20 consejos para mejorar nuestra productividad laboral
13/11/2017

20 consejos para mejorar nuestra productividad laboral

Recursos Humanos

En un mundo tan competitivo como el actual todos y todas nos planteamos en algún momento cómo mejorar nuestra productividad laboral. No hay fórmulas mágicas, pero hoy veremos algunas recomendaciones contrastadas:

Consejos para nuestra productividad laboral

1. Trabaja en cuáles son tus objetivos personales y profesionales. Sin hoja de ruta la gestión del tiempo es algo azaroso. Te ayudará a “poner el foco en lo importante”.

2. Lleva un diario con lo que haces con el tiempo, anotando en franjas de media hora qué vas haciendo. Es una técnica aburrida y pesada, pero es muy iluminador que sepas a qué dedicamos el tiempo y en qué momentos se nos fuga, cuáles son las causas de estas fugas, etc.

3. Elimina lo innecesario. Después de haber pasado revista a tus actividades podrás detectar tareas innecesarias. ¡Corre a por el típex y bórralas!

4. Planifica y programa las tareas. Búscate un gestor de tareas y sácale todo el provecho que puedas. Existen multitud de ellos como los famosísimos Evernote, AnyDo, Todoist, etc. Cuanto mejor organizado estés, más productivo serás. No seas rígido a la hora de ejecutar las tareas, si se presentan imprevistos, ten cintura y afróntalos. Más tarde ya volverás a tu programación.

5. Analiza cuál es la franja del día en que estás más lúcido y programa para ese rato las tareas más difíciles y tediosas, los temidos “elefantes”. Deja para ese período de tiempo las cosas más importantes, las que aportan más valor, las que contribuyen a conseguir tus objetivos, que suelen ser las más complejas. En muchos casos, son las primeras horas de tu jornada laboral.

6. Ligado con la anterior recomendación. Aunque puede ser que tu biorritmo sea de tarde, ser madrugador ayuda a la productividad porque, cuando todo el mundo llega a la oficina, es posible que tú ya lleves 2 o 3 horas en estado de “fluir”, de máxima concentración.

7.  Deja para media mañana o para el mediodía la lectura del correo electrónico. No te preocupes por esta medida: si hay algo urgente te llamarán. A menudo leemos el correo sólo por encima, saltamos de uno a otro sin justificación… Practica el mindfulness digital y decide tú cuándo lees el correo.

8. Ten presente la ley de Pareto. El 20 % de tus actividades es la que contribuye al 80 % de los resultados. Prioriza las acciones que dan más resultados, las que te llevan más eficientemente a conseguir tus objetivos.

9. La multitarea ha estado demasiado mitificada durante mucho tiempo. Se ha demostrado que la monotarea es mejor para nuestra productividad. Concentrarte en una actividad, terminarla y pasar a otra es un mejor esquema mental que hacer varias cosas al mismo tiempo.

10. Fíjate metas diarias. Si tienes ante ti un trabajo grande y de larga duración, es fácil desmotivarse si no te fijas hitos diarios.

11. Asigna tiempos a la realización de las tareas. Evitarás procrastinar tareas que te resultan engorrosas porque sabrás que en x minutos o en x horas irás a otra actividad, las avanzarás o las acabarás. Este método de hacer paquetes de tiempo es muy utilizado también en el caso de personas muy perfeccionistas que nunca acabarían sus tareas.

12. Cuando tengas que tomar una decisión, hazlo rápido. No significa que lo hagas sin información, sino que no demores la decisión. A menudo es más eficiente tomar una decisión sin toda la información que hacerlo en un momento posterior. Las oportunidades pueden esfumarse.

13. Si tienes un perfil de procastrinador oblígate a realizar las tareas de manera inmediata, en el mismo momento en que aparecen, si es posible.

14. Aunque la tarea que tengas entre manos no tenga un plazo claro, fíjate tú uno. Serán tus puntos de referencias.

15. Introduce tiempos de descanso, pero de desconexión de verdad. No vale ir a la cafetería y seguir revisando el correo en el móvil o leyendo el perfil de Twitter de la organización en la que trabajas.

16. Centra tu atención no sólo en empezar sino en terminar la tarea que tengas entre manos.

17. Practica la asertividad. Aprende a decir que no a encargos que no te aportan valor, a favores que no puedes hacer si no es menoscabando tu tiempo productivo, etc.

18. No aplaces las tareas que no te gusten. La famosa procrastinación sólo hará que tareas que eran importantes, pero no urgentes, se conviertan en urgentes y provoquen una crisis en tu jornada. Además, si sólo reaccionas ante lo urgente, tu nivel de estrés empeorará y con él tu motivación y/o tu concentración.

19. Mantén a raya a los “famosos” ladrones del tiempo. Algunos ya los hemos ido mencionando en anteriores puntos. Presta atención a:

  • Tu nivel de interrupciones, tanto telefónicas como presenciales o de otro tipo. No sólo son negativas por el tiempo perdido sino porque, para retomar la concentración, de media se necesitarán 15 minutos más, por lo que es doble pérdida de tiempo.
  • El tiempo que inviertes en redes sociales, auténticas devoradoras de nuestra productividad.
  • Gestionar tu correo electrónico sin pensar que es una herramienta instantánea. Nadie nos pide que respondamos al segundo. Es más, interrumpir nuestra tarea por leer nuestro nuevo correo, nos boicoteará nuestra concentración… Cada tarea debe realizarse en un momento concreto (el que tú fijes), así que fíjate momentos para el e-mail.
  • Si has de convocar o asistir a reuniones, intenta que éstas tengan un objetivo claro, una convocatoria con temas a tratar y un buen cierre. Evita que duren más de una hora

20. Adopta buenos hábitos para la productividad:  trabaja técnicas para mejorar la concentración, sé ordenado y puntual, intenta madrugar y lucha contra la postergación sistemática de las tareas.

¡Estamos seguros de que si seguís estas recomendaciones vuestra productividad laboral va a despegar! 

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión de Recursos Humanos

Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

Causas para la extinción de un contrato de trabajo
08/04/2020

Causas para la extinción de un contrato de trabajo

Qué es la extinción del contrato de trabajo, cuándo puede producirse y sus consecuencias son aspectos que abordaremos en el post de hoy. Un tema que a todos nos int...

Rescisión del contrato laboral: ¿Qué hacer en estos casos?
07/04/2020

Rescisión del contrato laboral: ¿Qué hacer en estos casos?

En el post de hoy vamos a hablar sobre qué deben hacer la empresa y el trabajador en caso de rescisión del contrato laboral que regía el acuerdo entre las partes. ...

Consejos para potenciar la inteligencia emocional en el trabajo
30/03/2020
Susana Chamorro

Consejos para potenciar la inteligencia emocional en el trabajo

Cada día se le da más importancia a contratar trabajadores que destaquen por su inteligencia emocional. Hoy veremos cómo impulsarla en el entorno laboral.