28113

Impuesto sobre Sociedades: que es la deuda tributaria

Impuesto sobre Sociedades: que es la deuda tributaria

En el post de hoy vamos en qué consiste la deuda tributaria en el Impuesto sobre Sociedades. De esta manera, entenderéis mejor qué riqueza se grava con este impuesto, desglosando el sentido de la deuda tributaria.

El impuesto: ¿qué grava?

El artículo 1 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto de Sociedades define de manera muy clara qué se grava mediante este impuesto que recae sobre los beneficios de las empresas, así pues, se definen los siguientes puntos:

  • Tributo directo: es decir, con el mismo se grava la capacidad de pago de las empresas, mediante el cálculo de los beneficios obtenidos durante el ejercicio social.
  • Se grava a las personas físicas, para hacer una comparativa, podríamos decir que se trata del análogo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que grava la capacidad tributaria de las personas físicas.

¿Cómo calculamos la deuda tributaria?

Debéis tener en mente un esquema básico de los elementos que conformar el impuesto, para acabar obteniendo la deuda tributaria. Así pues, al resultado contable obtenido por el balance anual de la empresa se deben restar deducciones, bonificaciones y bases imponibles negativas, que acabaran dándonos por diferencial la DEUDA TRIBUTARIA. A continuación analizaremos los diferentes elementos que debemos restar al resultado bruto de beneficios obtenidos para llegar al resultado a ingresar o a devolver por parte de la Agencia Tributaria.

Base imponible

La base imponible la obtenemos de restar al resultado contable que ya hemos comentado, las bases imponibles que han  resultado negativas en ejercicios anteriores. Por ejemplo, si el año anterior no hemos tenido deuda tributaria porque ha resultado un Impuesto negativo al no tener base que gravar podemos descontarlo en el ejercicio venidero. La Administración podrá entrar a comprobar la procedencia de las bases imponibles negativas durante un período de 10 años, en el cual podrá entrar a estudiar la procedencia o no de las mismas.

Impuesto sobre Sociedades: que es la deuda tributaria

Devengo del impuesto

Para calcular la deuda tributaria es muy importante que hablemos sobre el devengo del impuesto, ya que gracias al mismo, sabremos qué operaciones deben tenerse en cuenta para calcularlo y cuáles no. Así pues, aplicará el principio de correlación entre ingresos y gastos, es decir, computaremos los ingresos y los gastos a medida que se vayan produciendo, y no tendremos en cuenta por ejemplo, ingresos que prevemos tener pero que no se han producido en el presente. Solamente existe un caso que debéis conocer como excepción, hablamos de los elementos que gozan de libertad de amortización, de manera que los mismos podremos contabilizarlos como gasto en un período impositivo, realizando ajustes contables en el futuro.

Tipo Impositivo

Llegados a este punto, debemos hablar de uno de los factores más importantes para acabar determinando la deuda tributaria. A partir de uno de enero de 2016 el tipo de gravamen general ha pasado a ser del 25%. Así pues, una vez le hemos descontado al resultado contable las deducciones posibles, debemos aplicar este 25% para saber qué cantidad debemos ingresar a hacienda. Aun así, debemos hacer referencia a algunos tipos de gravamen especiales que deberemos aplicar en unos casos determinados:

  • Tipo impositivo del 30%: se aplica en general a las entidades de crédito.
  • Tipo impositivo del 20%: para las sociedades cooperativas fiscalmente protegidas.
  • Tipo del 10%: se aplica a las entidades sin fines lucrativos y de mecenazgo, en general a las fundaciones que se inscriban como tales y a las asociaciones de utilidad pública.
  • Tipo del 1%: para las sociedades de fondos de inversión o de inversión inmobiliaria.

Una vez aplicado el tipo impositivo, nos quedan un par de deducciones que podemos aplicar antes de llegar a la deuda tributaria, tratándose las mismas de las inversiones hechas en investigación y desarrollo, para todas aquellas innovaciones en las que invierten las empresas para mejorar en su sector, y, las inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos.

Pagos fraccionados

Por último, debemos hablar sobre los pagos fraccionados que se hayan hecho durante el ejercicio, de manera trimestral las empresa ingresarán a hacienda un pago fraccionado como adelanto al impuesto al que deberán hacer frente al final del ejercicio. Podemos decir que se trata de un adelanto de la deuda tributaria.

Como se desprende del post de hoy, la deuda tributaria del Impuesto sobre Sociedades, viene determinada por el beneficio que ha tenido la empresa durante un ejercicio social, así que cada uno de los sujetos obligados por el impuesto pagan de manera equitativa a sus ganancias. Es importante diferencia cuando tenemos una deuda con hacienda y cuando por el contrario se produce una situación tributaria favorable a las sociedades, para el caso que no se hayan obtenido ganancias. ¿Conocías los diferentes tipos de gravamen que conforman el Impuesto de Sociedades? ¿creéis que la deuda tributaria define de manera óptima la relación de las empresas con hacienda al tener que pagar por sus beneficios, o por el contrario, creéis que se trata de un instrumento abusivo de fiscalidad?

Xavi Navarro

Diplomado en ciencias empresariales, estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especializado en funciones de control y gestión financiera y contable.