Gestión de la tesorería: cómo negociar con las entidades financieras

Gestión de la tesorería: cómo negociar con las entidades financieras

En el post de hoya vamos a hablar de la gestión de la tesorería, ya que se trata de un punto muy importante a tener en cuenta en las sociedades cuando tienen un problema de liquidez y necesitan dinero en sus cuentas.

En primer lugar para saber cómo debemos negociar con las entidades financieras, debemos explicaros qué cuestiones se analizan por parte de los bancos a la hora de darnos un crédito.

¿Qué cuestiones analizan las entidades financieras de nuestra empresa? 

  • Clientes: una de las cuestiones que debemos analizar a la hora de negociar con las entidades financieras es saber que van a analizar nuestra cartera de clientes, ya que lo preocupa a los bancos en general es la capacidad de pago de las diferentes empresas. Por ello suelen analizar la relación que tenemos con nuestros clientes, si nos pagan a tiempo, si tenemos capacidad de liquidez inmediata, pero también de la respuesta que tenemos con nuestros proveedores, si somos capaces de liquidar nuestras deudas de manera rápida y efectiva. Para ello por ejemplo, pueden pedirnos el modelo 347 en el que se reflejan las operaciones con terceros, en concreto con cada proveedor que superen los 3.005.-Euros.
  • Historial de cobros y pagos: el primer punto nos llevar a este segundo, si analizan nuestra cartera de clientes y proveedores van a conocer nuestra capacidad de pago, de manera que podrán analizar si somos un cliente potencialmente moroso o no. Es por ello que para poder negociar con la entidad financiera deberemos intentar regularizar nuestra situación económica a la hora de pedir un crédito, por ejemplo, si tenemos muchos clientes que nos deben dinero y pueden aportarnos liquidez intentar que nos realicen todo o parte de su deuda pendiente.
  • Garantías: otro de los puntos que analizan las empresas a la hora de darnos un crédito es disponer de garantías que puedan cubrir nuestro crédito en el caso de que en algún momento no podamos pagarlo. Para una entidad financiera garantís fiables son por ejemplo los coches de empresa, naves industriales, acciones de la empresa, etc. Lo que intentará hacer la entidad financiera es que dejemos nuestros bienes como nuestro aval del crédito, es por ello que debemos pensar que activos queremos entregar como aval.
  • Otros créditos: otra de las variables que va a analizar la entidad financiera cuando vayamos a negociar un crédito con ella es si disponemos de otros créditos en otras entidades financieras, es muy importante que nos tengan como un buen nuevo cliente, y como hemos dicho no nos pongan la etiqueta de morosos desde el principio.

¿Cómo debemos negociar con la entidad financiera como empresa?

  • ¿Qué cantidad de dinero necesitamos? Es muy importante que tenemos bien claro la cantidad de dinero qué necesitamos exactamente para no pedir más del necesario ya que cuanto más pidamos más intereses nos van a cobrar, y más nos costará devolverlo.
  • Tipo de financiación: otro de los puntos que debemos tener muy claros a la hora de ir a negociar con una entidad financiera, es que tipo de financiación necesitamos. Si por ejemplo necesitamos una financiación a corto o a largo plazo, si vamos a amortizar de manera más o menos rápida el crédito, etc. Debemos tener las ideas claras para poder negociar las condiciones con el banco.
  • Conocer al banco: otro de los puntos que debemos conocer a la hora de negociar con una entidad financiera, es conocer a la misma, de manera que sepamos qué tipo de banco nos conviene más. Hay bancos en los que se trabaja mucho de manera on-line, otros en los que se prefiere la atención personalizada en la oficina, debemos conocer al banco para saber qué nos conviene más a la hora de elegir con cuál de ellos vamos a contratar.
  • Conocer las condiciones: es muy importante conocer las condiciones antes de contratarlas, hoy en día podemos avanzar mucha información antes de acudir a la entidad financiera. Si nos preparamos un poco las condiciones que estamos dispuestos a aceptar conseguiremos realizar un mejor trato.
  • Préstamo o crédito: antes de ir a negociar con la entidad financiera debemos tener claro si vamos a pedir un crédito o un préstamo, en el primer caso la entidad financiera nos adelanta una cantidad de dinero elevada a crédito, es decir, de la que no disponemos ahora pero dispondremos en el futuro y devolveremos, o un préstamos en el que nos descuentan una serie de gastos y que deberemos devolver en el plazo que pactemos.

Como veis, a la hora de negociar con las entidades financieras debemos tener en cuenta una serie de claves para conseguir las mejores condiciones posibles, desde tener muy claro el dinero que necesitamos, hasta estudiar el mercado y conocer las distintas condiciones que puede ofrecernos cada banco.

En cuanto a vosotros nuestros lectores, ¿os habéis encontrado en situación de tener que negociar con una entidad financiera? ¿creéis que las claves que os hemos dado pueden serviros para negociar en el futuro? 

Curso relacionado: Curso Superior de Gestión Financiera