27774

La responsabilidad tributaria de los administradores de las empresas

La responsabilidad tributaria de los administradores de las empresas

Hoy vamos a hablar de la responsabilidad tributaria de los administradores de las empresas respecto a Hacienda Pública, puesto que la no asunción de sus deudas tributarias está a la orden del día en las noticias. Así pues la Ley General Tributaria (58/2003) regula la responsabilidad tributaria de los administradores de las entidades jurídicas. Esta misma Ley establece dos regímenes de responsabilidad: solidaria y subsidiaria, de manera que en su artículo 42.1 a se establece que son responsables solidarios las personas o entidades que sean causantes o colaboren activamente en la realización de una infracción tributaria, alcanzando tanto a los administradores de hecho como a los de derecho. La responsabilidad alcanza la deuda tributaria y la sanción, que en su caso, resulte impuesta por la Administración Tributaria.

La responsabilidad tributaria de los administradores viene definida en la Ley General Tributaria

La responsabilidad tributaria de los administradores de las empresas

Así pues en este sentido debemos hacer referencia al artículo 43.1 a) de la Ley General Tributaria donde se define al Administrador infractor, de manera que se establece que son responsables subsidiarios los administradores de hecho o de derecho de las personas jurídicas que, habiendo cometido infracciones tributarias, hubiesen consentido el incumplimiento por quienes de ellos dependan o hubiese adoptado acuerdos que posibilitasen las infracciones referidas.

Es muy importante darnos cuenta que se exige un elemento subjetivo consistente en la voluntad del administrador de querer defraudar a la Hacienda Pública. El artículo 43.1 b) de la Ley General Tributaria establece que son responsables subsidiarios, también, los administradores de hecho o de derecho de aquellas personas jurídicas que hayan cesado en sus actividades, por las obligaciones tributarias devengadas hasta el momento del cese, siempre y cuando no hubieran hecho lo necesario para su pago o hubieren adoptado acuerdos o tomado medidas causantes del impago. Daros cuenta que ser administrador de una empresa no consiste tan solo en firmar papeles sino que debéis tener muy en cuenta las responsabilidades, entre ellas las tributarias , a las que debéis hacer frente para no incurrir en ningún delito. De aquí la importancia de la responsabilidad tributaria de los administradores.

Xavi Navarro

Diplomado en ciencias empresariales, estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especializado en funciones de control y gestión financiera y contable.