¿Qué es Gamification y en qué se diferencia con el Advergaming?

¿Qué es Gamification y en qué se diferencia con el Advergaming?

Dentro de la estrategia de marketing de contenidos, a través de la cual, como hemos visto en posts anteriores, nos centramos en conectar con nuestros clientes a través de contenidos que les aporten valor, encontramos una técnica realmente buena que es la de incorporar los juegos como contenido. A través de los juegos podemos conectar con clientes potenciales y público al que nos sería difícil llegar de otra manera más convencional, y también conseguimos fidelizar y establecer una relación más cercana con clientes que ya tenemos. Cuando nos referimos a los juegos como estrategia dentro del marketing de contenidos, lo vemos desde dos perspectivas diferentes. Por un lado, el hecho de aplicar las lógicas que hay detrás de los juegos dentro de nuestro modelo de negocio. Por el otro, utilizar el poder que nos dan los juegos para conectar con nuestros clientes.

Qué es Gamification: definiendo el concepto

qué es gamification

 

 

 

 

 

Si nos centramos primero en desgranar qué hay detrás de este concepto, vemos que una definición de qué es Gamification podría ser el empleo de todas aquellas mecánicas de juego en entornos y aplicaciones que no son estrictamente lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, los valores positivos y la fidelización. Muchas de las lógicas de juego que se aplican hoy en día a los negocios provienen del terreno de los videojuegos. Esto es obvio teniendo en cuenta que muchas de estas lógicas de aplican en páginas webs, redes sociales y otros entornos del mundo digital.

A través de estas técnicas conseguimos despertar el interés de los usuarios por nuestra marca. Para ello, hay un sinfín de técnicas que se están utilizando y aquí la imaginación y la creatividad cogen un papel protagonista ya que las opciones y mecánicas posibles son ilimitadas. Algunas de las más comunes son la obtención de puntos, superación de niveles, consecución de objetivos, obtención de reconocimientos o status dentro de diferentes niveles, obtención de premios, participación en concursos, etc. Un ejemplo que combina el canal en las redes sociales y la técnica de la gamification es Foursquare.

A través de esta red, los negocios físicos crean sus establecimientos y los clientes pueden hacer check-in en ellos cuando están en sus instalaciones. A través de esta plataforma social, los negocios entran en contacto con sus clientes, les dan un reconocimiento y beneficios, y a su vez, sirve de herramienta de captación de nuevos clientes ya que los contactos de esas personas que hacen chec-in ven esa información y así se consigue generar viralidad. Esta es pues una estrategia online y offline que permite tanto fidelizar a los clientes como captar a clientes nuevos.

Otro muy buen ejemplo en este caso más enfocado a producto es el caso de Nike+. A través de un chip incorporado en las zapatillas deportivas de esta marca y en combinación con una aplicación móvil y de manera accesoria algunos gadgets como pulseras, esta popular empresa pone a disposición de sus usuarios una herramienta para hacer seguimiento de la actividad física. Esta aplicación permite establecer planes de entreno, compartir logros con los amigos y contactos, así como formar parte de una comunidad en la que se establecen retos y juegos deportivos para fomentar el deporte y, de manera indirecta, la compra de equipamiento deportivo.

¿Y qué hay del Advergaming?

Si nos vamos al otro concepto, el Advergaming, se trata más bien de crear un juego en sí mismo pero que está relacionado con nuestra empresa o nuestro sector. En este sentido, el principal objetivo del juego es entretener y establecer una relación con nuestros clientes. A través de estos juegos, que evidentemente tienen una fuerte vinculación con la marca, el participante tiene una gran exposición publicitaria a la marca en sí y a los valores que ella representa. Algunos de ellos están encaminados a hacer que el cliente o el cliente potencial pueda experimentar el producto a través de simulaciones.

advergaming

Por ejemplo, los videojuegos de las marcas de automoción. Este concepto no es de nueva creación y como hemos comentado antes, también tiene su origen en los videojuegos. Ya en los años 80, Johnson & Johnson creó un videojuego para fomentar el uso de productos de higiene bucal. Pero desde estos inicios, hay surgido muchísimos más y son muchas marcas las que se enrolan en esta estrategia. Algunos ejemplos destacados son el fabricante de mochilas Eastpak que hizo una versión humana del Tetris con el fin de representar la alta resistencia de sus mochilas. O bien los helados Magnum, de la marca Frigo, que desarrolló un juego de aventura gráfica a través de la cual el usuario tenía que ir superando aventuras en una ciudad con el fin de conseguir estos helados, también a través de compartir los resultados con su red de contactos.

Como vemos, ambas técnicas nos ponen de manifiesto que estamos ante un panorama publicitario y de relación con el cliente muy cambiante. No solo han aparecido nuevos medios sino que los usuarios son más exigentes y están expuestos a muchos más impactos publicitarios y a mucha más información. Por eso, estas alternativas que aparte aportan diversión al usuario, pueden ser muy efectivas.

¿Qué te parecen estas técnicas? ¿Conoces algunos otros ejemplos?