Esto es todo lo que debe tener una buena estrategia de comunicación

Esto es todo lo que debe tener una buena estrategia de comunicación

La comunicación es una parte fundamental dentro del plan de marketing. Nos permite estar en contacto con los clientes, dar a conocer novedades de la compañía, así como apoyar iniciativas que no son estrictamente de marketing pero que son necesarias complementar con comunicación para que sean exitosas. En el post de hoy recogemos los aspectos fundamentales para desarrollar una estrategia de comunicación excelente.     

 

En qué se basa una estrategia de comunicación

 

Popularmente decimos que las personas compran lo que conocen. Y si nos paramos a pensar, hay mucha parte de razón en esta simple frase ya que los consumidores, por muy bueno que sea un producto, no van a comprarlo si no conocen que existe. 

Por ello, este es el principal objetivo y la principal función de una estrategia de comunicación: dar a conocer quién somos, explicar qué podemos aportar y de forma clara comunicar qué nos hace diferentes

Otro aspecto importante en cualquier estrategia de comunicación es centrarnos en el cliente. Hay veces que las compañías no son capaces de distinguir entre la estrategia de comunicación interna y la externa. Este paso es fundamental para poder conectar con los clientes y resultar convincentes y persuasivos. Para ello, en el centro de nuestra comunicación tenemos que situar el cliente, de modo que las estructuras complejas típicas de la comunicación interna o el lenguaje demasiado técnico tenemos que apartarlo de la comunicación a nivel de marketing a cliente. 

Dentro de la estrategia de comunicación también definiremos cuáles son los canales que utilizaremos, es decir, el mix de comunicación. Analizaremos los canales que están a nuestro alcance y apostaremos por aquellos que mejor se ajusten a nuestra compañía y a nuestro público objetivo. Entre los canales que podemos apostar encontramos las relaciones públicas, la comunicación a través de e-mail marketing, redes sociales, blog corporativo, página web, catálogos, envío de correspondencia, etc.  

 

Como desarrollar una buena estrategia de comunicación 

 

En este segundo bloque del post veremos todos los elementos esenciales que nos ayudan a crear una buena estrategia de comunicación que nos ayudará a hacer llegar nuestros mensajes principales a los clientes. ¡Analicemos los puntos principales! 

 

Define tus objetivos estratégicos: como ya hemos indicado en otros post, cuando nos referimos a aspectos estratégicos, en primer lugar tenemos que entender cuál es el contexto estratégico de la compañía. Con ello nos referimos a entender cómo la comunicación puedes ayudar en la consecución de los retos de la empresa. Por ejemplo, puede ser a conseguir más cuota de mercado, diferenciarnos de la competencia, reposicionar una marca, internacionalización, etc. 

Analiza tu situación actual: para poder plantear la estrategia de comunicación es necesario fijar los objetivos y saber dónde queremos llegar pero también es esencial conocer nuestro punto de partida. La diferencia entre el punto de partida y la situación a la que se quiere llegar nos marcará el recorrido que tenemos que cubrir a través del plan de comunicación. 

 

No por el hecho de que la distancia sea muy grande significará que el reto es mucho más complejo que cuando la distancia es muy corta. No debemos confiarnos en este sentido, ya que cada situación tiene su complejidad. 

 

Cuál es el público al que queremos llegar: del mismo modo que lo hacemos en la definición del plan de marketing, para llevar a cabo el plan de comunicación definiremos cuál es el público objetivo al que nos dirigimos. Este público no tiene porqué ser homogéneo. De hecho, es muy probable que no lo sea. Por ello, estableceremos los diferentes segmentos diferenciados para poder adaptar la comunicación y los canales a través de los cuales llegaremos a ellos para que esta comunicación sea efectiva. 

Posicionamiento  y valores: ¿cómo nos presentamos al mercado? ¿cuál es nuestra propuesta de valor? ¿qué necesidad cubrimos? ¿cuáles son los valores asociados a nuestra marca? Estas respuestas tenemos que ser capaces de responderlas sin ninguna duda.

Toda nuestra comunicación tiene que estar impregnada de los valores de la marca y tiene que estar enfocada a trasmitir nuestro posicionamiento y propuesta de valor. De alguna manera, podemos decir que este es nuestro ADN y por lo tanto será una parte esencial de nuestra comunicación. 

Tono de nuestras comunicaciones: en función del punto anterior, también definiremos cómo nos dirigiremos a nuestro público objetivo.  Puede ser con una comunicación más cercana y familiar, con un tono formal o con un tono más desenfadado y divertido por ejemplo.   

Plan de contenidos: es el plan detallado en el que establecemos los canales a través de los cuales realizaremos la comunicación, los tipos de contenidos, la frecuencia de las publicaciones, las fechas en las que se realizarán las comunicaciones, etc.    

        

¿Has desarrollado alguna estrategia de comunicación? ¿Cuáles fueron los resultados obtenidos? ¡Anímate a compartir tu opinión! 

 

Curso relacionado: Curso Superior de Comunicación Corporativa