El coste de ir a la oficina. ¿Estamos preparados para trabajar desde casa?
05/10/2016

El coste de ir a la oficina. ¿Estamos preparados para trabajar desde casa?

Recursos Humanos

Cada vez es más usual que oigamos que tal persona o tal otra teletrabajan o trabajan desde casa. Hoy veremos algunos datos sobre esta modalidad de trabajo, sus ventajas, inconvenientes y si estamos o no preparados para implantarla.

Gracias a la tecnología y a nuevas visiones sobre cómo gestionar los recursos humanos el teletrabajo ha ido ganando adeptos en los últimos años. Trabajar desde casa o desde cualquier otro punto diferente al habitual en la empresa supone una flexibilización de la jornada y de las condiciones laborales que tienen múltiples beneficios.

Según el reciente Informe Adecco sobre el futuro del trabajo en España,  la “colaboración a distancia será la tendencia con mayor impacto esperado en relación a la tecnología, pues favorecerá la deslocalización del trabajo y creará comunidades de aprendizaje colaborativo. Estos avances permitirán basar la relación laboral tanto en la confianza hacia el trabajador como en el rendimiento del mismo.” Ahondando más en el estudio, se indica que la tecnología irá modificando, cada vez más, los estándares de trabajo, facilitando el teletrabajo y basando la relación laboral tanto en la confianza hacia el trabajador por parte de la organización como en el rendimiento de éste. Aun así, según los últimos datos del INE, el número de trabajadores que trabajan a tiempo fijo o parcial desde casa ha bajado en más de 95.000 personas entre 2013 y 2014. En el resurgir de la crisis parece que muchas empresas que animaron en su día a teletrabajar a sus empleados, están volviendo a llevarlos a las oficinas corporativas.

5 Ventajas y 5 inconvenientes de trabajar desde casa

Las principales ventajas de trabajar desde casa, sin ánimo exhaustivo, serían:

  • Permite conciliar mejor entra la vida laboral y familiar.
  • En general, incrementa la satisfacción del empleado versus el trabajo, al ganar en tiempo, calidad de vida y la posibilidad de combinar gestiones profesionales y personales.
  • Minimiza los desplazamientos, con el consiguiente ahorro de costes de transporte para el trabajador y para la empresa, así como de tiempo.
  • Impacto positivo en el medioambiente al minimizar los desplazamientos, desde una óptica ya más comunitaria y global.
  • Permite jornadas con menos interrupciones y ladrones del tiempo, por lo que suelen tener condiciones más favorables para maximizar su productividad. 

Algunas de las desventajas de trabajar desde casa:

  • Es imprescindible una gran autodisciplina para diferenciar el plano profesional, respetando la jornada y trabajando poniendo en el foco en lo laboral (aunque se esté en el despacho de casa) del plano personal.
  • A menudo también ocurre que la persona que teletrabaja dedique más horas que si estuviera en la oficina porque “lo tiene todo más a mano”.
  • El trabajador puede tener sensación de aislamiento y sentirse poco integrado en el grupo, por lo que la cohesión grupal del equipo o departamento puede verse perjudicada.
  • Así mismo, puede ser más difícil la promoción profesional de una persona que teletrabaja al tener una cierta desconexión con las estructuras organizativas tradicionales.
  • Y, por último, la cultura corporativa puede verse resentida en cuanto a tener dificultades de transmisión con los trabajadores que teletrabajan.

¿Estamos preparados para trabajar desde casa?

Si tenemos en cuenta que las ventajas son más que evidentes y, además, de fácil cuantificación, y que las desventajas son más sutiles e inmateriales a priori, ¿por qué no acaba de ser una fórmula de referencia en las empresas españolas?

Las empresas, aunque cuentan con tecnología suficiente (sólo hay que pensar en lo fácil que es gestionar cualquier cosa desde el Smartphone o la Tablet), sienten miedo a perder el control de los equipos de trabajo y a que los teletrabajadores tengan menos motivación y compromiso con los objetivos corporativos. Además, los puestos de las personas que trabajan desde casa han de adecuarse y puede suponer una inversión extra.

Al margen de las posibles inversiones tanto en equipamiento como en procedimientos de gestión, el problema parece que radica en una visión de la gestión empresarial algo arcaica y basada en el “presencialismo”, más que en el trabajo por objetivos y en la evaluación del desempeño. Una visión a la que le falta confianza respecto el comportamiento del trabajador, basada en el control y la regulación más que en el empoderamiento de las plantillas.

Una cultura más orientada a los resultados y a la confianza en el compromiso y el talento de las personas es absolutamente necesaria para que el teletrabajo acabe de despegar en nuestro país. Y, como siempre, el punto óptimo estaría en el equilibrio, fijando fórmulas mixtas de trabajo a distancia y presencial, aunando los beneficios de cada una de ellas.

¿Conoces algún caso de teletrabajo? ¿Te gustaría optar a esta fórmula en tu actual trabajo? De hecho, ya conoces algunos beneficios ahora que estás estudiando a distancia puesto que ¡son extrapolables!

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión de Recursos Humanos 2.0

Comparte en:

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universitat Pompeu Fabra. Posgrado en Fiscalidad y Tributación. Dedicada al mundo de la asesoría externa, asesorando los emprendedores.

software de recursos humanos
29/11/2021

Top 5 softwares de recursos humanos

En este artículo veremos cuál es el mejor programa de recursos humanos en cuanto a lo que se refiere al software de gestión de los recursos humanos, así como a las...

Despido procedente
08/11/2021

Despido procedente: causas y proceso

En este artículo te explicaremos qué es el despido disciplinario procedente, los motivos de despido procedente y el despido procedente por causas objetivas o lo que ...

horario flexible
15/10/2021

Los beneficios del horario flexible en una organización

Últimos estudios manifiestan que la cantidad de horas laborables no son garantía de cantidad de trabajo realizado. En este artículo te contamos cómo gestionar la j...