6 pasos para crear una cultura corporativa para una empresa

6 pasos para crear una cultura corporativa para una empresa

Para entender el concepto de cultura corporativa debemos tener muy claro que una empresa comunica con cualquier actuación y manifestación que realice. Y aunque parece una sentencia muy  fácil de entender, es compleja. Toda empresa es percibida de una forma u otra según como se proyecta, es decir, según aquello que transmite. Sea de forma controlada o de forma inconsciente es identificada por clientes, proveedores, organizaciones,…según la forma en  que la definen su identidad e imagen. La identidad es aquello que la empresa ‘quiere ser’ y así lo manifiesta. Por su lado, la imagen es la percepción o reflejo que se forma hacía la empresa. La identidad e imagen están inter relacionadas y conforman la cultura corporativa. Ésta se define con el conjunto de valores, costumbres, creencias y prácticas de la empresa.

Beneficios de trabajar la cultura corporativa

Las empresas que deciden cuidar la cultura corporativa de su empresa, encuentran grandes beneficios a nivel interno y externo.

A nivel interno, ayuda en la cohesión del equipo humano ya que los trabajadores logran identificarse con la empresa. Está demostrado que a mayor grado de identificación, hay también mayor compromiso, motivación y en definitiva, los trabajadores son más eficientes. Se sienten cómodos en su puesto de trabajo y difícilmente tienden a pensar en irse de la empresa. Además se logra que los trabajadores sean los mejores embajadores de la empresa hacía la sociedad. Conseguir que el equipo humano hable bien y trasmita el mismo mensaje de la organización hacía el exterior, se puede considerar un gran logro a nivel de cultura corporativa.  Otro aspecto interesante es la posibilidad a captar y retener talento y conseguir un equipo competente en un buen entorno de trabajo.

A nivel externo, ayuda a tomar el control de la buena percepción por parte de la sociedad con relación a la empresa. Estamos transmitiendo, en definitiva, el ‘carácter’ y  forma de hacer las cosas. Si somos capaces de ser nosotros quien dirigimos el rumbo, conseguiremos controlar como queremos ser identificados.  También hace más fácil determinar estrategias en la empresa. Nos referimos a estrategias estructurales internas, a tomar decisiones de crecimiento,..etc. Y somos capaces de comunicar lo que nos interesa a cada segmento de la sociedad, por lo tanto nos convertimos en un  empresa más inteligente y abierta.

Pasos para crear la cultura corporativa de tu empresa

Si después de conocer los beneficios, si te interesa empezar a cuidar la cultura corporativa de tu empresa, a continuación te indicamos unos pasos esenciales para empezar a desarrollarla. Recuerda que la cultura corporativa es un aspecto de debe cuidarse día a día:

1  Empezar de des de arriba

Es indispensable en primer lugar que los CEO’s, fundores o directivos de la empresa tengan  clara la necesidad y beneficios de la cultura corporativa. En ocasiones es necesaria una reestructuración o cambios en la manera de actuar dentro de la empresa y debe liderares des de arriba y transmitirse a toda la organización. Si no hay inicialmente confianza, es bastante posible que fracasemos.

2  Definir visión, misión y valores

Toda empresa tiene que tener definidos claramente estos tres conceptos y además, saber trasmitirlos adecuadamente. Bien delimitados, ayudarán a tomar decisiones de la empresa. La misión es la razón de ser de la empresa, es decir, define el porqué de su existencia. La visión por su lado, define a lo que quiere llegar a ser o alcanzar la empresa. Los valores detallan nuestra forma de ser. Son el punto de partida para desarrollar la cultura corporativa.

3  Involucrar a toda  la empresa

Una vez tenemos definidos los conceptos anteriores, se debería empezar a desarrollar el modelo de cultura corporativa que nos interesa proyectar. En este momento es ideal empezar a implicar al equipo humano de la empresa. Una interesante propuesta es hacerles participes de este momento. Por ejemplo se les puede pedir opinión o incluso proponer un brainstorming. Escuchar sus ideas no solo les acercará  a este proceso, sinó que servirá a la empresa a sacar seguro ideas interesantes y es una buena fórmula para conocer como nos ven los empleados como empresa.

4- Definir la cultura corporativa

Llega el momento de plasmar la cultura corporativa que nos interesa. Se trata de definir el modelo que se desea y establecer las bases para hacerla llegar a todos los implicados. Para definir el modelo se deberán tener en cuenta aspectos como comunicación de la empresa (mensajes) , comportamiento, conductas, valores,… entre otras. Además debe ir acompañada de la formula de hacerlo llegar a todo el equipo.

5 – Aplicación de la cultura corporativa

No se tiene cultura corporativa de un día por otro. Se trata de todo un proceso de implementación y de asimilación por parte de la empresa.

Es recomendable trabajar la aplicación con el departamento de comunicación interna para que la cultura corporativa se vaya extendiendo entre los trabajadores del equipo. Otra fórmula que funciona muy bien es detectar líderes entre el equipos humano que puedan ayudar a ejecutar iniciativas.

Por otro lado, también se trabajará aspectos destinados a nuestra proyección exterior, como los mensajes a lanzar, imagen, reputación entre muchos otros.

6 –  Compartir logros

Por último y no menos importante, es esencial compartir los buenos avances de la cultura corporativa con la empresa. Esto implica cualquier novedad que vaya relacionada directa o indirectamente con resultados producidos de la aplicación de ésta.

Como vemos, hay distintos aspectos a tener en cuenta para crear una cultura corporativa óptima. Ser coherente y  estar motivado son esenciales para poder avanzar en la buena dirección

¿Crees que tu empresa tiene bien trabajada la cultura corporativa?¿Qué mejorarías?

Curso relacionado: Curso Superior de Comunicación Corporativa