El comercio exterior en la actualidad

El comercio exterior en la actualidad

Hoy en día vivimos en un mundo globalizado donde las empresas ya no tan solo quieren comerciar a nivel nacional sino que buscan expandir su negocio y hacer llegar sus productos a todos los países del mundo a través del comercio exterior. En el post de hoy hablaremos de las claves que hay que tener en cuenta a la hora de abrir nuestras puertas al extranjero. ¡Fórmate con un curso de comercio internacional!

Aspectos del comercio exterior a tener en cuenta 

Contexto político, social y económico

Una de las cosas más importantes que deben tenerse en cuenta en la actualidad a la hora de abrir el mercado es el contexto político, social y económico de cada país, es fundamental hacer un análisis previo de la situación del país al que vamos a exportar nuestros productos para no encontrarnos con sorpresas a la hora de comercializarlos. Además de la estabilidad de un país, debemos intentar conocer su cultura, ya que, habrá cierto tipo de productos que se vendan con gran facilidad en nuestro país de origen pero que no tengan salida en el exterior.

Documentación necesaria

Otro de los puntos a tener en cuenta hoy en día a la hora de comerciar internacionalmente es toda la documentación necesaria para traspasar las fronteras, no es una cuestión baladí sino que la hemos de tener muy en cuenta ya que por cuestiones administrativas nuestros productos pueden quedarse atrapados en la frontera y llegar tarde y en malas condiciones.

Tipos de pago

Como tercer punto es muy importante que pensemos como vamos a realizar o vamos a recibir los pagos cuando comercializamos con países en el exterior. OS voy a explicar brevemente los dos tipos de pago que se utilizan normalmente cuando hacemos un pago a nivel internacional y que es importante que conozcáis:

a.- Remesa: en el caso que seas la parte exportadora entregarás al banco de tu cliente la letra o el pagaré para que se proceda al cobro en el plazo determinado.

b.- Crédito documentario: en este caso se controla mejor la mercancía ya que puede tenerse un control documentario, de manera que, el banco no entregará la misma al cliente hasta que acepte la letra o la forma de pago establecida.

Aspectos a tener en cuenta del comercio electrónico 

El comercio exterior en la actualidad

Una vez hemos hablado de la situación política del país, de la documentación necesaria para exportar y de los medios de pago, es fundamental cuando hablamos de comercio internacional hacer referencia al comercio electrónico como vía para vender nuestros productos. El elemento fundamental en el comercio electrónico es la protección al consumidor, debemos pensar que las personas que vayan a comprar a través de internet dejarán muchos de los datos personales en nuestro servidor, y debemos tratarlos y protegerlos con la diligencia debida.

Debemos tener en cuenta también, que aunque comercialicemos nuestros productos por vía electrónica debemos de estar informados respecto al tema aduanero y de impuestos. Es importante tener muy en cuenta los impuestos a los que debemos hacer frente para no encontrarnos con sorpresas y tener que hacer frente posteriormente a elevadas sanciones.

Incoterms – Normas de comercio internacional 

Uno de los elementos esenciales en el comercio internacional y del que debemos hacer referencia en el post de hoy son los Incoterms, se trata de unas normas regidas por la cámara de comercio internacional que regulan el alcance de las cláusulas comerciales incluidas en el contrato de compraventa;  es importante que los conozcáis aunque sea brevemente porque son un mecanismo muy utilizado actualmente por lo que al comercio exterior se refiere.

  • Incoterm CIF (coste, seguro y flete): en este tipo de pacto el vendedor debe pagar el coste de seguro para cubrir las pérdidas o los daños a las mercancías y de pagar los costes derivados del flete de las mismas.
  • Incoterm CIP (transporte y seguro pagado hasta): en este caso el vendedor debe pagar el seguro y el transporte de las mercancías, no suele ser un Incoterm muy utilizado ya que los vendedores no suelen querer hacerse cargo de todos los costes del envío de los productos e intentan repartir la responsabilidad con los receptores de los mismos.
  • DAF (entrega en frontera): con este tipo de Incoterm el vendedor cumple con su obligación de entrega de las mercancías en la Aduana que se haya pactado, de manera que una vez hecha la entrega ya no será responsable de las condiciones en las que llegarán los productos a su destino final.
  • FOB (libre a bordo) con este tipo de Incoterm la responsabilidad del vendedor termina en cuanto a puesto las mercancías en el transporte correspondiente, debe hacerse cargo y velar por ellas hasta ese momento y no más allá, suele ser una cláusula que no suelen aceptar los receptores de los productos porque a veces debido a condiciones climáticas desfavorables los productos pueden llegar deteriorados y el vendedor no tendría ningún tipo de responsabilidad.

No se ha hecho referencia a todos los Incoterms existentes, la idea es que os podáis hacer una idea de qué son y para qué sirven ya que en las relaciones internacionales resultan herramientas muy útiles a la hora de negociar las condiciones de entrega de los productos.

Como veis, a la hora de comercializar con el exterior es muy importante tener en cuenta una serie de variables que no podemos obviar si queremos tener éxito en nuestros negocios internacionales. Si te interesa este ámbito y quieres especializarte en comercio internacional, te interesará nuestro Curso Superior de Comercio Internacional.

¿Cuáles de los aspectos que crees que pueden ser de utilidad a las empresas a la hora de comercializar en el exterior?