27330

3 estrategias para evitar el contenido duplicado en una web

3 estrategias para evitar el contenido duplicado en una web

El contenido duplicado es un importante enemigo del SEO, puesto que por un lado Google lo penaliza cuando es detectado por sus motores de búsqueda, lo que supone pérdida de puestos en el ranking y, por otra parte, puede confundir a los usuarios y dar una imagen de mala calidad de nuestras webs. Evitar el contenido duplicado, pues, es indispensable para mantener un buen SEO móvil para tu web.

La duplicidad de contenidos se produce cuando para un mismo contenido existen varias URLS. Esta situación se puede dar cuando se utilizan versiones independientes para la web estándar o de escritorio y la web móvil. Entonces, al existir varios dominios, subdominios y/o directorios que conducen a una misma página o diversos enlaces dentro de la web, pueden tener lugar las temidas entradas duplicadas en los resultados de búsqueda.

 SEO móvil contenido duplicado

Formas de evitar el contenido duplicado

1) El diseño responsive o web desing responsive

Este sistema elimina el problema de la contenidos duplicados totalmente y de raíz, ya que al utilizarse una sola web, que se adapta a cada dispositivo de forma automática, no hay ningún tipo de duplicidad en la URL, por lo que es imposible que los contenidos y entradas puedan aparecer más de una vez.

2)  Las metatags “rel=canonical” y “rel=alternate media”

Si por el motivo que sea hemos decidido no utilizar el diseño único o responsive y optar la implantación de webs independientes para el escritorio y los móviles, tendremos que utilizar otras alternativas para evitar   la aparición de entradas que indexen a las web de escritorio cuando el usuario esté navegando en un smartphone o una tablet y viceversa.

Sin duda, una de las opciones más efectiva es utilizar las metatags “rel=canonical” y “rel=alternate media” (de las que ya hemos hablado en el capítulo dedicado optimización de las metatags).

El funcionamiento es sencillo, basta con colocar en la cabecera de cada una de las versiones de la web la etiqueta correspondiente a la versión contraria para que el buscador la redireccione de forma automática, evitando así los duplicados en las búsquedas.

Un ejemplo práctico sería el siguiente:

En la web móvil

Colocar la metaetiqueta “rel=canonical” señalando a sus respectivas páginas de la web de escritorio:

<link rel=»canonical» href=»http://www.ejemplo.com/versión-de-escritorio/página-de-ejemplo/» />

En la web de escritorio

Usar la metaetiqueta “re=alternate media” para que redireccione a la web móvil, indicando además cuál es el tamaño máximo en el que se va a mostrar:

<link rel=»alternate» media=»only screen and (max-width:640px)» href=»http://m.ejemplo.com/página-de-ejemplo/» />

Para conseguir el objeto perseguido con estas metaetiquetas, debes asegurarte de que estén implementadas de forma cruzada, es decir, redireccionando a la versión contraria.

3) Usar la metatag restrictiva robots.txt

Otra posibilidad es usar la metaetiqueta robots.txt, que es una tag restrictiva que indica a los rastreadores de los buscadores a qué sitios pueden acceder y a cuáles no. Se trata de bloquear el contenido estándar en la versión móvil y, viceversa, es decir, impedir que los bots detecten el contenido móvil en la web de escritorio.

De esta forma, al menos en teoría, el contenido de la versión del dispositivo desde el que no se está navegando nunca es mostrado, o sea, no hay duplicidad.

Algunos expertos en SEO han señalado que las tags restrictivas no son del todo efectivas,  por lo que nuestra recomendación para evitar los duplicados en los contenidos sería el diseño responsive, siempre que las características de nuestra web hagan viable el uso de una única versión y, si no es así, entonces optar por la implantación de “rel=canonical” y su compañera “rel=alternate media”.