Principales usos de la geolocalización móvil

Principales usos de la geolocalización móvil

En el post de hoy queremos analizar qué implica el concepto de geolocalización móvil y qué tecnología hay detrás de este concepto que cada vez más coge más fuerza. La geolocalización viene del término inglés geolocation y se refiere a la localización geográfica de un dispositivo, ya sea un dispositivo móvil, un ordenador, o cualquier otro aparato que pueda conectarse a internet. Esta última categoría de dispositivos está llegando con fuerza con la proliferación de “dispositivos llevables”, conocidos como wearables, junto con el concepto del internet de las cosas.

La tecnología de la geolocalización

Los móviles actuales incorporan un sistema de GPS, es decir, un Sistema de Posicionamiento Global, que permiten identificar la situación exacta, o también a través de otras señales. Lo móviles son dispositivos complejos de radiocomunicaciones que reciben y envían señales a las torres de comunicación de las redes de telefonía, y a través de los transmisores de baja potencia se conectan a las antenas más cercanas. Es por ello que un móvil puede proporcionar información sobre su ubicación ya sea a través del GPS o a través de la conexión que establece con la red de telefonía en general. La tecnología de geolocalización a través de GPS ya está muy extendida y son muchos los usuarios que están familiarizados con este concepto. Pero no por ello tiene que hacer frente a adversidades siendo las principales el consumo de batería y también el coste elevado del uso de datos en el extranjero (roaming). Para ello, están apareciendo los “beacons” para solucionar estos inconvenientes. Esta tecnología se basa en el uso emisores que emiten señales de corto alcance vía Bluetooth, 50 metros aproximadamente. La señal, que se compone de tres valores numéricos, es única para cada aparato y puede ser localizada por otro dispositivo rastreador. Si bien esta tecnología tiene una penetración muy baja todavía, se prevé un gran crecimiento debido a las ventajas que aporta.

Usos de la geolocalización móvil

Según estudios del sector, el 19% de los usuarios de teléfonos móviles utilizan los servicios de geolocalización y esta cifra va creciendo exponencialmente. El grado de adopción de este uso depende de diferentes factores entre los cuales podemos destacar los siguientes:

  • Conocimiento por parte de los usuarios: si bien hay muchos usuarios que ya conocen    las aplicaciones de geolocalización y sus ventajas, todavía encontramos sectores de población de desconocen esta tecnología o incluso usuarios que se consideran detractores por el hecho de cierto impacto en la privacidad.
  • Oferta: a nivel de servicios y aplicaciones interesantes por parte de empresas, administración pública, instituciones, etc.
  • Funcionalidad disponible en el terminal móvil: dependiendo del dispositivo móvil y del sistema operativo que ser esté usando, se podrá explotar en mayor o menor grado los servicios y aplicaciones de geolocalización.

En cualquier caso, y teniendo en cuenta la consideraciones que acabamos de comentar, el uso y los beneficios de la geolocalización móvil son indiscutibles y queremos analizar algunos de los más destacados. Uno de los principales beneficios es a nivel de seguridad y localización de personas.

Casi todos los fabricantes de teléfonos móviles incluyen la funcionalidad de geolocalizar el teléfono para poder encontrarlo en caso de pérdida o robo. En muchos casos ya se trata de una funcionalidad incluida en el teléfono pero sino también hay la posibilidad de realizar este reconocimiento a través de una aplicación. También hay la posibilidad de enviar alarmas de emergencias a las autoridades o servicios sanitarios a través de las cuales se les comunicará nuestra petición de ayuda junto con nuestra geolocalización. A nivel de localización de personas, esta tecnología puede resultar especialmente útil para el rescate de excursionistas, localización de personas mayores o con limitaciones intelectuales o también para localizar la posición de los niños.

Estas herramientas nos pueden ayudar no solo en estas situaciones más extremas sino que se pueden convertir en un gran aliado en nuestro día a día. Una de las funcionalidades más usadas es para informarnos sobre el estado del tráfico a partir de la localización en la que nos encontramos. También nos puede servir para agrupar datos de nuestro dispositivo, como por ejemplo las fotos. A través de la geolocalización podemos consultar todas las fotos que hemos tomado en un determinado destino. Finalmente, otro aspecto muy importante de la geolocalización móvil es a nivel comercial, especialmente relacionado con campañas de e-commerce y de marketing online.

En este sentido, se abre un gran abanico de posibilidades a través de las cuales podemos enviar ofertas específicas a nuestros clientes o potenciales clientes en función de su localización. También hay aplicaciones que introducen un aspecto más social a la geolocalización para que los usuarios puedan saber si alguno de sus contactos se encuentra cerca de su alcance y por lo tanto se potencia la posibilidad de trasladar al mundo offline esa información que se inicia de forma digital.

¿Qué te parecen estos usos de la geolocalización móvil? ¿Usas aplicaciones con esta tecnología?