27599

Dove apuesta por el Marketing Emocional en 2013

Dove apuesta por el Marketing Emocional en 2013

Ya el año pasado vimos que Dove arriesgaba por el marketing emocional como estrategia a llevar a cabo y este año sigue dando pasos por el mismo camino.

Dove quiere transmitir la importancia, y necesidad, de querernos más a nosotras mismas, y con estas campañas pretenden recordarnos que ellos está ahí para hacerlo posible. 

En Mayo de 2012, Dove quiso hacer una campaña especial de Marketing Emocional por el día de la madre, como podréis ver en el vídeo, sorprendió a varias madres que asistían como espectadoras a una película del Cine «Cinema City» de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), fueron sorprendidas por sus hijas que se encontraban en otro país estudiando/trabajando y no se veían. Vale la pena que perdáis unos minutos viendo el vídeo adjunto.

Dove y el día de la madre 2012

Este año 2013, la marca de cremas ha querido seguir la misma línea, y se ha arriesgado con una campaña en la que aparece Gil Zamora, ex-creador de retratos para el FBI. Gil trabajó durante 6 años en el departamento de Policía de San José. En el anuncio se le ve a él en una silla con un caballete de pintura, junto a una cortina que le separa de una silla donde se van sentando varias mujeres. Él, sin ver el rostro de cada una de ellas, les pide que se describan, les pregunta por su pelo, su mentón, y durante las sesiones hablan de diferentes características de su cara. A partir de esas descripciones, Gil va dibujando cómo la imagina.

Posteriormente, en una segunda tanda, hacen pasar a otras personas, hombres y mujeres, los cuales han conocido previamente a las chicas retratadas. Gil, también sin verles a ellos, les pide que describan a la chica que habían conocido ese día, y cada uno detalla las características que recuerda de ellas.

El resultado son dos retratos por mujer, uno basado en su propia descripción, y otro basado en un desconocido con el que le habían hecho entablar conversación antes de la sesión. Para sorpresa de cada una de las mujeres retratadas, el dibujo basado en su explicación  siempre era el del rostro de una mujer más fea de lo que realmente era ella misma, mientras que el dibujo creado a partir de la descripción del desconocido, era sorprendentemente muy parecido al de la mujer, donde se le veía guapa incluso hasta feliz.

Con esta campaña, Dove quiere transmitir la importancia, y necesidad, de querernos más a nosotras mismas, y recordarnos que la marca («Dove») está ahí para hacerlo posible. Influye, también, en la reflexión sobre el hecho de olvidar aquellos aspectos a los que tanta importancia damos pero que en realidad son cosas insignificantes, para que aprendamos a valorar otras que son las que realmente importan, entre ellas, nosotras mismas.

Este tipo de campañas son muy efectivas pero donde tienen su mayor efecto viral es siempre en Internet, conviértete en un experto en redes sociales con nuestro Programa Superior de Community Manager. Haz clic aquí para tener más información.