Recursos humanos: Consejos para reclutar a un buen equipo de trabajo

Recursos humanos: Consejos para reclutar a un buen equipo de trabajo

Reclutar personal es un elemento clave para el departamento de recursos humanos de cualquier organización que esté interesada en ser líder en su sector. Hoy veremos algunos consejos para que esta parte del macro-proceso de selección de recursos humanos sea todo un éxito.

¿Qué se entiende por reclutamiento en recursos humanos?

El reclutamiento es el proceso de atraer personas a nuestros procesos de selección. Atraer a un número suficiente de candidatos para las necesidades planificadas y programadas por la empresa y, además, de un perfil adecuado a dichas necesidades y a las descripciones de puestos de trabajo vacantes. Aunque se habla indistintamente de reclutamiento y de selección, el primero trabajaría la atracción de candidaturas y el segundo proceso incidiría más en las acciones orientadas a escoger las mejores candidaturas a través de diferentes pruebas y actividades.

El reclutamiento puede realizarse de manera clásica o bien adaptarlo a las nuevas herramientas del 2.0 y al trabajo colaborativo. Así, definiríamos al reclutamiento 2.0 como el proceso para captar candidatos activos y pasivos para nuestra organización, usando las redes sociales, app’s específicas de recursos humanos, portales de trabajo adaptados para móviles, etc. El reclutamiento 2.0 tiene ventajas. Normalmente hay un ahorro de costes, amplía el espectro de candidatos que pueden conocerse y con los que interactuar y, además, nos permite contactar con candidatos pasivos; aquellas personas con talento adecuado para nuestra empresa que no están pensando en cambiar de entorno laboral.

Consejos para reclutar a un buen equipo de recursos humanos

A continuación, vamos a tratar siete aspectos que pueden hacer mejorar nuestros procesos de reclutamiento.

1. Antes de reclutar y seleccionar hemos de tener claro qué tipo de personal necesitaremos a corto, medio y largo plazo. Así, el reclutamiento y la selección de personal se nutre de los procesos de planificación y de los inventarios de recursos humanos de la empresa. Saber qué necesitamos para la campaña de Navidad es urgente, pero saber qué perfiles de mandos directivos serán necesarios para nuestra expansión internacional a medio y largo plazo quizá lo sea más.  

2. Si queremos atraer candidatos potentes, la empresa tiene que ser percibida como un lugar óptimo para trabajar. Para ello, trabajar nuestra imagen de marca como empresa y que los empleados o los potenciales candidatos perciban la excelencia de nuestra cultura empresarial y de nuestras políticas y procesos de recursos humanos, son fundamentales. Desde hace unos años, periódicamente se publican listas con las mejores corporaciones para trabajar. Estos listados, en algunos casos, se han convertido en referencia para muchos trabajadores. 

3. Hemos de prestar atención al responsable de reclutamiento de la organización. Como vimos en un post anterior, debe reunir las máximas características del siguiente perfil competencial:

  • Conocimientos y experiencia en recursos humanos.
  • Orientación comercial.
  • Habilidad comunicativa.
  • Habilidad relacional tanto externa como internamente.
  • Sentido crítico y analítico.
  • Competencias tecnológicas.
  • Capacidad de negociación.

4. Utiliza una diversidad de canales para captar candidaturas; pero, sobre todo, no olvides el 2.0. Las redes sociales son unas excelentes aliadas para cualquier proceso de selección. Son una fuente magnífica de candidatos, donde, además de poder interactuar con ellos, podrás conocer cómo son a través de sus dinámicas 2.0. Así, como empresa, es imprescindible que estemos en Linkedin y que, además, también podamos interactuar a través de otras redes como Twitter o Facebook.

5. El proceso de reclutamiento ha de estar siempre abierto. La idea no es activarlos cuando hay vacantes, sino ir haciendo prospección de buenos perfiles de manera continua. No busques sólo por las vías tradicionales, abre el espectro y estate atento a otros foros.

6. No olvides que el reclutamiento es una fase de la selección de personal. Atraer candidatos si después olvidamos realizar una eficiente selección, no servirá de nada. Así que observa ambos procesos como complementarios y, al adentrarte en la selección:

  • Monta un proceso riguroso, objetivo y con pruebas óptimas que nos orienten a conocer al candidato, a profundizar en sus competencias y también a evaluar su grado de adaptación a nuestra cultura corporativa, así como sus posibles intereses y aspiraciones.
  • No realices procesos de selección muy largos. Tampoco contrates de manera precipitada. Equilibra la reflexión con la acción, siempre es una buena fórmula.
  • Si no tienes capacidad para realizar el proceso de selección de personal de manera solvente, contrátalo fuera. Muchas empresas son especialistas en reclutar y seleccionar personal.

7. Y, por último, ten en cuenta que tanto el reclutamiento como la selección de recursos humanos han de estar alienados con los objetivos estratégicos corporativos, con su         misión, visión y valores y deben ayudarte a construir marca también a través de sus propios procesos.

¿Sabéis qué empresas son las que están mejor valoradas y, por tanto, tienen más capacidad de reclutar talento? 

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión de Recursos Humanos 2.0