Noah Ritter: el niño más viral del momento

Noah Ritter: el niño más viral del momento

Desde hace tres días, un niño de cinco años de Estados Unidos se ha convertido en el reportero más conocido y más viral de la red. Este niño que está causando sensación en Internet se llama Noah Ritter y se ha hecho famoso gracias al desparpajo con el que respondió a una entrevista de una televisión local. Es indudable que se ha convertido en todo un fenómeno consiguiendo casi 10 millones de visitas en YouTube y luego siendo entrevistado en uno de los programas de máxima audiencia en EE.UU., Good Morning America. Hoy os compartimos los enlaces de este niño pelirrojo con pecas cuyos vídeos han sido vistos por medio mundo, e incluso están apareciendo las primeras imitaciones.

Noah Ritter en el programa Good Morning America

Noah Ritter consiguió saltar a la fama tras toparse con una presentadora de un canal local que quedó maravillada por la frescura, espontaneidad, desparpajo y la capacidad de este niño de razonar como si fuera un adulto. Prácticamente consiguió apoderarse del micrófono y consiguió encandilar en primera instancia a todos los espectadores del programa. Luego, se hizo popular entre los internautas y finalmente, el programa Good Morning America se hizo eco se la popularidad de Noah dedicándole un espacio en su programa.

Noah Ritter

Noah Ritter

Este es un ejemplo de viralidad y de popularidad que se puede conseguir a través de Internet y de gente anónima que han conseguido una popularidad inesperada a través de la red. Evidentemente estos son casos puntuales y estas personas que de repente se convierten en famosas gozan de algún rasgo, habilidad o capacidad que las diferencia de resto. En cierto modo, podemos decir que esto no ocurre por arte de magia. La visibilidad y la publicidad que nos da Internet, especialmente si un contenido se convierte en viral, se convierte un fenómeno tan potente que hoy en día a muchas marcas les cuesta conseguir a través de los canales tradicionales o cuando esta viralidad de pretende conseguir con fines comerciales. Si esta popularidad es bien gestionada, puede reportar grandes beneficios. Pero por el contrario, cuando no es así, puede generar una fama aplastante y con consecuencias bastante perjudiciales. Internet nos ofrece un sinfín de oportunidades que, gestionadas con sentido común e incluso sentido del humor, nos pueden abrir muchas puertas pero siempre teniendo presente que esta visibilidad digital no nos juegue malas pasadas.