¿Cómo triunfar con tu estrategia de Inbound marketing?

¿Cómo triunfar con tu estrategia de Inbound marketing?

En el post de hoy queremos analizar la estrategia de inbound marketing para entender bien qué implica y que nos aporta en nuestra estrategia de marketing online. Cuando nos referimos al inbound marketing, no se trata solo de una campaña sino que es un enfoque, una manera de entender cómo llevar a cabo nuestra estrategia digital. Lo que caracteriza el enfoque del inbound marketing es que el cliente se sitúa en el centro de nuestras acciones y que nos acercamos a él de forma no intrusiva. En este sentido, podemos considerarlo como un enfoque pull, es decir que realizamos acciones encaminadas a aportar valor a los clientes y que a través de ello consigamos atraerlos hacia nuestra empresa. Establecemos un diálogo bidireccional con ellos.

En contraposición al inbound marketing encontramos el outbound marketing, que recurre a técnicas y marketing más intrusivas y que podemos considerar como push, es decir, que se establece una comunicación mucho más unidireccional y consiste en perseguir a los clientes.

Cómo se creó el enfoque inbound marketing

estrategia de inbound marketing

Este concepto fue creado en 2005 por Brian Halligan, cofundador y CEO de la empresa HubSpot, proveedor de software de marketing. Pero no fue hasta en 2009 que no se popularizó este concepto de la mano de sus tres creadores, los dos primeros, creadores también de Google: Brian Halligan, Dharmesh Shah y David Meerman Scott. Lo hicieron a través de la publicación del libro Inbound Marketing: Get Found Using Google, Social Media, and Blogs. La potente campaña de comunicación que se realizó sumada a la relevancia que tiene la compañía Google, hizo que este enfoque se popularizara y se empezara a implementar en muchas empresas. También Scott contribuyó posteriormente con su libro The New Rules of Marketing and PR, a través del cual se analiza la evolución del marketing y las relaciones públicas gracias al enfoque digital, como por ejemplo los blogs y las redes sociales.

Principales estrategias de inbound marketing

Podemos diferenciar tres principales líneas que caracterizan el inbound marketing y que permiten captar la atención de los clientes y clientes potenciales, aportarles valor, lograr generar tráfico a nuestra web y conseguir que éste se convierta en ventas o en leads (registros): el marketing de contenidos, el SEO y la gestión de las redes sociales.

A nivel de marketing de contenidos, el objetivo es generar contenidos y mensajes que sean interesantes para los usuarios y que con esta técnica consigamos atraerlos y estar presentes en su mente (top of mind). Para ello tendremos que crear un plan editorial y un conjunto de contenidos que sean relevantes y afines a la audiencia a la que queremos llegar. Para ello, realizar una buena segmentación será fundamental, especialmente para poder generar contendidos personalizados y que sean de alta relevancia. Tenemos varias herramientas a nuestro alcance como por ejemplo el desarrollo de páginas web y páginas de aterrizaje, desarrollo de un blog corporativo, colaboraciones en blogs externos, redacción de notas de prensa, folletos, archivos multimedia como vídeos, podcasts, etc. Todos estos elementos tienen que estar desarrollados, como hemos comentado al principio del post, con el enfoque del cliente para que le aporten, generen una vinculación con él, le atraigan y consigan generar conversión en nuestra página web.

El segundo pilar básico dentro de la estrategia de inbound marketing es el posicionamiento SEO. Para ello, llevamos a cabo un conjunto de técnicas para posicionar nuestra página web en los buscadores. A través del SEO potenciamos la relevancia natural en los buscadores como Google. Para ello, hay que trabajar la estructura, el contenido y la programación de la página web para que sea indexada por los buscadores y se sitúe en una posición destacada. Si bien podemos adaptar los contenidos de la página a nuestros clientes, incluso podemos llegar a niveles de personalización muy sofisticados, está claro que como más bien posicionados estemos, más tráfico podremos generar.

El tercer pilar que queremos destacar a nivel de inbound marketing es el más social y es el que hace referencia a les redes sociales. Dinamizar las comunidades, crear contenidos interesantes para ellos y establecer una comunicación fluida y bidireccional es lo que hará podamos contactar con ellos, establecer un vínculo y convencerles de que somos la mejor opción. Asimismo, este contenido a su vez sirve para inspirar a clientes potenciales y nos da feedback del grado de satisfacción de nuestros clientes.

Por lo tanto, vemos que el inbound marketing es una evolución del outbund marketing y que nos permite conseguir unos resultados más eficientes y más con un coste menor. Para ello la clave es el conocimiento profundo del cliente o clientes potenciales a los que queremos llegar, una segmentación avanzada, generar contenidos pertinentes y relevantes y tener claro el círculo de vida de los clientes así como el embudo de conversión para conseguir que vayan avanzando por las distintas fases hasta llegar al nivel máximo que es en el cual los clientes se convierten en prescriptores.