El geofencing es tendencia en apps
04/12/2017

El geofencing es tendencia en apps

Desarrollo de apps

Es posible que nunca hayáis oído hablar del término geofencing. No os preocupéis, se estima que un 70% de la población tampoco, pese a que actualmente se usa bastante a nivel de márqueting y promoción de servicios o negocios. Hoy vamos a explicar de qué se trata y por qué está siendo una tendencia real a la hora de publicitar o usar ciertos aspectos de algunas aplicaciones.

Geofencing en tu día a día sin que te des cuenta

¿Pero qué es el geofencing? Si lo traducimos de forma literal, serían vallas posicionadas en el espacio geográfico. No lo debemos coger de forma literal ya que no nos vamos a encontrar una barrera en nuestro camino cuando demos un paseo y que el teléfono reaccione a ella. Estamos hablando en el ámbito digital. El geofencing son delimitaciones invisibles que se establecen en partes del mapa con una finalidad, habitualmente la de mandar publicidad a sus usuarios. Para que todo esto funcione, por supuesto, debemos tener los servicios de localización activos y con permisos, los cuales reaccionan cuando alguna de las aplicaciones que tenemos instaladas se le han sido otorgados dichos permisos. Por ejemplo, imaginemos que tenemos la app de una cafetería y le hemos dado la autorización de que utilice nuestro GPS (de forma pasiva, porqué si no gastaría mucha batería), y un día que hay ofertas, entramos dentro del área que ha delimitado con geofencing. En el momento que entremos en esa zona de acción, nos pueden mandar una notificación push al teléfono con el anuncio de dichas ofertas, de forma automática. Esto es genial porqué nos aseguramos que únicamente los usuarios que están cerca van a ver el anuncio. Recordemos que, en el ejemplo de push, para poder mandar las notificaciones debemos consumir una cantidad de peticiones, y si queremos más, por lo general, hay que pagar una tasa. Con esto vamos a filtrar y a ahorrar en recursos cuando queramos informar de un servicio a nuestros usuarios.

Su funcionamiento se basa en una mezcla entre el GPS y el uso de los datos móviles, con la idea de establecer puntos generadores los cuales se cierran entre ellos, creando un área de acción digital por la cual los usuarios van a entrar y salir. De hecho en Estados Unidos incluso puedes hablar con proveedores de red para que sean ellos quienes establezcan estos delimitadores. Esto provocará que los usuarios de dichas redes móviles reciban estas noticias o anuncios de los establecimientos suscritos a el área de acción. Le tecnología usada se basa en beacons, que son estos puntos que mencionaba, pero antiguamente únicamente usaban el bluetooth para actuar. Con la evolución al geofencing, se logra una distancia mayor a 50 metros, que es el radio de acción predeterminado del bluetooth.

Pero no todo es marqueting y publicidad. Esta tecnología se usa también para ayudar a los padres y poder tener un mayor control sobre sus hijos e hijas cuando no están a su alcance de visión. No estamos hablando de control sobre lo que hacen ni mucho menos, pero si otorgar a los padres un mayor grado de seguridad para saber si están, por ejemplo, abandonando un área que no deberían como puede ser el centro educativo, o un parque infantil. El teléfono es un aparato que siempre llevamos encima y sin duda es un gran aliado en estos casos, de modo que para estar más tranquilos, un aplicativo para esta tecnología puede ser perfectamente darle un apoyo a la hora de saber si algo va mal.

Y finalmente, un uso muy común es la localización de vehículos, como los buses o empresas de mudanza. Gracias al geofencing, las empresas pueden saber dónde están sus trabajadores con el coche en todo momento y saber si algo va mal, no con el objetivo de controlarles, si no para complementarlo, perfectamente, con una aplicación que marque los tiempos a los usuarios, algo parecido a las aplicaciones de transporte público que te marca el tiempo de espera en todo momento de forma actualizada. Si bien es cierto que se puede crear un algoritmo que calcule la diferencia entre el vehículo y la posición de la parada, a través del GPS, es mejor delimitar áreas con los beacons y que el dispositivo salte cuando entran o las abandonan.

Como podéis comprobar, esta tecnología es muy útil y tiene muchas aplicaciones en el campo real, por lo que no es de extrañar que empresas o servicios cada vez se interesen más en implementarlo en su rutina para informar a sus clientes existentes, o atraer de nuevos, mejorando así sus ingresos y fidelizando de forma no intrusiva los usuarios potencialmente interesados en sus productos.

¿Conocías el geofencing? ¿Te parece una buena propuesta?¿O más bien crees que puede vulnerar tu privacidad? Házmelo saber en los comentarios

Curso relacionado: Curso Superior de Desarrollo de Aplicaciones para Móviles

Comparte en:

Grado Superior de Desarrollo de Aplicaciones informáticas en la Salle de Barcelona. Trabaja actualmente como desarrollador de aplicaciones para móviles, especialidad en videojuegos.

El auge de la tecnología beacon en las apps
25/03/2020
Jordi Mula

El auge de la tecnología beacon en las apps

El posicionamiento, la ubicación y la geolocalización son elementos cada vez más integrados en el desarrollo de aplicaciones. La geolocalización en exterior es un ...

¿Qué debe aportar el cliente para desarrollar una app?
27/02/2020
Jordi Mula

¿Qué debe aportar el cliente para desarrollar una app?

En muchas ocasiones el cliente por desconocimiento no sabe qué datos o elementos debe proporcionarnos para poder generar ese plan de asesoramiento inicial, vamos a ve...

Que es una game jam y que se puede esperar de una sesión
13/02/2020
Jordi Mula

Que es una game jam y que se puede esperar de una sesión

El mes pasado fue la Global Game Jam, y con motivo de este evento internacional que se da lugar en diferentes países y en diferentes sedes, vamos a hablar un poco sob...