacidad de pago de las empresas.
  • Tributo personal: grava a la persona jurídica que realiza operaciones societarias dentro del territorio de aplicación del impuesto.
  • Tributo de devengo periódico: aquí es donde entran en juego los pagos a cuenta, ya que trimestralmente debemos realizar las liquidaciones del mismo como más adelante os explicamos. 
  • Tipos Impositivos año 2015 y 2016

Es muy importante conocer los tipos impositivos a los que va a estar sometidos nuestra empresa a la hora de realizar tanto los pagos a cuenta como la liquidación del impuesto. Así pues, encontramos varios tipos de gravamen que podéis ver a continuación:

  • Tipo impositivo general: hasta el año 2014 el tipo general era del 30% una vez encontrado el resultado contable de la empresa y habiéndose aplicado todas las reducciones posibles, a partir del año 2015 el tipo bajó a 28%, y, para el año en curso baja hasta un 25%.
  • Tipo reducido 15%: para el 2016 todas aquellas personas que decidan emprender y crear su propia empresa podrán aplicar durante dos años el tipo reducido del 15%. Para poder aplicarlo es necesario que la base imponible del impuesto sea positiva y en el siguiente.
  • 25% para pymes: desaparece el tipo impositivo para pymes al generalizar el tipo impositivo del 25% para todas las sociedades.
  • Modelos del impuesto y pagos fraccionados

El impuesto sobre sociedades: pagos a cuenta y gestión del impuesto

​Los modelos del impuesto

Modelo 200

Se trata del modelo de declaración anual del impuesto de sociedades a presentar durante el mes de julio del año natural, en las empresas en que su ejercicio coincida con el mismo, se debe presentar el mismo aun en el caso que durante el ejercicio no se haya desarrollado ninguna actividad o no se hayan obtenido rentas sujetas al impuesto.

Modelo 202

Mediante este modelo se presentan los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades. Se presenta en los meses de octubre, diciembre y abril, suponiendo un anticipo o pago a cuenta del importe a pagar en la declaración que se presenta en julio i de la que acabamos de hablar.

Los pagos fraccionados

Se trata de dos figuras muy importantes que deben conocerse en la liquidación del Impuesto sobre Sociedades, entre algunos de los pagos a cuenta más importantes en el IS son los siguientes:

  • Rentas derivadas en participación de fondos propios de entidades (bancos, cajas…)
  • Contraprestaciones obtenidas como consecuencia de la atribución de cargos de administrador.
  • Rentas procedentes de arrendamientos.

Todas las personas jurídicas que estén sujetas al Impuesto sobre Sociedades deben ingresar a cuenta por estos y otros conceptos. La obligación principal consiste en ingresar las cantidades retenidas aunque aún no se haya practicado la retención.

En la forma de calcular el pago fraccionado, como ya hemos dicho, durante los primeros 20 días naturales de los meses de abril, octubre y diciembre, los sujetos pasivos deberán efectuar el pago fraccionado a cuenta de la liquidación correspondiente al período impositivo. La base para calcular estos pagos fracciones es la cuota íntegra del último período impositivo, minorando en la misma las deducciones y bonificaciones que vienen establecidas en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

Forma de presentación

La presentación telemática es obligatoria para las entidades que tengan la forma jurídica de la Sociedad Anónima o Sociedad Limitada, y también para aquellos sujetos pasivos que se califiquen como grandes empresas.

  • Obligaciones formales: Los contribuyentes deberán llevar la contabilidad para poder calcular el importe de la liquidación del Impuesto y de los correspondientes pagos fraccionados. 
  • Presentar la liquidación: es obligación de todo contribuyente es presentar e ingresar a la Agencia Tributaria tanto el importe de los pagos fraccionados como el de la liquidación anual.
  • En el caso de la cuota resultante de la declaración sea inferior a los pagos anticipados efectuados por el contribuyente, la Administración Tributaria deberá devolver el exceso durante los seis meses siguientes. En el caso que la Administración se retrase en el pago, el contribuyente tiene derecho a exigir los intereses de demora correspondientes.

Como véis, es muy importante que los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades estén al corriente de sus obligaciones para no retrasarse en los pagos a Hacienda.

¿Conocíais la obligación de realizar pagos a cuenta y fraccionados de los contribuyentes del Impuesto de Sociedades?

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera