Big data y ecommerce
23/01/2020

Big data y ecommerce mejores amigos

Programación y Diseño Web

Principales aspectos a tener en cuenta del big data

El big data consiste en gran cantidad de datos que las empresas u organizaciones son capaces de generar, más allá de los software y bases de datos tradicionales, para que puedan ser almacenados, tratados y explotados con una finalidad concreta. El concepto del big data engloba además, no solo los datos en sí, sino también la infraestructura, la tecnología así como las aplicaciones que pueden llevarse a cabo con estos datos.

El concepto big data engloba los datos estructurados y no estructurados que los negocios generan. Tenemos que alejarnos de la idea de que cuantos más datos almacenemos mejor ya que eso es solo parcialmente cierto. Si bien es correcto que cuanto mayor volumen de datos tengamos, más base tendremos y mejores modelos estadísticos podremos crear, pero lo esencial es ser capaces de definir cómo vamos a usar esos datos, qué información va a ser útil para la toma de decisiones y qué información vamos a descartar. Tener una línea clara de trabajo es básico para no perdernos literalmente en un mar de datos.

¿De dónde proceden todos estos datos? Las fuentes varían en función de la naturaleza de cada negocio pero algunas fuentes muy comunes son datos de ecommerce (ej. navegación web, transacciones, datos de Google Anaytics), identificación por radio frecuencia que se usan en los comercios físicos por ejemplo, datos de sensores incorporados en dispositivos o zonas para traquear flujos de clientes, registros de llamadas a centros de Atención al Cliente, datos de redes sociales, búsquedas por internet, datos de dispositivos que incorporan GPS, entre otros.

Otro aspecto importante a definir es la calidad de los datos. Para ello, hay 5 características que tenemos que tener claras a la hora de incorporar esos datos: volumen, velocidad, variedad, veracidad y valor. Tendríamos que asegurarnos que los datos que incorporamos cumplan el máximo número de características que acabamos de mencionar. Si construimos nuestra empresa orientándonos a datos, la calidad del dato es vital para asegurar que nuestras decisiones tienen una base realmente sólida.

 

Por qué big data y ecommerce van siempre de la mano

Una de las principales áreas de generación de datos son las páginas web y especialmente las páginas web transaccionales. En cuanto a aplicación de esos datos, también los ecommerce son claramente áreas que se nutren de esos datos y que gracias a ellos hacen que sean más rentables.

A nivel de generación de datos, las páginas web nos indican sobre todo tendencias. Claramente, a través de las transacciones somos capaces de definir cuáles son los productos o servicios que tienen un mejor encaje con el mercado. Pero también obtenemos datos de las transacciones inacabadas. A través de ellas, podemos detectar intención de compra, datos de demanda y también, muy importante, detectar problemas. Si observamos los motivos que hay detrás de los carritos abandonados podemos detectar problemas en el proceso ecommerce pero también problemas relacionados con el precio del producto, las características, falta de ventajas competitivas, etc. El análisis de dichas tendencias nos da pistas de si vamos por buen camino o si, por el contrario, hay ciertos ajustes que tenemos que hacer en nuestra estrategia.

Otro aspecto que podemos aprovechar aplicando el Big Data en el ecommerce es para detectar nuevas oportunidades. Estas nuevas oportunidades pueden estar relacionadas con nuevos productos que podemos lanzar al mercado, optimizar el inventario de acuerdo con la demanda real así como sugerir productos combinados en relación con las preferencias de los usuarios. Si realizamos encuestas de satisfacción a los clientes o analizando las interacciones con nuestro equipo de Atención al Cliente también podremos analizar ese conjunto de datos para detectar oportunidades y entender mejor el mercado.

A través del análisis de datos también podemos incorporar en nuestro ecommerce elementos de personalización que sin duda nos ayudarán a generar más ingresos y mejorar la satisfacción de nuestros clientes. Reconocer a los usuarios cuando navegan, mostrarles datos de sus últimas compras, sugerirles contenido que sabemos que les interesa hace que su experiencia de navegación sea mucho mejor y aumenta las probabilidades de realizar una compra. De este modo, nuestro ecommerce pasa de ser un producto estándar a un producto a medida hecho para cada uno de los usuarios gracias al big data.

 

¿Aplicas técnicas de big data en tu ecommerce? ¿Cuáles de las áreas crees que tendrá un mayor crecimiento?

Comparte en:

Máster en Marketing y Máster en Management con más de 7 años de experiencia en marketing y comunicación online y offline, publicidad y relaciones públicas en empresas multinacionales. Excelentes capacidades interpersonales, liderazgo, proactividad y entusiasmo.

¿Qué es la API de lenguaje natural de Google?
14/02/2020
Carlos Yañez

¿Qué es la API de lenguaje natural de Google?

En el post de hoy hablaremos de la API de lenguaje natural desarrollada por Google, veremos de que se trata y mostraremos sus posibilidades y ventajas que puede ofrece...

kpsi ciberseguridad
11/02/2020
Rubén Bellido

Qué son los KPSI en Ciberseguridad

Como ya sabemos, las amenazas que se encuentran las empresas a diarios son dinámicas, cambian constantemente y por ello los KPSI nos ayudan a garantizar si están sie...

mejorar seo
17/01/2020

Guía para mejorar tu SEO on page

En el post de hoy daremos significado a lo que es el SEO on page a la vez que indicaremos una serie de estrategias a seguir que nos ayudará a mejorar nuestro posicion...