¿Qué es la gestión del talento?
14/09/2019

¿Qué es la gestión del talento?

Gestión de Empresas

La gestión del talento supone un compromiso por parte de la organización para contar con los profesionales más potentes del mercado.  Engloba multitud de procesos: desde la captación a la retención del mismo, pasando por todas las sub-fases entre una y otra, como el reclutamiento, la selección, la acogida, la motivación, el desarrollo o el plan de carrera, entre otras.

 

La importancia de gestionar de manera eficaz el talento radica en que hacerlo así:

  • Mejora la competitividad de la organización.

 

  • Incrementa el desempeño de las plantillas.

 

  • Colabora en mantener un clima laboral óptimo donde los profesionales se sientan y se desarrollen a gusto.

 

  • Contribuye muy directamente a mejorar el personal branding de la corporación.

 

Así pues, para gestionar el talento debemos de prestar atención a la excelencia de las siguientes acciones, tan íntimamente ligadas con la función de recursos humanos:

  • El reclutamiento.

Dentro de todos los procesos de recursos humanos, el de detectar el talento corre a cargo del reclutamiento. El reclutamiento es el proceso de atraer personas a nuestros procesos de selección. Atraer a un número suficiente de candidatos para las necesidades planificadas y programadas por la empresa y, además, de un perfil adecuado a dichas necesidades y a las descripciones de puestos de trabajo vacantes. Como ya se apunta, tras esta función es imprescindible que la organización haya realizado un buen trabajo en la planificación de los recursos humanos: sepa con exactitud su inventario de personal, qué necesitará en un futuro, con qué cuenta, con qué podría contar y qué debe de seleccionar externamente.

  • La selección.

Llamamos proceso de selección de personal a los procedimientos que tienen como finalidad evaluar a diferentes candidatos para cubrir un determinado puesto de trabajo. Se trata de ver cómo casan nuestras necesidades humanas en la organización con las candidaturas captadas. No hay que confundir este proceso con el de captar al mejor candidato en términos absolutos, sino que la eficiencia reside en seleccionar al que tenga el perfil que vaya a adaptarse mejor a nuestras necesidades. Aunque se habla indistintamente de reclutamiento y de selección, el primero trabajaría la atracción de candidaturas y el segundo proceso incidiría más en las acciones orientadas a escoger las mejores candidaturas a través de diferentes pruebas y actividades.

  • La acogida del nuevo empleado.

Le ayudará a involucrarse en la organización y en sus tareas más rápidamente y de manera más fluida. Recurrir a planes de acogida formales, procesos de mentoring o formaciones iniciales son buenas estratégicas.

  • La formación de los trabajadores de manera correcta, adaptada a las necesidades de su puesto de trabajo y muy ligada a su crecimiento profesional y personal es otra acción básica para gestionar el talento.​

 

  • La retribución actúa como un potente factor para retener el talento. Si la retribución no cumple las expectativas del trabajador, este buscará, tarde o temprano, otras alternativas. Además del salario más típico, otros beneficios extrasalariales también ayudan: retribuciones en especie como la utilización del coche de empresa, alojamientos, premios por objetivos en forma de viajes, servicios gratuitos para la familia como mutuas médicas, escuelas, etc.

 

Otras estrategias para gestionar el talento

Otras estrategias de recursos humanos para mejorar la retención del talento y el rendimiento de los equipos pasan todas porque el trabajador se sienta contento y feliz. Esta obviedad se basa en gestionar adecuadamente los siguientes aspectos:

  • Trabajo en equipo. En la medida de las posibilidades, el trabajo en equipo es un factor de motivación e implicación muy interesante.

 

  • Buen liderazgo, por parte del responsable directo del departamento y de la dirección. Un liderazgo consciente, que impulse la autor responsabilidad y fomente el empoderamiento de los equipos.

 

  • Desarrollo. ​Contemplar como básico el desarrollo de las plantillas, mejorando sus competencias a través de formación, mentoring o cualquier otra estrategia, a la vez que promocionando internamente a los recursos humanos, con planes de carrera realistas pero ambiciosos y que se ajusten a las estrategias corporativas.

 

  • Evaluación del rendimiento y del desempeño. Para corregir disfunciones, para impulsar todo aquello que funciona muy bien en las plantillas, para estimular a los trabajadores con estas evaluaciones, etc.

 

  • Conciliación. Establecer políticas de conciliación de la vida personal con la laboral es algo muy demandado actualmente, sobre todo en perfiles laborales cualificados. Incentivar un buen equilibrio entre las diferentes responsabilidades vitales mejora la imagen que de la empresa tienen los empleados.

 

  • Comunicación. Como ya se apuntaba anteriormente, es necesario que la comunicación interna sea fluida, constante, que evite rumores, que sea bidireccional y que permita el feedback continuo de manera tanto horizontal como vertical.

 

Gestionar el talento no es fácil. Si el tema te interesa... ¡Fórmate!

Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

 ¿Cómo detectar empleados con bajo rendimiento ?
29/09/2019
Susana Chamorro

¿Cómo detectar empleados con bajo rendimiento?

¿Qué pasa si nuestra plantilla tiene un bajo rendimiento? Hoy hablaremos del desempeño de los recursos humanos.

Transformación digital empresas
04/09/2019
Thaís Balagueró

5 Claves básicas para la transformación digital de una empresa

En este post vamos a hablar sobre la transformación digital en las empresas y sobre algunas de las claves básicas para lograr esta transformación digital en una emp...

Data quality en big data
17/05/2019
Thaís Balagueró

La importancia del Data Quality en Big Data

En el post de hoy hablaremos sobre el tema del Data Quality en el entorno del Big Data y del análisis de datos.