27591

Usabilidad y accesibilidad web: ¿sabes diferenciarlos?

Usabilidad y accesibilidad web: ¿sabes diferenciarlos?

Cada vez somos más los usuarios que consumimos contenido web. Ya sea en nuestros PCs, tablets o más comúnmente en los famosos y ya conocidos smartphones.

También somos más exigentes con dicho contenido, ya que queremos una buena experiencia de usuario (UX) en las páginas que visitamos. ¿Y quién no? Para tal fin, debemos tener una buena usabilidad web de las mismas y una fácil accesibilidad web, también, para poderlas visualizar lo más rápido y cómodamente posible.

Aquí juegan un papel muy importante los desarrolladores web, los cuales son los encargados de trabajar con los diseñadores y arquitectos de la información para ofrecer estas características, pero, ¿sabemos diferenciar entre usabilidad y accesibilidad web? Vamos a explicar brevemente estos dos grandes conceptos para no confundirlos a la hora de hacer una página web o el análisis de la misma como meros usuarios. ¡Empecemos con unas pinceladas de lo que aprenderás con un buen Curso de Usabilidad UX / UI!

Usabilidad web

usabilidad y accesibilidad web

La usabilidad web en una página se podría definir como la manera que tiene el usuario de interactuar con los diferentes componentes de la misma. Éstos pueden ser menús, submenús, scrolls, imágenes o vídeos, entre otros. Si una aplicación web está bien optimizada por parte del desarrollador, podremos navegar de forma fluida con estos componentes. En caso contrario, tendremos algún que otro lag al hacer clic en algún menú o simplemente moviéndonos entre ellos. Seguramente, si estás leyendo estas líneas, te habrás sentido identificado con esta situación en algún momento de tu vida. ¿No es así? Pero hay más.

Si queremos tener una buena usabilidad en la página web que visitamos diariamente, el programador debe adaptarse a las nuevas tendencias de diseño y animaciones, apoyado por el diseñador y arquitecto de la información web. Aquí entra en juego la experiencia de usuario (UX) en la que se debe trabajar, cuidar y actualizar a menudo para ofrecer la mejor usabilidad posible. Parece obvio y sencillo de hacer, pero, en realidad, es bastante complicado realizar un diseño de usabilidad para el gusto de todos los usuarios. ¿No crees? Todo el contenido debe ser sencillo e intuitivo para ofrecer una mayor y buena usabilidad web al usuario. Cuanto más intuitiva sea una página, mejor. El desarrollador web siempre debe pensar en el usuario. Es más, en todo tipo de usuarios.

También es muy importante tener colores acorde con el contenido, faena de la que se debe encargar el diseñador web con la ayuda del arquitecto de la información web, y a la vez, que sean suaves y agradables para tener una mayor sensación de una buena experiencia de usuario (UX). Como podéis observar, todas las tareas relacionadas con la simple usabilidad web dependen de tres profesionales en el sector: el programador o desarrollador, el diseñador y el arquitecto de la información. Los dos últimos a veces se complementan, ya que un arquitecto de la información diseña el cómo tienen que ir los componentes en una página web para una buena usabilidad. Aun así, hay ciertas cosas que también deben tener en cuenta aparte de la usabilidad: la accesibilidad web.

Accesibilidad web

La usabilidad web a veces se puede confundir con la accesibilidad web. Son dos términos diferentes, pero están completamente enlazados el uno con el otro. Si no hay una buena usabilidad, tampoco tendremos una buena accesibilidad y a la inversa. Pero a todo esto nos hacemos la gran pregunta: ¿qué es la accesibilidad web? No te preocupes, nosotros te lo explicamos.

usabilidad y accesibilidad web

La accesibilidad web no es nada más ni nada menos que la forma en la que se nos presentan y podemos acceder a los contenidos de la página web. Nos podemos referir al tamaño del texto mostrado (para personas con algún tipo de discapacidad visual), los links incluidos en la página para una mayor facilidad de acceso a diversos contenidos y la compatibilidad de poderla visualizar en diferentes navegadores web. A todo esto debemos incluir un factor que cada vez está más estandarizado en este tema. Nada más y nada menos que el concepto de diseño web responsive.

Cada vez somos más los usuarios que nos conectamos a la red con diferentes dispositivos móviles. Y es que estamos en una nueva era, la era de los smartphones. El porcentaje de contenido web consumido en estos dispositivos es claramente superior al de los PCs. Los usuarios prefieren consultar antes cualquier cosa en su smartphone o tablet que en su ordenador, debido a la rapidez y fácil accesibilidad que conllevan los mismos, ya que siempre vamos con el móvil encima. Para la adaptación web a los diferentes dispositivos móviles, los arquitectos de la información deben hacer un trabajo muy preciso, estudiando los diferentes tamaños y resoluciones de pantalla existentes en el mercado actual. La página que vemos en la web, también la queremos ver en nuestro dispositivo móvil de una forma totalmente diseñada y adaptada para nuestra pantalla y resolución. Por lo que resulta muy importante también conocer la diferencia entre usabilidad y accesibilidad en apps.

Ahora que ya conoces las diferencias entre usabilidad y accesibilidad web, ¿qué concepto crees que se debe potenciar más de cara al usuario? No olvidéis dejar vuestros comentarios.

Felip Gómez

Ingeniero Técnico de Telecomunicaciones y Programador de aplicaciones Android. Entusiasta de las Tecnologías de la Información y Comunicación y de todo lo relacionado con el mundo de la tecnología móvil.