Impuestos en España: la regulación del IVA

Impuestos en España: la regulación del IVA

En el post de hoy vamos a explicaros uno de los impuestos en España, que junto al IRPF, resulta el que más nos afecta directamente, en efecto, estamos hablando del Impuesto sobre el Valor Añadido, o más conocido por sus siglas del IVA.

Qué es el Impuesto sobre el Valor Añadido

El IVA es un impuesto indirecto que grava:

  • Entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios y profesionales: estas pueden definirse como aquellas operaciones que se realicen en España o las Islas Baleares, por empresarios y profesionales, y que exista por dichas operaciones una contraprestación.
  • Adquisiciones intracomunitarias de bienes.
  • Importaciones de bienes.

Debéis conocer un concepto muy importante cuando hablamos de aquellas operaciones sujetas a IVA, se trata del TAI  o Territorio de Aplicación del Impuesto, que se define en la ley del tributo como el territorio español, el mar territorial hasta el límite de 12 millas náuticas y el espacio aéreo correspondiente (quedando excluidas del mismo las Islas Canarias y Ceuta y Melilla).

Concepto de Empresario o Profesional

En la definición que hemos hecho del IVA hemos hablado de la necesidad que las operaciones sean realizadas por empresarios o profesionales en el desempeño de su actividad empresarial pero, que se entiende por empresario o profesional?

Pues bien, el artículo 5 de la Ley que regula el Impuesto sobre el Valor Añadido nos aclara que se entienden como empresarios o profesionales:

  • En primer lugar y de manera muy obvia se entiende que están bajo el ámbito de aplicación todos los empresarios y profesionales que realicen operaciones onerosas.
  • Las sociedades mercantiles también se entiende que forman parte del ámbito de aplicación del Impuesto.
  • Los arrendadores de bienes.
  • Los promotores inmobiliarios, que construyan o rehabiliten inmuebles para su posterior venta.
  • Aquellos empresarios que exporten de manera ocasional medios de transporte nuevos.

Como veis, la Ley abre una ventana muy amplia de sujetos pasivos del Impuesto, cosa que no quita para que estos luego lo repercutan al consumidor final, que es en la mayoría de casos, haciendo frente este consumidor final al pago del impuesto, que el sujeto pasivo deberá ingresar posteriormente a la Hacienda Pública.

Impuestos en España: la regulación del IVA

Operaciones No Sujetas

Igual de importantes que las operaciones que están sujetas al IVA y las personas que deben de hacer frente a su pago, también lo son las operaciones No Sujetas para poder delimitar así al cien por cien el ámbito de aplicación del Impuesto. Así pues, encontramos como no sujetas en la Ley las siguientes operaciones:

  • No se entenderá sujeto al impuesto en primer lugar la transmisión de un conjunto de elementos que formen parte del patrimonio empresarial o profesional y que formen una unidad económica por sí sola, es decir, que con su transmisión pueda ponerse en marcha una sociedad o una actividad.
  • Las entregas de muestras gratuita o de muestras para publicidad.
  • Tampoco se entiende sujeto a IVA el trabajo por cuenta ajena.
  • El autoconsumo de bienes no estará tampoco sujeto a IVA, es por ello que los objetos que las empresas fabriquen para su uso propio no se verán gravadas por el mismo.
  • Las operaciones que realicen las Administraciones Públicas no están sujetas al impuesto, así como las concesiones y autorizaciones administrativas.
  • Prestaciones realizadas a título gratuito.

Como veis es muy importante que delimitemos cuáles son aquellas operaciones que estarán sujetas al IVA.

Tipos Impositivos

Una vez hemos delimitado el ámbito de aplicación del impuesto, lo siguiente que debéis conocer son los diferentes tipos gravados por el mismo, ya que no todos los productos están gravados con el mismo tipo impositivo.

Así pues, encontramos tres porcentajes distintos de IVA:

  • Operaciones y bienes gravados con un tipo del 21%: es el tipo general, es decir, el que encontraremos en la mayoría de las operaciones gravadas por el Impuesto sobre el Valor Añadido.
  • Operaciones y Bienes gravados por el tipo reducido del 10%: en este apartado encontramos aquellos productos como los alimentos y las bebidas no alcohólicas, el agua, el transporte público…
  • Operaciones y Bienes gravados por el tipo superreducido del 4%: en este caso encontramos los productos llamados de primera necesidad, como el pan, la leche, los huevos, frutas y verduras, los medicamentos o los libros.

Liquidación del impuesto

Una vez hemos aprendido como funciona y que grava el IVA, para terminar debéis saber quiénes son los obligados tributarios ante la Hacienda Pública, a la liquidación y pago del impuesto. Pues bien, deben hacerse cargo del mismo todos los sujetos que hemos enumerado más arriba, con la obligación de hacer el ingreso del mismo.

Una vez, se ha determinado siguiendo las reglas que hemos establecido, quien es el sujeto pasivo, debe presentarse trimestralmente el modelo 303, donde se relacionará todo el IVA que se ha repercutido y soportado. Además, a final de año debe presentarse un resumen con todas las operaciones que se han sujetado al impuesto mediante el modelo 390.

Como veis, el IVA es un impuesto muy corriente y que es importante que conozcáis ya que tanto afecta a los empresarios o profesionales, como a los consumidores finales. A raíz del post de hoy, os planteamos la siguiente cuestión.

¿Creéis que en España tenemos unos tipos de IVA muy elevados? ¿Cómo podrían reducirse los mismos? 

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera.