El papel de «debe» y el «haber» en el Plan General de Contabilidad

El papel de «debe» y el «haber» en el Plan General de Contabilidad

En el post de hoy vamos a hacer referencia sobre dos conceptos fundamentales en contabilidad, en concreto hablaremos sobre el papel del debe y el haber en la contabilidad y de lo que significan estas dos figuras cuando estamos ante un balance de una sociedad. Si te interesa aprender más sobre el tema, no dejes de ojear nuestro curso de contabilidad.

Cuando hablamos de contabilidad no paramos de oír las palabras “debe” y “haber” pero ¿a qué hacen referencia exactamente?

Como supongo que ya todos sabréis las cuentas contables tienen forma de T, estando en el lado izquierdo de la misma el “debe”, y en su lado derecho el “haber.

  • El “Debe”: el “debe” está muy relacionado con el activo en cuanto al balance de una empresa se refiere. Como encontramos en varias definiciones de manual, podemos definir como activo a cualquier recurso controlado por una empresa, cuantificado en términos monetarios del que se esperan beneficios futuros. En cuanto a su valor aumentarán su valor mediante anotaciones en el “Debe”, y disminuirán cuando hagamos anotaciones en el “”Haber”.
  • El “Haber”: siguiendo con la definición que hemos dado en cuanto al “Debe”, el “Haber” está formado por los pasivos de una empresa, tratándose los mismos de obligaciones que están vigente en la entidad y que representan una disminución futura de beneficios económicos.

El papel de «debe» y el «haber» en el Plan General de Contabilidad

¿Qué tipo de operaciones se ubican en una u otra columna?

Como hemos comentado todas las cuentas en contabilidad tienen una parte derecha y una parte izquierda, formadas por el “Debe” y el “Haber”. Cuando hablamos de las operaciones que van a ir en cada uno de los lados de una cuenta contable debéis tener en cuenta dos conceptos básicos:

  • Se llama cargar una cuenta cuando registramos una operación en el debe.
  • Llamamos abonar una cuenta cuando registramos una operación en el haber.

¿Puede una misma operación ubicarse en ambas columnas?

Cuando hablamos de la ubicación de las operaciones en las cuentas contables debemos también hacer una separación entre las partidas que se anotarán en el “Debe” y aquellas que se anotarán en el “Haber”.

  • Debe: Con carácter general, podemos decir que las cuentas de activo se cargarán por su valor inicial, por entradas y por incrementos de valor. Por el contrario, se abonan por salidas y por disminuciones de valor. El carácter inicial de las cuentas de activo es deudor, ya que nacen por el Debe.
  • Haber: Con carácter general, estas cuentas se cargarán por Salidas y Disminuciones. Se abonan por su Valor Inicial, por Incrementos de Valor y por Entradas. El carácter inicial de las cuentas de pasivo y de neto es acreedor, ya que nacen por el Haber.

Aun cuando las cuentas de activo suelen nacer por el “Debe” y las de pasivo por el “Haber”, no significa que no tengan un carácter bilateral ya que tanto los movimientos de activo como los de pasivo admiten apuntes tanto en el “Debe” como en el “Haber”.

La suma de ambas columnas debe ser igual ¿cuál es la explicación de este resultado?

En este punto debo explicarlos a que  nos estamos refiriendo con el saldo  de una cuenta, en este sentido hablamos de saldo cuando hacemos referencia a la

Para cerrar y saldar una cuenta en contabilidad, habrá que igualar la cuantía total anotada en el “Debe” y el Haber” para lo que una vez calculada la diferencia entre ambas partes del mayor la anotaremos en la columna de menor importe de tal modo que la diferencia posterior entre Debe y Haber sea cero.

Por último ¿qué es el sistema de partida doble?

En el Sistema de Partida Doble establecido en la contabilidad es necesario registrar por medio de cargos y abonos los aumentos y disminuciones que se van produciendo durante el año en una empresa, manteniéndose las sumas iguales entre los cargos y los abonos, de manera que siempre haya una equidad entre el Activo y la suma del Patrimonio Neto y el Pasivo.  El sistema de Partida Doble tiene unas reglas básicas:

  1. No existe deudor sin acreedor ni a la inversa.
  2. Todo valor que entra en la empresa es deudor y todo aquel valor que sale es acreedor.

Así pues, el principio universal de partida doble significa que en cualquier asiento, la suma de los débitos debe ser igual a la suma de los créditos.

Como veis, el “Debe” y el “Haber” que son conceptos que todos usamos en contabilidad entrañan en el fondo una gran variedad de matices que se deben tener en cuenta a la hora de actuar.

¿Conocías los pequeños detalles que traen consigo las cuentas de “Debe” y “Haber”?

Curso relacionado: Curso Superior de Contabilidad Financiera