Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta
05/04/2019

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta

Finanzas

La primavera nos trae, año tras año, la no tan agradable tarea de confeccionar nuestra declaración de la renta. Hoy veremos qué debes tener en cuenta a la hora de realizarla. 

El IRPF

Antes de entrar en los pormenores de la declaración de la renta, veamos qué es el IRPF. El impuesto sobre la renta de las personas físicas es un impuesto directo que grava la renta del ejercicio que generamos los contribuyentes. Lo pagan las personas físicas residentes en España, sean o no de origen español. Es decir, si vives y generas tus rentas en Londres, no tendrás que tributar en España aún siendo español. Si eres británico, pero vienes a vivir a España y generas rentas aquí, entonces sí que estarás sujeto al IRPF. 

Esa renta puede tener multitud de formas. Las principales fuentes son:

  • Rendimientos del trabajo: sueldos y salarios, pero también pensiones o las prestaciones por desempleo.
  • Rendimiento de actividades económicas: es decir, las rentas que generan los negocios liderados por personas físicas, los autónomos.
  • Rendimientos del capital: pudiendo ser éste, tanto mobiliario como inmobiliario. El capital mobiliario serían los intereses de tus ahorros, los dividendos de inversiones en empresas, etc. Las rentas que son generadas por el capital inmobiliario son las que provienen del alquiler de una vivienda, por ejemplo.
  • Ganancias patrimoniales: en el caso de venta de un bien, una ganancia patrimonial menos las pérdidas, ésta puede dar lugar a una plusvalía que también tribute en el impuesto sobre la renta de las personas físicas. 

4 Ítems a tener en cuenta a la hora de confeccionar la declaración de la renta

1. ¿Tributa todo tipo de renta? No todas las rentas tributan. Algunas, las excepciona la ley, bien sea considerándolas no sujetas o bien diseñando una exención para ellas. Veamos un ejemplo de cada caso:

  • Una renta no sujeta es aquella que esté sujeta a otro impuesto, por ejemplo, al impuesto sobre sucesiones y donaciones. Si tus padres te donan una vivienda, pagarás el impuesto sobre sucesiones y donaciones y, digamos, que ese incremento de patrimonio no tributará en el IRPF.
  • Una renta exenta sería aquella que sí que está sujeta al impuesto pero que el legislador ha previsto que no tribute por algún motivo. Por ejemplo, algunos premios literarios y científicos. Si tienes curiosidad puedes consultarlos aquí. 

2. ¿Tributa, de una renta que no esté exenta ni no sujeta, todo el importe? No, en general, de la renta obtenida podrás descontarte los gastos que has tenido para generar dicha renta. Veamos algunos ejemplos:

  • En las rentas del trabajo te permiten descontarte la Seguridad Social o las cuotas que pagues a colegios profesionales, sindicatos, etc.
  • En las rentas de actividades económicas no tributan los ingresos sino los ingresos menos los gastos de la actividad (cuota de autónomos, alquileres, suministros del local, compras de existencias, otros servicios, etc.).
  • En las rentas del capital mobiliario también te permiten descontarte los gastos bancarios asociados como comisiones de la entidad financiera y similares.
  • En las rentas del capital inmobiliario también podrás restar los gastos asociados, por ejemplo, al alquiler de la vivienda (intereses de la hipoteca si tuvieras, gastos de comunidad, etc.).

3. ¿Todo tributa igual, todas las rentas e independientemente de la zona geográfica? No todo tributa igual. Hay diferentes escalas para que, dependiendo del tipo de renta tributa pueda tributar más o menos. Además, no es lo mismo vivir en Cataluña por ejemplo que en Castilla y León. Aunque no hay excesivas diferencias, hay una parte cedida a las comunidades autónomas y allí podemos ver diferentes escalas del impuesto.

4. ¿Paga todo el mundo igual? No. Hay tres cosas a apuntar en este sentido:

  • El IRPF tiene en cuenta las circunstancias personales y familiares. Considera cuestiones como el número de hijos, si tienes tú o alguna persona a tu cargo algún tipo de discapacidad y su grado, si tu cónyuge tiene o no rentas, etc. 
  • Además, el IRPR es un impuesto progresivo: cuanta más renta generas, más impuesto pagas más que proporcionalmente.
  • Por último, el impuesto prevé algunas deducciones en función de algunos aspectos que quiere proteger: son deducibles las cantidades destinadas a vivienda habitual (sólo hasta un año en concreto), las cantidades que donas a organizaciones no gubernamentales o asociaciones de interés público, si inviertes en empresas jóvenes, si alquilas viviendas a jóvenes, etc.

Por último, a efectos prácticos, para la declaración de renta del 2018, recordad que el plazo empezó el pasado 2 de abril y que finalizará el 1 de julio de este 2019. Que para casos de rentas sencillas hay un servicio de cita en la Agencia Tributaria y que conviene recordar que la web de la Agencia Tributaria proporciona muchísimos recursos y ayuda. 

Si no has hecho aún la declaración de renta, ¡ponte manos a la obra! 

Curso Superior de Asesoría Fiscal y Tributaria

 

Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

7 consejos para organizar tus finanzas personales
08/03/2019
Susana Chamorro

7 consejos para organizar tus finanzas personales

A menudo prestamos mucha atención a la organización de las finanzas empresariales, pero las finanzas personales también deben gestionarse si queremos gozar de una b...

Guía básica para invertir en bolsa
25/02/2019

Guía básica para invertir en bolsa

En la guía básica de hoy veremos 10 aspectos clave para invertir en bolsa si somos principiantes.

Guía básica para invertir en bolsa
24/02/2019
Susana Chamorro

Guía básica para invertir en bolsa

Para invertir en bolsa hacen falta conocimientos. Sin pretender sustituir una buena formación sobre el tema, hoy veremos una guía básica de puntos para ello.