¿Por qué es importante el desarrollo de habilidades directivas?

¿Por qué es importante el desarrollo de habilidades directivas?

En el post de hoy vamos a hablar de porqué es importante desarrollar habilidades directivas para cualquier trabajo. Es fundamental que cualquier empresa ya sea del tamaño que sea tenga un buen líder que sepa motivar a sus trabajadores de la manera adecuada para que haya un buen ambiente de trabajo y un continuo flujo de información entre los trabajadores y la empresa.

La importancia de las habilidades directivas

desarrollo de habilidades directivas

Pues bien, intentaremos ir desgranando un poco cuáles son las principales capacidades que debe tener un buen jefe de manera que a modo de resumen  podamos entender por qué resultan tan importantes: En primer lugar podemos decir que es fundamental que un buen líder tenga capacidad para solucionar problemas de manera cualquier trabajador pueda exponer una necesidad de la empresa y su superior tenga la capacidad para resolverla sin la ayuda de terceras personas. El punto anterior nos lleva a este que trata sobre la capacidad de toma de decisiones que deben desarrollar las personas que se vayan a formar para ser futuros directivos, es importante a veces delegar en otros pero también es necesario que un jefe pueda tomar decisiones de forma autónoma sin necesidad de buscar ayuda. Y esto es así porque un jefe que infunda confianza es uno que también sea capaz de resolver las situaciones complicadas de manera rápida y efectiva. En este sentido, además del desarrollo de habilidades directivas es importante la formación en la optimización de los procesos de toma de decisiones de manera que en él se incluyen maneras para resolver un problema de manera efectiva, como buscar sus pros y sus contras y evaluar sus consecuencias pero siempre de la manera más rápida y efectiva. De la misma manera es importante que se desarrollen las habilidades interpersonales de las personas que van a estar en los puestos más altos de las sociedades mercantiles o pequeñas y medianas empresas, de manera que los subordinados vean a su superior como una persona de confianza con la que pueden contar para el buen desarrollo de su trabajo y de las actividades empresariales mientras, a su vez, también es una persona que infunde respeto como máximo responsable.

Adaptarse al cambio, pero gestionando el día a día

 En segundo lugar, otras de las capacidades importantes es la capacidad para adaptarse a la empresa y a sus cambios continuos, y más hoy en día con toda la tecnología que nos rodea en constante crecimiento y desarrollo. Así pues debe formarse a personas para que se adapten a estos cambios, que no les de miedo abrir nuevos campos de trabajo y nuevas situaciones, a veces hay personas que no llevan bien cambios generales, por eso es importante el desarrollo de este tipo de actividades. Esto os puede parecer muy obvio pero es necesario que una persona que desarrolle sus capacidades directivas tenga capacidad de liderazgo. Claro que el liderazgo es algo muy difícil de definir, pero para intentar explicarlo podemos decir que se trata de la habilidad para dirigir una organización de manera efectiva mientras que también se tiene la capacidad para influir en el comportamiento y los valores de los trabajadores de la empresa. Así pues como podéis ver una persona que cumpla con estas capacidades puede ser un buen líder para ayudar a formar a personas mientras vela por el correcto desarrollo de las actividades de su empresa.

El perfil ideal para el desarrollo de habilidades directivas

Normalmente se clasifica a las personas en tres tipos; con perfil pasivo, asertivo o agresivo, pues bien en el desarrollo de las capacidades directivas se busca que las personas tengan un perfil asertivo. Supongo que os estaréis preguntando en que consiste en este tipo de perfil, como siempre esto ha dado lugar a largos estudios sobre psicología que intentaré resumir aquí en unas pocas líneas. Pues bien entre las características de las personas con un perfil asertivo están:

  1. No tener complejos o miedos para expresar su opinión y hacerla saber a los demás.
  2. A la vez que expresan su opinión también son capaces de escuchar la de los demás para después aplicar un conjunto de todas y así intentar satisfacer las necesidades de todos.
  3. Aceptan las críticas pero también saben hablar de sus sentimientos abiertamente para que no haya malentendidos.
  4. En cuanto a su tono suele ser calmado pero firme sabiendo expresar sus ideas de forma clara y concisa.

Obviamente una persona asertiva es mucho más compleja de explicar pero es para que podáis haceros una idea de que se busca desarrollar en un futuro director de empresa.

Trabajando mis habilidades directivas

Es importante que sepáis que hay personas que llevan el liderazgo en la sangre y de manera innata, pero eso no significa que cualquiera de los que estás leyendo este post no podéis trabajar en estas actividades para poder crecer profesionalmente en el ámbito en el que os habéis especializado ya que existen cursos al respecto en el que se forman líderes pero a su vez personas.  Además es importante saber elegir qué habilidad directiva es más importante desarrollar, os dejamos un post anterior con 10 de las más importantes. Por último será muy importante desarrollar un clima de confianza, tanto en el líder en sí mismo como hacía los demás.