Mostrar más resultados

¿Qué hace un hacker ético? Todas sus funciones

Curso de Ciberseguridad
¿Qué hace un hacker ético? Todas sus funciones

Escrito por Alicia Pardo Crego

Internet ha revolucionado el modo de entender la comunicación y los negocios. Pero también ha creado nuevos peligros. Cada día, solo en nuestro país se cometen cerca de 40.000 ataques informáticos. Es por ello por lo que las empresas recurren a un profesional peculiar, un hacker ético, que hace todo lo posible por poner a prueba sus defensas digitales.

A diferencia de lo que suele pensarse, no se trata de un pirata informático. Con todo, parte de sus tareas es ponerse en el lugar de uno, tal y como veremos en este artículo. ¡Sigue leyendo y descubre sus funciones!

Las tareas y responsabilidades de un hacker ético: a qué se dedica

¿Qué hace un hacker ético? La respuesta rápida es simple: perpetra ataques al entorno informático de una compañía para detectar problemas en su protección y poder reforzarla.

Un Curso de Ciberseguridad resultará imprescindible si quieres dedicarte a este sector, ya que requiere un profundo dominio de la defensa online y de todo lo que puede provocar un ataque de los hackers criminales. Evitar la acción de estos delincuentes, también conocidos como crackers, será tu principal tarea. ¡Así es como la llevarás a cabo!

Monitorizar redes

Los fallos en la red pueden provocar problemas de seguridad. Lo que el hacker ético hace para evitar este escenario es monitorizarlas, es decir, supervisarlas a través de softwares específicos para la detección de errores.

La vigilancia comprende tanto las amenazas externas provocadas por terceros como las internas de la red, derivadas de desbordamientos del servidor o problemas en los dispositivos. Esto hace posible reaccionar mucho más rápidamente ante los incidentes informáticos y minimizar los daños que pueden causar.

Reunir información

La puerta de acceso de un cracker empieza en los datos. Como su función es sortearlos, los hackers éticos los imitan y reúnen un gran volumen de información sobre la compañía que ha recurrido a ellos.

No hablamos de su historia o de sus triunfos, sino de su IP o de los sistemas operativos que utiliza. De este modo, pueden comunicar a la empresa si resulta sencillo o no localizar datos que pueden comprometer sus defensas, y disponen de bastante material para seguir explorando sus vulnerabilidades.

Pentesting

Como dijimos, lo más importante que hace un hacker ético es tratar de localizar los fallos de seguridad de las corporaciones. Para eso, se ponen en la piel de los piratas informáticos y trata de hackear su sistema.

Esto implica, por ejemplo, hacerse con información confidencial, desbloquear las contraseñas de los agentes autenticados y sobrecargar los servidores. Entran al sistema como meros usuarios y van tanteando las defensas hasta encontrar una vulnerabilidad que podría pasarle factura al negocio.

Elaborar informes

Un análisis no es usable si no deriva en conclusiones. Parte de lo que hace un hacker ético es redactarlas en documentos, en los que reúne las debilidades que ha localizado. También es su cometido presentarles el informe a los responsables de la empresa, con el fin de que puedan tomar medidas.

Informar de los exploits

En ocasiones, los ataques de un hacker ético son simplemente altruistas. Al igual que en una auditoría, el profesional trata de sobrepasar las defensas informáticas y detectar el exploit o el modo de sacarles provecho.

Como hablamos de hacking ético, no lo utilizan en su propio beneficio. En su lugar, avisan a la compañía para que lo solucione y pueden llegar a hacer público el exploit si esta no actúa.

Realizar propuestas de seguridad

Como su labor es pensar como un ciberdelincuente, no hay nadie mejor que estos profesionales para idear los métodos de defensa. Los negocios que los contratan pueden pedirles planes para reforzar su seguridad o protocolos de actuación ante un ataque.

Concienciar a las compañías

Las empresas no son las únicas responsables de la seguridad. Cada uno de sus trabajadores puede contribuir a evitar a los crackers, ya sea cerrando la sesión en sus cuentas o poniendo claves difíciles de descubrir.

Un experto en ciberseguridad puede enseñarles cómo prevenir los ataques o, por ejemplo, qué hacer si les hackean una cuenta de las redes sociales corporativas. Además, crea conciencia sobre los principales tipos de estafa que existen y les educa sobre el modo de gestionar correos electrónicos sospechosos.

Velar por la reputación de la empresa

Es una tarea indirecta, pero muy real y, sobre todo, con un gran peso para los negocios. Al fin y al cabo, si las compañías ponen a prueba sus datos es para evitar que se filtre información sensible que podría dañar su marca, sus usuarios y sus beneficios.

Con sus evaluaciones de seguridad, lo que hace un hacker ético es ayudar a que la empresa se perciba como una firma confiable y sólida, de la que los clientes pueden fiarse tanto a la hora de servirles como de guardar sus datos. También contribuyen a evitar escándalos, como los chantajes que podrían llegar a sufrir a manos de un cracker.

¡Conviértete en hacker ético con un curso a tu medida!

Según los últimos informes, en 2024 se necesitarán más de 83.000 especialistas en defensa informática. El pronóstico tiene sus motivos, y es que cada vez más empresas se están uniendo al proceso de digitalización, lo que las obligará a invertir en esta clase de expertos.

Si quieres acceder a las ofertas de trabajo que generarán —y que ya están generando—, te recomendamos que consultes nuestro Curso de Ciberseguridad. Se trata de un plan de estudios flexible donde podrás aprender de manera lúdica con propuestas como nuestro escape room, en el que se pondrán a prueba todas tus habilidades para el hackeo.

El programa cuenta con una comunidad online de aprendizaje y con un doble título para que acredites los estudios cursados. Acompañamos el diploma propio de Deusto Formación con otro de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, que recibirás cuando los superes satisfactoriamente.

Además, como la carga lectiva del curso es de 200 horas, dispondrás de 8 créditos ECTS con los que engrosar tu currículum. Infórmate ahora, aprende los trucos de los crackes, ¡y pon a prueba los cortafuegos de las compañías!