27815

El ABC del inbound marketing

El ABC del inbound marketing

Hablar de marketing digital es hablar de inbound marketing y por esto en el post de hoy queremos analizar qué hay detrás de esta manera de entender el marketing. El primer aspecto que caracteriza este enfoque es el hecho de que se centra en el cliente y en dar respuesta a todos los cambios y necesidades del consumidor. El principal aspecto del consumidor de hoy en día y lo que hace que nazca esta manera de entender el marketing es que los clientes hoy en día están cada vez más informados. Esto hace que los consumidores dejan de tener un rol pasivo en el cual se dejan impactar por los mensajes publicitarios y pasan a tener un rol activo en el cual ellos deciden qué información quieren recibir y como.

Y no solo los consumidores deciden qué impactos quieren recibir sino que interactúan con las empresas. Para dar respuesta a este cambio de paradigma, el inbound marketing establece un diálogo con los clientes y se aleja de los monólogos característicos del  marketing y la comunicación tradicional. Lo que permite que el inbound marketing siga esta filosofía es el conocimiento de los clientes o potenciales clientes, la capacidad de segmentación, y el consentimiento que ellos han dado para recibir la información. Todo esto junto hace que el inbound marketing se centre en atraer a los clientes.

Mientras que el enfoque más clásico, outbound marketing, se basa en perseguir a los clientes. Esta concepción se basa también en el concepto del permission marketing, que consiste en dejar a un lado el intrusismo de campañas de comunicación más clásicas y nos centramos en conseguir el consentimiento del público afín a nuestro producto o servicio, para luego poder seguir con el proceso de venta. De algún modo, se trata de empezar la venta con “buen pie”, y ello nos permite ahorrar en costes ya que no intentamos llegar a un gran público para convencer a unos cuantos sino que intentamos llegar directamente a los que nos interesan.

El inbound marketing es cada vez más importante

inbound marketing vs. outbound marketing

Desde que se empezó a hablar del concepto de inbound marketing en 2005 y se consolidó en el 2009, observamos cómo desde entonces la evolución de la conciencia de la importancia de este enfoque ha crecido exponencialmente. Podemos diferenciar tres pilares básicos en los que se sustenta este enfoque: el marketing de contenidos, el SEO y las redes sociales. A través de estas tres estrategias básicas el objetivo es atraer tráfico de calidad a nuestra página web y conseguir buenos ratios de conversión. Para ello, la capacidad de segmentación es fundamental ya que realizaremos acciones personalizadas para los segmentos de público al que queremos llegar y al que sabemos que les interesa y les aporta valor nuestro contenido. Si nos centramos en el marketing de contenidos, el principal objetivo es atraer a los clientes a través de varios contenidos que sean de su interés y que les aporten. Existen muchas técnicas para desarrollar la estrategia de contenidos entre las cuales encontramos la creación de páginas web y landing pages (páginas de aterrizaje) específicas, artículos en blogs corporativos, notas de prensa, folletos digitales, boletines de noticias, vídeos, archivos multimedia, etc. Como hemos comentado antes, todos estos contenidos como más se ajusten a los gustos y necesidades de los consumidores, mayor será su efectividad y vinculación con ellos.

El papel del posicionamiento SEO en el inbound marketing

Otro de los elementos que hemos mencionado como clave dentro de la estrategia de inbound marketing es el posicionamiento SEO. Se trata de todas aquellas estrategias dentro de la página web y también fuera que hacen que mejore el posicionamiento natural en los buscadores. Está claro que cuando los consumidores busquen nuestros productos o categoría de producto, será más fácil seducirlos si aparecemos lo más arriba posible en la página de resultados de los buscadores. Finalmente, otro aspecto esencial dentro de la estrategia de inbound marketing es la comunicación en las redes sociales. Cada vez más, los consumidores las usan como una fuente de información y también como canal de comunicación con las empresas. Está claro que los “me gusta” de nuestros fans y seguidores nos indican que tenemos un público interesado por nuestra marca y nuestros productos.

Y a partir de ese momento, podemos establecer una comunicación con ellos a través de la cual les podremos mantener informados y ellos también podrán compartir con nosotros sus opiniones y, a su vez, inspirar a sus contactos, convirtiéndose en embajadores de nuestra empresa. Así pues, vemos que el inbound marketing tiene un enfoque más personalizado y colaborativo que no el outbound marketing que se basa en una comunicación más intrusiva y que el consumidor no tiene porqué haber solicitado. Pero de todos modos, si bien ambas técnicas son diferentes no hay que entenderlas como antagónicas, sino que son complementarias. De hecho es importante conocer a nuestro público, tenerlo bien identificado, saber dónde y cómo se informa, y a partir de ahí decidir cuál es la mejor manera de llegar a él.

Anna Mercadé

Máster en Marketing y Máster en Management con más de 7 años de experiencia en marketing y comunicación online y offline, publicidad y relaciones públicas en empresas multinacionales. Excelentes capacidades interpersonales, liderazgo, proactividad y entusiasmo.