Lean Start-up, emprender sin un Business Plan

Lean Start-up, emprender sin  un Business Plan

¿Necesito un Business Plan para emprender?

Lanzar una nueva empresa siempre ha ido ligado a la  idea de preparar un buen  Plan de Negocios (Business Plan) como un punto indispensable de partida.

Lean Start-Up. Fuente Nina Frazier Lean Start-Up. Fuente Nina Frazier

Pues bien, un reciente estudio de la prestigiosa escuela de negocios Harvard Business School nos indica que más del un 75% del total de start-up fracasan a pesar de tener un buen plan de negocio.

El citado estudio, concluía, tras estudiar más de 100 planes de negocio, en lo siguiente:

  • Los Planes de negocio difícilmente sobreviven a un primer contacto con los clientes.
  • Un Plan de negocios a 3 o 5 años es ciencia ficción, en un escenario económico tan cambiante
  • Las grandes compañías no utilizan planes de negocio, se basan en adaptarse al entorno cambiante y aprenden de los fallos en los nuevos productos y servicios, de una manera iterativa con los clientes.

Visto lo anterior parece ser que un Business Plan no es tan primordial para tener éxito en un nuevo negocio.

La alternativa al Business Plan: lean start-up

Sí, y una de las  nuevas forma de emprender es el que se  propone en  el método «Lean start-up«.

Este método se basa en primar la experimentación práctica sobre la elaboración teórica de un plan de negocio, basándonos en aprender de nuestros clientes hasta dar con el producto que se precisa en el mercado.

En base al concepto del «mínimo producto viable» el método «lean start-up» propone ponerse manos a la obra en la búsqueda de un cliente una vez se ha elaborado una muestra básica del producto o  idea a comercializar.

Las bases del método «Lean start-up»

Los 3 principios básicos del método «Lean start-up» se pueden resumir de la siguiente forma:

  • Sketch out our Hypotheses.En primer lugar, se basa en redactar por parte de los emprendedores una serie de hipótesis o ideas que generen valor por ellas mismas a los clientes potenciales y a nuestra propia empresa.
  • Get out of the building. En segundo lugar, se trata de testar esas hipótesis saliendo a la calle al encuentro del cliente, para presentar la idea o el «producto mínimo viable».
  • Listen to costumers. En tercer lugar se trata de recoger el feedback del cliente para comprobar si nuestras hipótesis son correctas o si toca revisar, eliminar o crear otras nuevas. Probablemente este encuentro con la opinión del cliente nos llevará al punto 1 de nuevo  para seguir iterativamente este proceso hasta dar con lo que el cliente necesita.

Para aquellos que queráis profundizar en dicho método existe  el taller Lean Startup Machine, que ya ha ayudado a más de 8.700 emprendedores a aplicar la metodología Lean al lanzamiento de negocios y productos. Se realizará en Madrid los próximos 18, 19 y 20 de octubre.

Deusto Formación posee una interesante oferta formativa enfocada a la creación y gestión de empresas y en septiembre lanzará su nuevo Programa Superior de Creación y Gestión de empresas. Si os interesa, dejadnos vuestros datos y un asesor especializado os atenderá.