Círculo Vicioso. Redes Sociales vs Web Corporativa

Círculo Vicioso. Redes Sociales vs Web Corporativa

«Para tener un buen sistema de comunicación y distribución, es importante crear un «círculo vicioso» entre todos los medios de la empresa.»

Teenagers Smiling in Group Hug

Es frecuente confundir los fines de una web corporativa, con los fines de las Redes Sociales. La Web corporativa es aquella que creamos a partir de un dominio y un hosting (normalmente subcontratados). Ésta permite comunicar a nuestros clientes todo tipo de contenidos que queramos compartir con éstos, desde información de la compañía, pasando por detalles y explicaciones de productos y servicios ofrecidos, formularios de contacto, mapas de ubicación, galerías de fotos, vídeos,…

Las Redes Sociales suelen usarse, en cambio, como vía de contacto directo con el cliente, son la plataforma que aproxima más a la empresa en relación con los clientes, rompiendo con las hasta ahora barreras más formales de la Web clásica. Ésto permite que las empresas puedan conocer más a su cliente, y como consecuencia poder ofrecerle un producto o servicio más ajustado a las necesidades reales del mismo.

El problema radica, en que esa aproximación con el cliente que permiten las redes sociales, ha hecho que muchas empresas dejen de lado su Web corporativa para destinar más tiempo al desarrollo o mantenimiento de los perfiles de las Redes Sociales. Es importante tener en cuenta, que la herramienta de venta y presentación de la compañía debe de ser, en la mayoría de los casos, la Web corporativa, puesto que las Redes Sociales son más bien una herramienta que normalmente suele usarse como plataforma de fidelización. Los sorteos, descuentos, concursos,… son acciones frecuentes en estas redes. La gran interacción entre ambas partes que las Redes Sociales ofrecen, hace que la Red Social sea una plataforma muy visitada, pero no debe ser esa la escusa para dejar de lado la Web oficial.

Para tener un buen sistema de comunciación y distribución, es importante crear un «círculo vicioso» entre todos los medios de la empresa, esto es enlazar todas las vías de comunciación o distribución con el cliente (Web Corporativa, redes sociales generalistas basadas en perfiles como Facebook, microblogging como Twitter, el propio punto de venta de la empresa,…) Por ejemplo, podemos tener un apartado en la web que sea de cupones descuento y que cada X tiempo informemos de nuevos cupones a través de Facebook, rediriguiendo a los usuarios a la

follow

Webcorporativa. Podemos también hacer cartelería específica en nuestro punto de venta donde aparezca semanalmente un código QR que nos redirija a descuentos de la Web o de Facebook, podemos, también, utilizar Twitter como plataforma para algún sorteo en concreto de aportaciones de los clientes, informando en Facebook y en el punto de venta sobre la existencia del mismo, con un acceso a la cuenta de Twitter, utilizando así Twitter como plataforma de participación, y Facebook (por ejemplo) como medio de difusión.

Lo importante es conseguir pasar de una red social a otra, que desde el local o punto de venta de la empresa, se incite a visitar la Web, que desde la Web se redirija a los usuarios, de algún modo a las redes sociales,… consiguiendoasí un círculo vicioso que evita dejar al margen cualquiera de las herramientas que tenemos a nuestra disposición.

Pese a esto, es importante no marear mucho al usuario, es decir, debemos de ser capaces de conseguir ese círculo vicioso, pero haciendo las gestiones de las campañas lo suficientemente intuitivas como para que el usuario pueda llegar a deducir dónde entrar para ver/hacer lo que quiere o necesita.

Fuente imágenes: Biblioteca Microsoft