La importancia del testeo en los videojuegos
05/11/2018

La importancia del testeo en los videojuegos

Programación y Diseño Web

A todos nos gusta jugar a los juegos sin encontrar ningún tipo de fallos (bugs, glitches, etc) pero es evidente que incluso los grandes títulos provenientes de compañías AAA muchas veces llegan al mercado con este tipo de fallos. ¿Por qué sucede eso? ¿No se hacen los suficientes controles de calidad? ¿No se hacen las suficientes pruebas? La verdad, se que sí que se hacen y las grandes y las pequeñas compañías gastan mucho dinero y energía en que este tipo de cosas no pase. La clave está en la complejidad de los videojuegos, la cantidad de procesos y variables que se están moviendo en el momento de su ejecución y a pesar de tener un control y un trabajo contra estos aspectos vemos que estos errores siguen llegando al usuario final. Pero, ¿qué pasaría si no se hiciesen esos controles de calidad y esos testeos? Veamos por qué es tan importante integrar las diferentes fases de testing en nuestros procesos de producción.

 

El testing en los videojuegos

Dentro de los diferentes modelos de testeo podemos encontrar nomenclaturas y categorías varias para referirnos a los tipos de testeadores que formarán parte del proceso durante la producción. Desde los “play testers” o el “usabillity testing” donde se puede traer a usuarios externos de la empresa e invitarlos a probar el juego para ver sus reacciones, como juegan y qué fallos encuentran en nuestro desarrollo a los Development Engineers in Test, dónde podemos encontrar desarrolladores encargados de crear Tests automatizados con los que iterar varias veces sobre diferentes funciones y procesos para poder realizar una batería de pruebas exhaustiva sobre esas características, o incluso Quality Assurance (QA) más orientados a testings de calidad o los simplemente llamados testers o game testers.

Muchas veces podemos tener la imagen de que el testeador de videojuegos se dedica a jugar todo el día, siendo este el trabajo más divertido del mundo. Pero no es exactamente así, claro que el testeador se pasa todo el rato jugando, pero en la mayoría de ocasiones la tarea de testeo se centra en una parte del juego, jugando una y otra vez la misma parte, intentando explorar todas las posibilidades y todas las interacciones del juego, acabando en una tarea aburrida, repetitiva, tediosa y frustrante. Imaginemos el caso de tener que recorrer una escena una y otra vez hasta ver todos los píxeles de la escena en busca de algún tipo de error como fallos en texturas, objetos, etc. Y la tarea no se acaba recorriendo hay que rellenar siempre algún tipo de formulario para poder ubicar y localizar ese error en el mapa para que posteriormente los artistas puedan corregirlo, y no sólo se van a buscar errores en el arte, para el caso de la programación el funcionamiento es prácticamente igual pero en la práctica se puede volver más tedioso. Probar la misma mecánica una y otra vez, mirando las diferentes posibilidades, intentando hacer saltar el error puede ser una tarea pesada. Pero una vez encontrado el error hay que detallar todos los pasos realizados hasta llegar al error, intentar volver a reproducirlo, ver si podemos encontrar todos esos elementos para que una vez identificados el desarrollador sea capaz de identificar y localizar el error en el código o en la escena.

Dentro del mundo del testing también nos encontramos uno de los principales problemas del sector del desarrollo de videojuegos las fases de crunch. Fases en la producción en la que se piden a los empleados trabajar largas jornadas y realizar un gran cantidad de horas diarias. En la fase de testeo estos tiempos de crunch son muy comunes, ya que estos testeos muchas veces se suelen realizar en las fases finales de la producción, justo antes de tener que realizar la publicación del juego, lo que hace que los testeadores se vean también sometidos a una gran presión en el testeo.

También hay que tener en cuenta que muchas veces que como testeadores no se busca personal especializado, haciendo que las posibilidades de promocionar en la empresa sean limitadas, o incluso que su pasión no sea realmente jugar a videojuegos, haciendo todavía el trabajo algo más inmóvil y estancado. Provocando en muchos casos que la gente que lleva largas temporadas trabajando como testeador acabe incluso harto y un poco asqueado del propio mundo de los videojuegos.

Como hemos podido ver la fase de testeo es una fase crucial en la producción de videojuegos y es una fase que no se debería menospreciar, y que no se debería dejar sólo para las fase final de la producción sino que debería realizarse en las diferentes iteraciones de la producción. Aunque también hemos visto que muchas veces no es la fase más enriquecedora de la producción. 

 

¿Crees que las diferentes fases de testing son importantes en una producción de videojuegos? Déjanos tu comentario

 

Curso relacionado: Curso Superior de diseño y desarrollo de Videojuegos con Unity 3D 

Comparte en:

Ingeniero Técnico en Telecomunicaciones. Trabaja actualmente como Lead Game Developer y Game Designer en una compañía de videojuegos.

5 consejos para escribir el guión de un videojuego
10/04/2019

5 consejos para escribir el guión de un videojuego

El guionista no solo escribe una historia o unos diálogos, si no que en parte es responsable de explicar los entornos, los personajes, cómo estos interactúan con el...

Tutorial de Photoshop: como corregir imágenes
29/03/2019

Tutorial de Photoshop: como corregir imágenes

En éste post de daremos las claves para un buen retoque, no excesivo con herramientas y filtros en Photoshop.

Variables y funciones de scripting en Unity
13/03/2019
Jordi Mula

Variables y funciones de scripting en Unity

na de las partes más complicadas pero a la vez más importantes en el desarrollo del juego es la programación del mismo. Vamos a ver una pequeña introducción al sc...