invalidez permanente absoluta
24/05/2021

¿En qué consiste la invalidez permanente absoluta?

Recursos Humanos

La incapacidad laboral puede clasificarse en temporal o transitoria e incapacidad laboral permanente.

¿Qué grado de discapacidad tiene una incapacidad permanente absoluta?

Según el artículo 128 y siguientes de la Ley General de la Seguridad Social, la incapacidad permanente es la situación en la que se encuentra el trabajador después de haber estado bajo un tratamiento médico y presentando aún reducciones anatómicas o funcionales graves, previsiblemente definitivas y que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

La incapacidad permanente puede causarle alguna de las siguientes incapacidades:

  • Incapacidad permanente en grado parcial
  • Incapacidad permanente en grado total
  • Incapacidad permanente en grado absoluto o incapacidad permanente absoluta
  • Gran invalidez

La diferencia entre incapacidad permanente total y absoluta consiste en que la incapacidad permanente total se da cuando las lesiones que padece el trabajador le inhabilitan para que realice las tareas fundamentales propias de su profesión habitual, pero, sin embargo, le permite dedicarse a otra actividad distinta.

La prestación que se le va a dar al trabajador, siempre y cuando reúna los requisitos exigidos para que se le reconozca la incapacidad, consiste en una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora correspondiente para cada caso, que excepcionalmente puede reconocerse en una indemnización a tanto alzado. Esta prestación es compatible con un trabajo distinto a las funciones propias de su profesión, sin que por ello pierda la pensión. Incluso puede darse el caso de que, en determinadas condiciones, el pensionista pueda cobrar la prestación por desempleo antes del cobro de la pensión de incapacidad permanente reconocida.

  • La incapacidad permanente absoluta se produce cuando se inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio. La prestación se le da al trabajador siempre y cuando reúna los requisitos que exige la ley para su reconocimiento, y esta consiste en una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora correspondiente para cada caso. Este tipo de incapacidad no impide el desempeño de las actividades, ya sean remuneradas o no, que sean compatibles con el estado de su incapacidad y que no representen cambios en su capacidad de trabajo a efectos de la revisión de la incapacidad y, por consiguiente, de la prestación.

 

  • La gran invalidez es la situación del trabajador afectado de incapacidad permanente en grado absoluto, y que además necesita de la ayuda de otra persona para realizar las actividades más esenciales de la vida cotidiana, como puede ser el aseo personal, las comidas, las salidas para hacer las compras o ir al médico, entre otras. La prestación que recibirá el trabajador, siempre y cuando reúna los requisitos exigidos para su reconocimiento, consiste en una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora, incrementada en un 50% con el objeto de poder remunerar a la persona que está atendiendo a la persona que sufre de invalidez.

 

¿Cuándo se debe conceder la incapacidad permanente absoluta?

El Real Decreto Legislativo 8/2015 de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social define la incapacidad permanente en su art. 193 y de su lectura podemos deducir que puede declararse la situación de incapacidad permanente absoluta aun en aquellos supuestos en los que se pueda prever que hay posibilidades de recuperación, siempre que esta recuperación sea incierta o a largo plazo.

La Jurisprudencia que existe hasta la fecha ha determinado que cuando el trabajador se encuentre en una condición tal que no le permita mantener el esfuerzo requerido en cualquier actividad profesional, por mínimo que sea este esfuerzo, el trabajador se encontrará en situación de invalidez permanente absoluta pues el trabajador se encuentra ante la imposibilidad definitiva para realizar cualquier profesión.

Por lo tanto, será necesario que se reúnan los siguientes requisitos para poder conceder la incapacidad permanente absoluta:

  • Que el trabajador haya estado sometido a tratamiento.
  • Que el trabajador presente reducciones anatómicas o funcionales de carácter grave, y que estas sean susceptibles de determinación objetiva.
  • Que las secuelas que sufre el trabajador sean previsiblemente definitivas o bien que no sean definitivas, pero cuya curación sea incierta.
  • Que las lesiones o secuelas que sufre el trabajador produzcan una disminución o anulación de la capacidad laboral.

 

Una vez que has leído este artículo, nos gustaría que nos comentaras si tienes alguna duda al respecto, así como que compartieses con nosotros opiniones que puedas tener en torno a lo expuesto en él o experiencias que hayas tenido que quieras compartir con nosotros. Estaremos encantados de leer tus aportaciones al respecto y de comentar juntos aspectos que puedan ser de tu interés.

Comparte en:

Directora de Mindtraining. Abogada, coach co-activa certificada profesional (PCC) y profesora invitada de la Universidad de Barcelona, Pompeu Fabra y UDIMA.

 incapacidad laboral
02/09/2021

¿En qué casos me pueden conceder la incapacidad laboral permanente?

¿Crees que te puede interesar saber qué es la incapacidad laboral y qué tipos de incapacidad laboral existen? Pues bien, en este artículo explicaremos los casos en...

Qué es la gran invalidez
25/08/2021

¿Qué es la gran invalidez?

No debemos confundir lo que es la discapacidad, la incapacidad y la Gran Invalidez. En este artículo explicamos en detalle en qué consiste esto último y la diferenc...

 tests de personalidad laboral
16/06/2021

Beneficios de los tests de personalidad laboral

¿Has hecho algún test de personalidad laboral? ¿Qué aprendiste de ti al respecto? ¿Descubriste algo de ti en cuanto a los trabajos que mejor encajan para ti? Hoy ...