Aplicaciones de la Gamificación en la empresa

Aplicaciones de la Gamificación en la empresa

¡Empieza la partida! Para ello, tendremos que poner todos nuestros sentidos, conocer las reglas del juego y competir para llegar a ser los mejores y conseguir el premio. Estas parecen las instrucciones de un juego, y en el fondo lo son, pero aplicadas a la empresa. En el post de hoy analizaremos el concepto de Gamificación en la empresa.

¿Qué es la Gamificación?

El concepto de Gamificación surge del concepto juego (game) referido a esas aplicaciones que no son estrictamente lúdicas, ya sean referidas al mundo de la empresa o, por ejemplo, también del marketing. Es entonces el hecho de convertir en juego una situación o una acción que en principio no lo es.

gamificación

Teniendo en cuenta que el concepto de Gamificación se puede aplicar a varios aspectos de la empresa, se pueden establecer estas mecánicas a nivel de equipos de ventas, marketing o incluso a nivel de recursos humanos. Esto implica aplicar las lógicas del juego en las relaciones que establecemos entre los empleados, entre los equipos de trabajo o incluso entre la empresa y nuestro cliente. Para ello, es importante tener claros los valores que se comparten y que son fundamentales para que estas dinámicas funcionen como, por ejemplo, la competitividad, la diversión, los retos y el reconocimiento.

Técnicas más destacadas de Gamificación en la empresa

Si nos centramos a nivel de Recursos Humanos y de gestión de equipos, hay varias técnicas que podemos aplicar en cuanto a estrategias de Gamificación, siendo el principal objetivo trabajar la motivación, la compenetración entre sus miembros y el sentimiento de equipo. Algunas de las estrategias que podemos adoptar es la utilización de distinciones o condecoraciones. Podemos establecer diferentes criterios y establecer todas las mecánicas que creamos necesarias y a través de ellas reconocer a los empleados más productivos, colaborativos, creativos, los mejor valorados por parte de nuestros clientes, etc. Siempre teniendo presente que esta estrategia tiene que ser constructiva, motivadora y que a su vez genere una competencia “sana” entre los trabajadores.

gamificación en la empresa

También, a parte del reconocimiento, podemos establecer algún tipo de recompensa tangible como por ejemplo algunos beneficios como se los primeros en elegir las vacaciones, disfrutar de descuentos especiales, alguna invitación para actos lúdicos, etc. En el ámbito de los Recursos Humanos dentro de la empresa, también podemos aplicar técnicas de Gamificación relacionadas con la formación. Para ello podemos recurrir a técnicas de rol playing, para simular situaciones que se darían en la vida real, o bien utilizar software específicos también encaminados a la simulación de situaciones reales introduciendo componentes de competitividad entre los participantes.

Si nos centramos en aplicaciones más relacionadas con el área de Marketing, el principal objetivo de implementar técnicas de Gamificación es la de atraer y retener clientes hacia nuestra marca. Para ello, estableceremos dinámicas para conseguir que así realicen acciones que, de otro modo, podrían estar más reticentes como, por ejemplo, rellenar un formulario más largo de lo normal o que nos contesten una encuesta de satisfacción o una encuesta para un estudio de mercado. Otra situación en la que puede ser de gran utilidad incorporar estas campañas en los planes de Marketing es en el lanzamiento de un producto. A través de juegos, podemos hacer que nuestros clientes se animen a probar nuestros productos, que compartan la información para inspirar a clientes potenciales que estén a su alcance, y también nos puede servir acortar los tiempos de adopción de esos nuevos productos en el mercado.

Hay también otra área que podemos trabajar de forma muy eficiente y atractiva y es la fidelización. A través de estos programas nos centramos en la relación con nuestros clientes para retenerlos, animarles a incrementar sus compras, y conseguir que aumente el valor del ticket medio. Los programas de fidelización se basan normalmente en sistemas de puntos, y estos a su vez otorgan unos niveles determinados de membresía que otorgan un status y beneficios exclusivos así como descuentos a través de la redención de dichos puntos.

A través de las aplicaciones móviles también podemos aplicar técnicas de Gamficación y un muy buen ejemplo es Foursquare. En esta aplicación se otorgan puntos a los usuarios que hacen check-in en los distintos negocios, se hacen reconocimientos, se ofrecen descuentos exclusivos e incluso la posibilidad de establecerse como los “alcaldes” del establecimiento. Otro aspecto que no podemos pasar de alto son las Redes Sociales, ya que nos sirven como canal de comunicación con nuestros clientes y nos proporcionan un marco ideal para realizar concursos y promociones.

Ello lo podemos realizar a través de aplicaciones específicas para estos canales o directamente en la comunicación que tenemos con nuestros clientes. En estas redes realizamos dinámicas de juego pero añadiendo un componente social que nos ayudará a generar más notoriedad y viralidad. También podemos aprovechar para animar a nuestros clientes y seguidores a generar su propio contenido y establecer con ellos una relación colaborativa. Nos referimos por ejemplo a concursos de fotografía, sugerencia de nuevas ideas, redacción de textos sobre su experiencia con nuestra marca, etc.

¿Qué te parece la Gamificación aplicada a la empresa? ¿Has participado en alguna de estas campañas?