Mejora tus finanzas: buenos hábitos de ahorro
11/02/2019

Mejora tus finanzas: buenos hábitos de ahorro

Finanzas

Hoy veremos en este post diez pequeñas recomendaciones para mantener tus finanzas saneadas:

1. En primer lugar, debes concienciarte y querer cambiar hábitos para ahorrar más. Tiene que ser una toma de conciencia sincera y realista, sin expectativas inalcanzables y con un compromiso real.

2. Acto seguido, debes conocer el estado cero de tus finanzas. ¿Cómo están en este momento? También debes conocer los ingresos y gastos de los últimos meses, las grandes cifras. Y, por supuesto, y en esta ocasión de manera más pormenorizada, Este conocimiento te llevará a diseñar un plan de ahorro motivador y realista a la vez.

3. Cada vez que cobres tus ingresos ahorra sistemáticamente un 5%. Sácalo de tu cuenta bancaria ordinaria y pásalo a tu cuenta ahorro. No esperes a final de mes. Hazlo en cuanto tengas el ingreso. A medida que vayas mejorando en tus hábitos podrás incrementar este porcentaje del 5% hasta el 20% de manera gradual.

4. No contraigas obligaciones de gastos fijos que supongan más del 30-40% de tu renta. Y, lo ideal, situarlos sobre el 30%. A medida que ahorres estos gastos podrían ir bajando por lo que entrarías en un círculo virtuoso. Ahorras y puedes adelantar pagos aplazados de hipotecas, compras del pasado, etc

5. Estudia tus gastos a fondo. Suprime todos los gastos superfluos que puedas. Quédate con lo que sea imprescindible en los capítulos de restauración, ocio, viajes, espectáculos, etc. No te quedes aquí y revisa también los gastos intermedios. Puede ser que encuentres fugas de dinero que puedas recortar: darte de baja de algunas suscripciones que ya no te interesen, ser sólo de una plataforma televisiva en lugar de dos o tres (reconócelo, no tienes tiempo material de ver tantas series o películas), cambiar tu contrato del móvil, caprichos de supermercado, etc. Toma conciencia de tus gastos básicos y estudia si tienes alternativas más económicas en suministros, seguros, cuentas bancarias que cobran comisiones, etc. 

                                                  

6. Algunos ejemplos de cambios de hábitos que pueden permitirte ahorrar son:

a. Diferencia entre deseos y necesidades a la hora de comprar. Esto te llevará a ser un comprador más responsable. Además, ten en cuenta en esta línea que puedes consumir mejor productos de temporada: más baratos y más ecológicos. 

b. Llévate el desayuno o merienda y la comida al trabajo. Puedes hacerte tappers fantásticos y eliminar muchos gastos en bares y restaurantes. Además, puedes elegir mejor el menú, el origen de los alimentos y que, además de un ahorro en dinero, mejore tu dieta.

c. Replantéate el tema del transporte. Muchas veces utilizamos el automóvil privado innecesariamente. Tener y mantener un vehículo o dos supone: gasto en gasolina, gasto en párking, gasto en mantenimiento y reparaciones, además de la pérdida de valor del vehículo que se da año tras año. Utilizar el transporte público es más barato, más sostenible medioambientalmente y, muchas veces, no supone un plus más de tiempo tan significativo. 

d. Controla los pequeños gastos. Como veíamos en un post anterior, te sorprenderías si contabilizamos lo que gastamos en cafés y en agua mineral embotellada. Por ejemplo, si tomas dos cafés fuera de casal al día, 2,40 euros cada día suponen anualmente 876 euros al año. 

e. Utiliza más los recursos públicos a tu alcance. ¿Sabías que en las bibliotecas puedes encontrar música y películas gratuitas?

f. ¿De verdad eres socio del gimnasio o más bien patrocinador? Hacer deporte al aire libre tiene doble beneficio cardiovascular y sobre el ánimo. Es más entretenido, también puede hacerse acompañado y produce más alegría que el deporte en otros circuitos cerrados. 

7. Procura no endeudarte y, si no te queda otro remedio, que sea para inversiones y no para gastos. Es decir, para la compra de un bien que va a quedarse años en tu patrimonio: un electrodoméstico, unos muebles nuevos… mucho mejor que un viaje de ocio o cualquier otro capricho innecesario. Negocia el endeudamiento: su tipo de interés, sus comisiones de apertura, de cancelación, etc. 

8. Apúntate a un curso de economía doméstica. Puedes encontrar nuevos consejos interesantes con aplicabilidad a tu vida diaria. Además, algunos los puedes encontrar en organizaciones de defensa de los consumidores y que sean gratuitos o muy baratos.

9. Anota cada uno de tus gastos. Puede ser en tu hoja de cálculo, en tu libreta kakebo (una técnica japonesa de ahorro) o bien en la multitud de aplicaciones para móvil y ordenador que existen para este objetivo. 

10. Sé flexible. Date algún capricho de vez en cuando. Ahorrar significa tener un seguro financiero para tu jubilación, pero el día a día también es importante. 

 

Nuevos hábitos financieros es lo que vimos hoy en este post. ¿A cuáles te animas y comprometes para primavera?

 
Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta
05/04/2019

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta

La primavera nos trae, año tras año, la no tan agradable tarea de confeccionar nuestra declaración de la renta. Hoy veremos qué debes tener en cuenta a la hora de ...

7 consejos para organizar tus finanzas personales
08/03/2019
Susana Chamorro

7 consejos para organizar tus finanzas personales

A menudo prestamos mucha atención a la organización de las finanzas empresariales, pero las finanzas personales también deben gestionarse si queremos gozar de una b...

Guía básica para invertir en bolsa
25/02/2019

Guía básica para invertir en bolsa

En la guía básica de hoy veremos 10 aspectos clave para invertir en bolsa si somos principiantes.