¿Cuáles son y cómo potenciar tus habilidades para trabajar en equipo?

¿Cuáles son y cómo potenciar tus habilidades para trabajar en equipo?

En el post de hoy vamos a hablar de las habilidades que debemos tener en cuenta a la hora de buscar un empleo donde se valore el trabajo en equipo. Tanto si reclutamos a personas para nuestra empresa como si somos buscadores activos de empleo, es muy importante tener en cuenta las pautas que iremos matizando a continuación para conocer cuáles son las habilidades principales en una persona comunicativa y abierta los demás.

Habilidades principales

¿Cuáles son y cómo potenciar tus habilidades para trabajar en equipo?

Empatía

Es muy importante, en cuanto a las habilidades para trabajar en equipo, para conocer y entender mejor a los demás. Si pensamos en una persona que pueda ejercer en el futuro como líder y gestionar un equipo, es muy importante que la misma sea capaz de posicionarse en el lugar del contrario para entender cuáles son las necesidades de todos aquellos con los que trabaja.

Liderazgo

De la misma manera que es importante la empatía para poder trabajar en equipo, también lo es el liderazgo. En un grupo de personas suele debatirse sobre un problema a resolver en común pero, llegado a un punto será necesario que alguien tome una decisión definitiva sobre el asunto. Es en este momento cuando es necesario que se tengan características de líder sin ser autoritario ni tajante.

Escucha activa

Cuando trabajamos en equipo resulta fundamental saber escuchar al equipo con el que trabajamos. Si una persona no es capaz de reflexionar, entender y escuchar las propuestas de los demás, será imposible que las ideas fluyan y se pueda acabar tomando la decisión más adecuada.

Respeto y sinceridad

Otra de las habilidades que se deben tener en cuenta, a la hora de trabajar en equipo, es el respeto hacia las ideas de los demás, ya que no siempre tendremos razón en nuestras consideraciones y deberemos respetar y valorar las propuestas de los mismos. A su vez, es fundamental que en un grupo de trabajo exista sinceridad, sin sobrevalorar sus ideas y desde el respeto que ya hemos apuntado, debemos intentar dar nuestra opinión sobre las propuestas del grupo.

Capacidad analítica y de crítica

A la hora de formar parte de un grupo, es necesario tener dos habilidades principales: capacidad analítica y crítica. Cuando nos referimos a capacidad analítica, queremos decir que, a la hora de poner sobre la mesa las ideas comunes, deberemos ser capaces de analizar las mismas y realizar una crítica, ya sea positiva o negativa pero, siempre de manera constructiva para así, posteriormente ser capaces de tomar decisiones completas fundamentadas en las opiniones de todos.

Capacidad de comunicación

En un grupo de personas donde se ha de trabajar en equipo, es muy importante tener una buena capacidad de comunicación. Esto es así ya que en primer lugar, la capacidad de comunicación es muy necesaria para poder aportar y hacer comprender nuestras propias ideas y, en segundo lugar, también resulta importante a la hora de debatir con el resto sobre sus propios razonamientos.

Podemos resumir las habilidades para trabajar en equipo en tres grandes grupos:

  1. Habilidades Sociales: siendo muy importante la capacidad de interrelacionarse con diversos tipos de personas, respetando sus opiniones a la vez que hacemos saber las nuestras.
  2. Habilidades Profesionales: es fundamental también a la hora de trabajar en equipo, tener una trayectoria profesional al respecto y formarse siempre en este sentido.
  3. Habilidades Personales: en último lugar, será necesario fomentar actitudes personales como la capacidad de resolución de problemas, la calma, la empatía, la racionalización, la sinceridad…

¿Cómo podemos potenciar las habilidades para trabajar en equipo?

Para poder potenciar las habilidades para trabajar en equipo debemos tener en cuenta una serie de pautas. Pueden ser varias según la empresa o la persona. En el post de hoy haremos referencia a algunas de ellas:

  • Debemos aceptar la responsabilidad del trabajo en equipo como si fuera propia, de manera que, si sentimos que las decisiones que tomemos en común como si las hubiésemos tomado nosotros mismos, nos implicaremos más en el trabajo y en la toma de decisiones.
  • Debemos potenciar las habilidades que nos permitan trabajar con las demás personas, bajo presión y reconociendo las situaciones problemáticas. De esta manera, debemos aprender a trabajar bajo la cierta presión de tomar decisiones con otras personas, pudiendo acudir por ejemplo a actividades en grupo para fortalecer la confianza hacia los demás.
  • Hacer autocrítica. Es fundamental que trabajemos para poder ver nuestras propias debilidades y no sólo las de los demás.

Así pues, es necesario que aprendamos a trabajar con un equipo de personas ya que, en algún momento de nuestras vidas, deberemos desarrollar una idea o un proyecto en común. Es en este sentido que debemos dejar nuestra individualidad a parte para acabar formando parte del grupo y poder tomar decisiones en común.