¿Cuándo deberíamos utilizar un gestor de contenidos o CMS?

¿Cuándo deberíamos utilizar un gestor de contenidos o CMS?

Ya hemos hablado anteriormente de los gestores de contenidos y resaltado sus virtudes como plataforma de blogging. Sí, hablo de Wordpress, una herramienta que presenté como una ayuda para hacer un blog. ¿Pero qué son exactamente los gestores de contenidos, y por qué deberíamos usarlos? Este post puede ser como una extensión del anterior, pero más generalizado, porque si recordáis, os hablé de los beneficios de usar Wordpress para vuestra página personal o empresarial, en vez de construir una desde 0, y ese ejemplo ya es un motivo para usar CMS. Vamos a profundizar en el tema y ver otros ejemplos más allá del blogging.

El gestor de contenidos CMS

Antes de nada, ¿qué es un CMS? ¿Se reduce a los blogs? Para nada. Un gestor de contenido es una herramienta, o conjunto de ellas, que nos facilitan el uso de otros servicios, como bases de datos, colocación de imágenes, etc, para crear un producto, ya sea una web, un foro, o, incluso a nivel de desarrollo, gestionar funciones y otros elementos de programación. A priori y de manera resumida, podemos ver que es algo muy útil. Vamos a coger el ejemplo del foro, ya que es un espacio en la red que podemos complementar con el blog y así tomamos algo distinto al otro post.

¿Cómo funciona un foro?

Una comunidad de usuarios deciden hablar de distintos temas compartiendo sus opiniones, a veces decorándolas con fotografías. Hay registros de usuarios, mensajes, imágenes y un buscador para encontrar mensajes específicos. Todo esto, hacerlo desde los cimientos, podéis deducir que es un trabajo muy complejo y costoso, y en realidad no merece la pena romperse la cabeza. Pero gracias a un gestor de contenidos, podemos dar todos los parámetros y que se forme “solo”, haciendo una puesta a punto para su uso. En resumen, trabajaremos con un CMS cuando queramos abaratar costes y no queramos hacer algo de cero. Una web hecha con Wordpress, un foro usando alguna herramienta que ya te haga la programación a partir de tus directrices o un gestor de conocimientos, o comúnmente llamado “wiki”…;son muchos los usos concretos que tienen los gestores actuales y que podemos adaptar a nuestras necesidades.

¿Qué tipos de CMS existen? 

Podemos encontrar CMS para:

  • Blogs y crear nuestras páginas personales
  • Foros, para poner a disposición de nuestros usuarios un sitio donde compartir su opinión
  • Wikis, para compartir conocimientos (la Wikipedia es un ejemplo de ello)
  • e-learning, como moodle, una plataforma para gestionar aprendizaje online, tanto a nivel de alumnos como de profesores
  • Tiendas virtuales. Incluso para la compraventa encontramos CMS a nuestro servicio.

Sabiendo esto, debemos evaluar qué nos sale más a cuenta, si invertir recursos en algo personalizado para nosotros, o tomar algo genérico y partir de ahí. Pese a que actualmente los gestores ofrecen una gran posibilidad de adaptación a nuestras necesidades, tanto estéticas como funcionales, es probable que a veces necesitemos mucha más integración de nuestra marca en ello. En estos casos sí que recomendaría usar una plataforma hecha desde 0, o si me apuráis, coger el código y adaptarlo. Pensad que muchos de estos gestores son de código abierto y podéis encontrarlo a vuestra disposición, y al estar bajo licencia libre no hay peligros con el copyright. ¿Cómo podéis saber si es open source? Buscad siempre este logo:

logo open source

Pero sabiendo que estamos aprendiendo y que nos interesa empezar con los recursos más bajos posibles, aprender a usar un gestor es lo que mejor se adapta.

Por qué utilizar un gestor de contenidos o CMS

Hoy en día se agradece tener las cosas cada vez más fáciles en el mundo digital y, aunque estemos aprendiendo y queramos avanzar en este campo de la programación o el diseño, hasta yo, a nivel personal, prefiero partir de un gestor de contenidos y adaptarlo a mi gusto, ya sea gracias a los menús, como modificando el código fuente de mi página, a construirla de cero. Incluso en altos niveles de desarrollo web esto ocurre, ya que para gestionar grandes estructuras en PHP se suele usar Symphony o Zend, dos frameworks que están catalogados como CMS, para el desarrollo web.

Ayudarnos de pequeñas funciones que hagan por nosotros tareas complejas, y que sólo debamos llamarlas y darle los argumentos con los que trabajar, se agradece muchísimo. Nosotros no nos debemos preocupar de cómo funciona una galería de imágenes, cómo centra las fotos en la mitad de la pantalla y oscurece los bordes, para simular un modo cine. Esto es una ardua tarea de CSS y HTML, junto a JavaScript (los lenguajes de los que hablé hace poco), y aunque os animé a estudiarlos y dominarlos, para estas cosas tan genéricas no merece la pena dedicar horas, si tienes una herramienta que te lo puede hacer. Pero no por comodidad. Pensad que si domináis dichos lenguajes, podréis hacer lo mismo que hago yo: tomar el gestor de contenidos por banda y someterlo a mis gustos, logrando unos resultados fantásticos gracias a la combinación de vuestros conocimientos y las facilidades de estos. Y si quieres ahondar todavía más en el desarrollo web, fórmate en ello con nuestro Curso de Creación y Desarrollo de Páginas Web

¿Alguna vez has usado un gestor, ya sea Joomla, Wordpress o Moodle, tanto a nivel administrador como de usuario? Si es así, comparte con nosotros tu experiencia en los comentarios.