28182

¿Qué es y como repercute en la empresa un concurso de acreedores?

¿Qué es y como repercute en la empresa un concurso de acreedores?

¿Qué es un concurso de acreedores?

Un concurso de acreedores puede ser un término difícil de entender si no nos ponemos en un contexto de dificultades empresariales, mediante el mismo se busca intentar mejorar un proceso de insolvencia de la empresa abriendo un procedimiento judicial mediante el cual se va a intentar pactar con los acreedores plazos de pago más largos o un período de suspensión de los mismos. Se puede hacer de manera voluntaria por parte de los administradores de una empresa, pero también puede darse el caso en que sea obligatorio por ley para intentar salvar a la empresa, o al menos no dejar deudas pendientes, incurriendo si no se realiza en un delito.

¿Qué objetivos tiene un concurso de acreedores?

Aunque se ha generalizado la idea que mediante el concurso se busca cerrar la empresa y que la misma no haga frente a sus dudas, muy al contrario, el mismo se creó para continuar con la actividad de la misma. Así pues, para no perder actividad comercial, evitar que trabajadores queden en el paro, y también que los acreedores de la empresa no se queden sin cobrar sus deudas, el concurso nace como una alternativa al cierre. Una de las principales características del concurso, es la negociación del pago de las deudas, pudiendo solicitar que se realice el mismo incluso por los deudores. Es decir,  no solamente tiene legitimidad para pedir la entrada el concurso el administrador o administradores de la empresa, sino que los propios deudores pueden hacerlo para intentar salvar sus créditos.

¿Cuándo debe presentarse el concurso de acreedores?

El concurso debe presentarse como muy tarde dos meses después de conocerse la insolvencia de la empresa para hacer frente a sus pagos, debéis tener muy en cuenta que si los administradores son conscientes de este estado de insolvencia y no lo ponen de manifiesto ante un Juez, como ya os hemos comentado, se les pueden llegar a imponer desde multas, sanciones e incluso penas de cárcel. Todo ello, para evitar el fraude de acreedores. Una vez ya sabéis cual es el plazo para la presentación del concurso, ¿qué documentos son los fundamentales en el mismo?, hay varios pero aquí vamos a explicaros tres fundamentales:

  • Memoria económica: mediante la misma vamos a conocer la situación económica y financiera de la empresa, pudiendo con la misma valorar el juez la situación en la que se encuentra y si es viable o no la realización del concurso.
  • Inventario de bienes y derechos: gracias a este inventario, además de conocer las deudas de la empresa, conoceremos sus valores de activo, cosa que ayudará a valora también si puede tener actividad en el futuro.
  • Lista de acreedores: esta lista es fundamental para saber qué deudas tiene la empresa, además se suele establecer un orden de prelación de cobro, siendo los organismos públicos, como la Agencia Tributaria los primeros en el orden de pago.

 Fases del concurso:

Una de las características del concurso de acreedores es que tiene diversas fases antes de concluir el mismo, es imposible explicároslas todas con detenimiento, pero al menos intentaremos que tengáis una idea general de las mismas:

  • Fase de actos previos: en esta fase se preparan todos los documentos relativos al concurso para ser presentados ante el Juez, entre ellos los que os hemos explicado en el punto anterior, de manera que se intenta hacer una idea bastante amplia de la situación económica y financiera de la empresa hasta el momento.
  • Fase general: en la misma se tiene en cuenta toda la documentación, se admite a trámite o no el concurso, se analizan todos los datos, …, digamos que es toda la fase en la que se tramita el concurso.
  • Fase de liquidación:  en la misma se decide si la empresa debe liquidarse porque no va a poder seguir con su actividad normal, o si por el contrario se firma un convenio concursal, pactando nuevos plazos de pago de deudas con los acreedores evitando que la empresa cierre, que como hemos dicho es el fin mismo del concurso, y no el cierre de la empresa, que es lo que solemos escuchar a diario.

Como veis, el concurso de acreedores, tiene como finalidad principal salvar a las empresas de su cierre, aunque la palabra concurso asuste y parezca un método de liquidación de sociedades, muy al contrario se ha pensado como un mecanismo de rescate.

En cuanto a vosotros, nuestros lectores, ¿conocíais la finalidad del concurso de acreedores? ¿Qué os parece como mecanismo para salvar a las empresas en posible quiebra?

Curso relacionado: Curso Superior de Asesoría Fiscal y Tributaria

Diplomado en ciencias empresariales, estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especializado en funciones de control y gestión financiera y contable.