5 pautas para poner en marcha un ecommerce

5 pautas para poner en marcha un ecommerce

Vender online puede ser una gran oportunidad o, por el contrario, una complicada aventura en la que podemos perdernos fácilmente si no hemos analizado bien el sector, el mercado, las oportunidades reales de negocio, etc.

En este post, vamos a analizar las principales pautas para que las puedas tener claras si estás pensando emprender un negocio online o si quieres explorar más sobre este tema. 

Análisis de mercado y modelo de negocio ecommerce

En primer lugar, tendremos que empezar con una fase analítica y de definición estratégica de objetivos así como el modelo a través del cual nos presentaremos al mercado y ofreceremos nuestros productos o servicios. En este punto, es importante saber que el modelo cambiará mucho si ofrecemos un producto o bien un servicio, y también si nuestro modelo es de venta directa, de intermediación, etc.

Si empezamos por la fase de análisis del mercado, en primer lugar tendremos que cuantificar la necesidad que estamos cubriendo, el tamaño de mercado, qué cuota podemos aspirar a tener y, en definitiva, cuál es la oportunidad real de generar ingresos. También tendremos que analizar los costes relativos a la operativa para ver si el negocio que estamos planteando no solo generará ingresos sino que también nos aportará una buena rentabilidad.

En este punto del análisis, no es igual si ya tenemos un negocio funcionando offline y queremos ampliar ventas vía ecommerce, que si por el contrario estamos creando desde cero un negocio totalmente digital. Dependerá de cada caso, pero en principio, el riesgo es mayor cuando estamos creando un negocio desde el principio y, por lo tanto, esta parte de análisis tendrá que ser mucho más detallada, rigurosa y profunda. El hecho de no disponer de presencia en el mercado hace que nos enfrentemos a más incógnitas: cómo recibirá el mercado nuestro producto, podremos hacer frente a la competencia, es correcto nuestro posicionamiento, etc.      

El segundo aspecto clave a definir es el modelo de negocio que vamos a establecer. En primer lugar, definiremos si creamos un modelo híbrido en el que vendemos tanto a través de tiendas físicas como a través de nuestra tiende online. Esto puede ser tan variable como queramos: por ejemplo, vendemos exactamente lo mismo online que offline, o optamos por segmentar nuestra oferta y ciertos productos los vendremos offline y otros los vendemos online.

También definiremos si nos centramos en un modelo de Marketplace o de Propia Plataforma. En el primer modelo, un Marketplace se centra en poner en contacto compradores y vendedores. Por ejemplo, negocios como Airbnb, Booking son un marketplace ya ponen en contacto huéspedes (compradores) con hoteles / apartamentos (vendedores). Mientras que una plataforma propia de ecommerce se centra en la empresa en sí misma y en la capacidad de vender los productos propios.    

Pasos a seguir en la puesta en marcha del ecommerce

Una vez tenemos clara la parte estratégica, pasamos a los puntos tácticos de cómo poner en marcha nuestra tienda online.

Aquí te detallamos los principales pasos:

  1. Elige la plataforma tecnológica: hoy en día, podemos tener un ecommerce de forma muy rápida puesto que ya hay plataformas desarrolladas que se adaptan a prácticamente todos los modelos de negocio. Esto hará que nuestro time-to-market (puesta en marcha) sea muy rápido.
    Si por el contrario, necesitamos un desarrollo a medida, también podemos desarrollar nuestro propio portal de ventas con un desarrollo hecho a medida, será más personalizado pero también tendrá un coste más alto.
  2. Genera confianza y diferenciación: uno de los retos a la hora de vender por internet es que los usuarios confíen en nuestra web y que la propuesta de valor sea atractiva como para que nos compren a nosotros frente a la competencia.
  3. Segmentación, personalización y experiencia de usuario: para conseguir un buen porcentaje de conversión (relación entre visitas y transacciones) nuestro ecommerce tiene que enfocarse a nuestro público objetivo y ofrecer una experiencia personalizada para facilitar la compra.
    Aspectos como recordar la tarjeta de crédito para facilitar la compra en menos clics, guardar preferencias, sugerir productos relacionados, son algunos de los aspectos que facilitan la compra a los usuarios y que harán de vuelvan de nuevo a nuestra web.
  4. Cuida el contenido: mantener un contenido de calidad, con vídeos y fotos es esencial para que nuestro portal sea atractivo y, a su vez, genere confianza. Tenemos que pensar que los usuarios no están viendo físicamente el producto, o si es un servicio, tenemos que poder explicarlo muy bien.
  5. Incorpora comentarios de clientes: este aspecto es fundamental para generar también confianza y que los argumentos de venta sean más sólidos. Hoy en día, los usuarios confían más en el contenido generado por otros usuarios como ellos que no en el generado por la propia empresa.

¿Está trabajando en un proyecto de ecommerce actualmente? ¿Cuál ha sido el resultado? ¿Estás pensando en un nuevo modelo de negocio online? ¡Nos encantaría que compartieras tu experiencia!

Curso relacionado: Curso Superior de Marketing Online y Comercio Electrónico